Quiénes somos

Head Start promueve la preparación escolar de los niños que provienen de familias de bajos ingresos mediante agencias que trabajan dentro de su propia comunidad. El programa Head Start está autorizado por la Ley de Mejoras a Head Start para la Preparación Escolar de 2007 [PDF, 833KB].

Los programas Head Start y Early Head Start respaldan el desarrollo mental, social y emocional de los niños, desde que nacen hasta los cinco años. Además de servicios educacionales, Head Start proporciona servicios sociales, de salud, nutrición y de otra índole a los niños y sus familias. Los servicios de Head Start son sensibles a la herencia étnica, cultural y lingüística de cada niño y su familia.

Las familias deben solicitar ingreso en un programa de su área.

El Localizador de Head Start puede ayudarle a encontrar el programa que le quede más cerca a usted

Head Start alienta el papel que desempeñan los padres como los primeros y más importantes maestros de sus hijos. Los programas construyen relaciones con las familias, las cuales respaldan las relaciones positivas entre los padres y sus hijos, el bienestar familiar y las conexiones con sus pares y la comunidad. Head Start comenzó como un programa para niños en edad preescolar. El año pasado, los niños de tres y cuatro años componían más del ochenta por ciento de los niños atendidos en Head Start.

Early Head Start es un programa que atiende a las embarazadas, a los bebés y niños pequeños. Estos programas están a disposición de las familias hasta que los niños cumplen tres años y están listos para hacer la transición a Head Start u otro programa pre-kínder. Early Head Start ayuda a las familias a cuidar a sus bebés y niños pequeños mediante la prestación de servicios tempranos, continuos, intensivos e integrales.

Alrededor de 1,700 agencias, tanto privadas como públicas, con y sin fines de lucro, prestan servicios a nivel local. Estas reciben subvenciones del gobierno federal a través del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Las agencias Head Start diseñan servicios para niños y familias, las cuales cumplen las necesidades de su comunidad local, así como con las Normas de Desempeño del Programa Head Start. Algunas ciudades y programas estatales y federales ofrecen fondos para expandir a Head Start y Early Head Start con el fin de incluir a más niños de sus comunidades.

Tanto Head start como Early Head Start ofrecen una variedad de modelos de servicios dependiendo de las necesidades de la comunidad local. Los programas pueden estar basados en los centros, las escuelas o los hogares de cuidado infantil familiar. Los programas de Early Head Start se prestan al menos 6 horas al día, mientras que los servicios preescolares de Head Start pueden ser de medio día (4 horas) o todo el día. Otra opción del programa son los servicios basados en el hogar, en el cual un miembro del personal visita a los niños en su hogar una vez a la semana y trabaja con el padre o la madre como maestro principal de su niño. Los niños y las familias que reciben los servicios basados en el hogar se reúnen dos veces al mes con otras familias inscritas para que los niños tengan una experiencia de aprendizaje en grupo, facilitado por el personal de Head Start.

¿Qué es la preparación escolar?

La Oficina Nacional de Head Start (OHS) define la preparación escolar así: niños que están listos para la escuela, familias listas a apoyar el aprendizaje de sus hijos y escuelas listas para los niños que entran por sus puertas.

La preparación de los niños se mide por las destrezas que se presentan en los siguientes cinco dominios del Marco de Head Start para el desarrollo y aprendizaje temprano de los niños [PDF, 473KB]:

  • Lenguaje y lectoescritura
  • Cognición y conocimientos generales
  • Enfoques de aprendizaje
  • Desarrollo físico y salud
  • Desarrollo social y emocional

Las familias están comprometidas con el aprendizaje y desarrollo de sus niños y están listas para respaldar el éxito de por vida de sus hijos. Head Start reconoce que los padres son los principales maestros y defensores de sus hijos.

A medida que los programas, los padres y las escuelas trabajan juntos para promover la preparación escolar e involucrar a las familias mientras sus hijos hacen la transición al kindergarten, las escuelas se preparan para recibir a los niños. Aprenda más acerca de la preparación escolar.

¿En qué consisten los servicios integrales?

Los servicios integrales de Head Start son, entre otros, los siguientes:

  • Educación
  • Exámenes sistemáticos y de seguimiento para la salud, el desarrollo y la conducta
  • Salud y seguridad
  • Salud social y emocional
  • Nutrición
  • Establecimiento de metas familiares
  • Servicios sociales
  • Servicios de transición
  • Servicios para niños con discapacidades

Los servicios integrales se prestan en un ambiente de aprendizaje individualizado para respaldar el crecimiento de los niños en cinco dominios esenciales. Un mínimo del diez por ciento de las matrículas totales del programa deben estar compuestas por niños con discapacidades. Además, los servicios de Head Start están concebidos para responder a la herencia étnica, cultural y lingüística de cada niño y familia.

¿A cuántos niños y familias se atendió en el año fiscal 2013?

Cada año, más de un millón de niños son atendidos en los programas Head Start, inclusive niños en cada estado y territorio de EE.UU, y en comunidades compuestas por indios estadounidenses y nativos de Alaska (AIAN).

En el año fiscal 2013:

  • Los programas de Head Start atendieron a 932,164 niños y sus familias
  • Los programas Early Head Start atendieron a 150,100 niños y sus familias y a 6,391 mujeres embarazadas y sus familias
  • El programa Head Start para migrantes y trabajadores de temporada (MSHS) que presta servicios a niños desde recién nacidos hasta los cinco años, atendió a 31,907 niños más

Los programas Head Start para indios estadounidenses y nativos de Alaska (AIAN) prestaron servicios a 21,055 niños en edad preescolar y sus familias, a 4,240 niños de Early Head Start, así como a 482 mujeres embarazadas y sus familias

El año fiscal 2013 incluye los servicios prestados desde el otoño de 2012, hasta el verano de 2013.

Desde 2004, la Oficina Nacional de Head Start ha producido hojas de datos que resumen la financiación a las agencias y los servicios prestados a los niños en el transcurso del año. Lea las hojas de datos de Head Start.

¿Qué investigaciones lleva a cabo el Departamento de Salud y Servicios Humanos acerca de Head Start?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) encarga investigaciones para comprender mejor las distintas variaciones en los programas y guiar la mejora, tanto de Head Start como Early Head Start. Por ejemplo, Head Start Family and Child Experiences Survey (Encuesta sobre las experiencias de la familia y del niño en Head Start) (FACES) y Baby FACES ofrece un panorama de desarrollo de los niños y su preparación académica durante su participación en el programa Head Start y Early Head Start. HHS también encarga estudios a más corto plazo, como el proyecto Head Start CARES, en el cual se comparaban distintos planes de estudios dirigidos al desarrollo social y emocional de los niños. Lea más sobre las investigaciones.

¿Cuál es la historia de Head Start?

Los programas Head Start comenzaron en el verano de 1965 como parte de la “Guerra contra la Pobreza”, iniciada por el Presidente Lyndon Johnson. Early Head Start se añadió en 1994. Desde 1965, Head Start ha estado prestando servicios a más de 30 millones de niños, desde sus comienzos como un proyecto de demostración de ocho semanas, hasta el presente, con servicios de día y año completo, con muchas opciones en los programas. Lea más sobre la historia de Head Start.

Acerca de la Oficina Nacional de Head Start

La Directora en funciones de la Oficina Nacional de Head Start es Ann Linehan. Ann ha ocupado cargos de alta dirección en la Oficina Nacional de Head Start durante 15 años y se ha desempeñado como Directora en funciones desde 2011.

Ann comenzó su carrera como maestra para niños con necesidades especiales y médicamente frágiles. Ella sirvió casi una década como directora ejecutiva de una agencia sin fines de lucro de Massachusetts que prestaba servicios de Head Start y de cuidado infantil en ocho comunidades. Ella es licenciada en sociología y psicología con un título de Maestría en educación de la Universidad Estatal de Boston.

Head Start y Early Head Start son administrados por la Oficina Nacional de Head Start (OHS), que forma parte de la Administración para Niños y Familias (ACF), del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU (HHS).

La OHS administra subvenciones y la supervisión de las agencias que ofrecen servicios de Head Start. También proporciona guía sobre la política federal y un sistema de Capacitación y Asistencia Técnica (T/TA) para ayudar a los concesionarios en la prestación de servicios integrales a niños pequeños elegibles y sus familias.

Se asignaron $7,573,095,000 a Head Start para el año fiscal 2013, $7,278,195,000 fueron adjudicados directamente a las agencias públicas, a organismos privados con y sin fines de lucro, gobiernos tribales y sistemas escolares que operan programas en comunidades locales. $189,330,000 fueron asignados a T/TA para mejorar la calidad de los servicios prestados por los concesionarios. La mitad de esa cantidad fue adjudicada directamente a los concesionarios para la T/TA local y la otra al sistema nacional. Para más detalles sobre la financiación de OHS, véase la hoja de datos del AF 2013.

La OHS tiene 12 Oficinas Regionales que respaldan la administración de las subvenciones, la supervisión y T/TA. Estas oficinas están ubicadas en Boston, MA; Nueva York, NY; Filadelfia, PA; Atlanta, GA; Chicago, IL; Kansas City, MO; Dallas, TX; Denver, CO; San Francisco, CA; y Seattle, WA. Las oficinas regionales para indios estadounidenses y nativos de Alaska y para migrantes y trabajadores de temporada están ubicadas en Washington, DC.

Las prioridades de la OHS son:

  • Asegurarse de que todos los programas tengan metas para la preparación escolar en cinco dominios esenciales para todos los niños, desde recién nacidos hasta los cinco años en todas las opciones del programa.
  • Utilizar datos de las evaluaciones de los niños y de las autoevaluaciones para llevar el control de las metas en el tiempo.
  • Continuar con la implementación de un sistema de renovación de las designaciones y un proceso de subvenciones de cinco años que fortalece y apoya los servicios integrales, la gestión de programas, el gobierno y las operaciones fiscales.
  • Apoyar todos los programas en el cumplimiento de las Normas de Desempeño del Programa en relación con la salud y seguridad.
  • Implementar un sistema T/TA de calidad y receptivo.
  • Fortalecer el personal que trabaja en la primera infancia, desde recién nacidos hasta los cinco años.
  • Apoyar la implementación del Marco PFCE [PDF, 1.6MB] (Marco de participación en Head Start de los padres, las familias y la comunidad) y la participación familiar efectiva en los programas y las comunidades.
  • Apoyar las asociaciones entre Head Start y Early Head Start, cuidado infantil, cuidado temprano y los sistemas educativos, las escuelas y las comunidades, para mejorar la continuidad para los niños y las familias en todos los entornos de aprendizaje, de salud y otros entornos comunitarios.
  • Promover prácticas de enseñanza de alta calidad, incluyendo las interacciones efectivas entre maestros y niños.

Historia de Head Start

En enero de 1964, el presidente Lyndon B. Johnson declaró la guerra a la pobreza en su discurso de Estado de la Unión. Poco después, Sargent Shriver, tomó la iniciativa para convocar a un panel de expertos para desarrollar un programa de desarrollo infantil integral que ayudara a las comunidades a satisfacer las necesidades de los niños desfavorecidos en edad preescolar. Entre estos expertos se encontraban el Dr. Robert Cooke, pediatra de la Universidad Johns Hopkins, y el Dr. Edward Zigler, profesor de psicología y director del Child Study Center de la Universidad de Yale.

Parte del pensamiento del gobierno sobre la pobreza estaba influenciado por nuevas investigaciones sobre los efectos de la pobreza, y el impacto de la educación. Esta investigación indicaba la obligación de ayudar a los grupos desfavorecidos para compensar la desigualdad de las condiciones sociales o económicas. Head Start fue diseñado para ayudar a romper el ciclo de la pobreza, proporcionando a los niños en edad preescolar, de familias de bajos ingresos, un programa integral para satisfacer sus necesidades emocionales, sociales, de salud, nutricionales y psicológicas. Un principio clave era establecer un programa que fuera culturalmente sensible a las comunidades atendidas, y que las comunidades invirtieran en su éxito, contribuyendo horas de trabajo voluntario y otras donaciones como participación no federal.

En los veranos de 1965 y 1966, la Oficina de Oportunidades Económicas lanzó el proyecto Head Start de ocho semanas de duración. En 1969, bajo el gobierno de Nixon, Head Start fue transferido de la Oficina de Oportunidades Económicas de la Oficina de Desarrollo Infantil de EE.UU. al Departamento de Salud, Educación y Bienestar Social. El Dr. Edward Zigler, quien había integrado el comité de planificación para poner en marcha el proyecto Head Start, fue nombrado Director de la Oficina de Desarrollo Infantil. En 1977, bajo el gobierno de Carter, Head Start inició los programas bilingües y biculturales en unos 21 estados. Siete años después, en octubre de 1984, durante el gobierno Reagan, el presupuesto para las subvenciones de Head Start superó mil millones de dólares. En septiembre de 1995, durante el gobierno de Clinton, se adjudicaron las primeras subvenciones de Early Head Start, y en octubre de 1998, Head Start fue ratificada para ampliar los servicios a jornada completa y todo el año.

Head Start fue reautorizado más recientemente en 2007, durante el gobierno de George W. Bush, con varias disposiciones para fortalecer la calidad de Head Start. Estos incluyen la alineación de los objetivos de Head Start para la preparación escolar con las normas de aprendizaje temprano estatales, una mayor cualificación del personal docente de Head Start, consejos asesores estatales para el cuidado y la educación infantil de cada estado, mayor supervisión del programa, inclusive una revisión de los resultados del niño y auditorías financieras anuales. El sistema de capacitación y asistencia técnica de Head Start se ha rediseñado para apoyar los programas mediante seis centros nacionales y un sistema basado en el estado para asegurar el éxito.

El estatuto también incluye una disposición para que se promulgue una normativa para cambiar la duración de las subvenciones del programa, de un período indefinido, a un ciclo de cinco años. Los programas deben demostrar que son de alta calidad o se pondrá a disposición de la comunidad una oportunidad de subvención competitiva. En 2009, bajo el gobierno de Obama, la Ley de Reinversión y Recuperación añadiría 64.000 cupos más para Early Head Start y Head Start.

Head Start ha atendido a alrededor de 30 millones de niños desde 1965, pasando de un proyecto de demostración de ocho semanas, hasta llegar a ser un programa de jornada completa y todo el año, con muchas opciones del programa. Actualmente, Head Start es administrado por la Administración para Niños y Familias (ACF) en el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Head Start atiende a más de un millón de niños y sus familias cada año en las zonas urbanas y rurales de los 50 estados, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y los territorios de los EE.UU., incluyendo las comunidades para indios estadounidenses, los nativos de Alaska y las familias migrantes y los trabajadores de temporada.

Historia de Head Start. HHS/ACF/OHS. 2012. Español.

Last Reviewed: July 2014

Last Updated: July 21, 2014