Los servicios integrales y la T/TA en Head Start

Sharon Yandian

De Sharon Yandian

Los servicios integrales han sido el símbolo de identidad de Head Start desde sus inicios en el verano de 1965. Se ofrecen servicios educativos, dentales, pruebas de salud diagnósticas y comidas saludables a todos los niños, incluidos a aquellos con discapacidades. Se coordinan servicios sociales para todas las familias con la ayuda de sólidas asociaciones comunitarias. El sistema de Capacitación y Asistencia Técnica (T/TA, sigla en inglés) se ha proyectado de diferentes formas en los últimos 50 años, pero su objetivo principal siempre ha sido fortalecer la prestación de servicios de gestión y sistemas fiscales en los concesionarios.

Estamos en otra coyuntura con un nuevo sistema de T/TA transversal que combina los esfuerzos de la Oficina Nacional de Head Start (OHS, sigla en inglés) y la Oficina de Cuidado Infantil (OCC, sigla en inglés) . Este continuará apoyando y fortaleciendo la gama de servicios del programa de Head Start, así como incluyendo recursos para los entornos de cuidado infantil. También proporcionará T/TA para los nuevos requisitos y regulaciones, según se necesite. Para los programas Head Start, la infraestructura se asemeja al sistema anterior de T/TA con tres componentes de soporte continuo:

  • Centros nacionales: Comunican las mejores prácticas en los sistemas y servicios del programa y proporcionan capacitación y recursos ricos en contenido, basados en evidencia
  • Red regional de TA: Cada Oficina Regional envía a especialistas en la primera infancia asignados a un conjunto de concesionarios, así como especialistas en salud, sistemas y concesionarios, según sea necesario. Los Centros Nacionales interactúan con los especialistas, les proporcionan capacitación directa y materiales y aprenden de ellos sobre las necesidades del campo.
  • Concesionarios: Reciben al menos el 50 por ciento de todos los fondos de Head Start T/TA para apoyar sus planes de desarrollo profesional

La mejor descripción del énfasis dentro del nuevo sistema de T/TA es una "consulta del proceso". El énfasis recae más en el lado de la asistencia técnica o TA, donde hay apoyo para el proceso de mejora del programa, y menos del lado de la T o capacitación. Los concesionarios continúan definiendo su visión, evaluando las necesidades de la comunidad y recopilando datos sobre lo que están haciendo. El sistema de T/TA ayuda a los concesionarios a concentrarse en sus puntos fuertes e identificar posibles barreras para proporcionar un programa de alta calidad. Con el apoyo de T/TA, los concesionarios definen el proceso de cambio y llegan a sus propias soluciones para algunos de los desafíos que enfrentan. Gran parte de este apoyo sobre el terreno recae en los especialistas regionales en su trabajo con los programas.

¿Qué efecto tiene este nuevo enfoque de T/TA en la prestación integral de servicios a nivel local? Un ejemplo viene a la mente en el área del compromiso familiar. Los programas se han familiarizado con el Marco de la participación de padres, familias y comunidad (PFCE, sigla en inglés) y están implementando varios de sus aspectos. Han comenzado a identificar las estrategias de participación de las familias y a establecer sistemas para rastrear y medir su progreso hacia los resultados de la familia. El siguiente paso para un programa era decidir la mejor manera en que el uso del Marco PFCE podría servir de apoyo a las familias refugiadas recién matriculadas y a los padres adolescentes. La estrategia de consulta del proceso identificó cómo el programa iba a abordar estas deficiencias en sus servicios de participación de las familias. Este proceso incluyó la evaluación de si se necesitaba personal nuevo y cómo el dinero del concesionario para T/TA podría usarse para cubrir las necesidades de desarrollo profesional.

Los servicios educativos también se han beneficiado del uso de los recursos de T/TA y de la consulta del proceso. En uno de los concesionarios, los puntajes del Sistema de puntuación para las evaluaciones en el aula (CLASS®, sigla en inglés) en dos de los tres dominios se asociaron con un alto reemplazo de maestros y un sistema de coaching inadecuado. Como resultado, no se estaban implementando bien las oportunidades de aprendizaje para los niños. El especialista regional de T/TA para la primera infancia y el gerente de educación del concesionario hicieron observaciones en el aula, las analizaron y discutieron juntos cómo mejorar la manera en que se hacían llegar los comentarios a los maestros. El personal del concesionario y el proveedor de T/TA investigaron profundamente el proceso de cómo cambiar las prácticas de los maestros. Finalmente, el programa estabilizó el reeplazo y fortaleció sus métodos de coaching. Algo importante, los maestros se sintieron apoyados por el proceso. El resultado final fue la mejora de los servicios educativos para los niños y a su vez, mejores resultados del niño.

Los programas también deben ser receptivos al panorama cambiante de sus comunidades. Para servir a un gran número de familias que representaban un grupo cultural y lingüístico distinto, un concesionario tuvo que examinar todas sus áreas de servicio integral. Trabajando estrechamente con su proveedor de T/TA para identificar los puntos fuertes y las necesidades del programa, el programa determinó las prioridades que debía abordar. Una de ellas fueron los servicios nutricionales. Muchos niños estaban dejando casi todo el almuerzo del programa porque no estaban acostumbrados al sabor de los alimentos. Como resultado, estaban hambrientos y cansados y no estaban listos para aprender durante la tarde. Regresaban a casa hambrientos, y muchas familias les servían la comida con la que estaban familiarizados tan pronto como regresaban a casa. La dirección del concesionario llamó al especialista regional de T/TA, quien les ayudó a decidir sobre varias medidas: Aprender a preparar y servir alimentos más culturalmente apropiados en el almuerzo y explicarles a las familias por qué esta comida era una parte importante del día programático del niño.

Para comunicarse con las familias, el programa tuvo que contactar a miembros de la comunidad que podían hablar el idioma del hogar de las familias. Los estudiantes universitarios locales resultaron ser muy valiosos. El concesionario también identificó las prioridades en los servicios de educación y los procedimientos de selección que llevaron a cambios en la dotación y reclutamiento del personal. El especialista regional de T/TA ayudó al programa a conformar un plan de desarrollo profesional. El plan incluía el acceso a los recursos del Centro de Aprendizaje y Conocimiento en la Primera Infancia (ECLKC, sigla en inglés), como la Lista de verificación de preparación del programa, que fue diseñada para ayudar a los programas a examinar sus sistemas y servicios para los niños y las familias que hablan otros idiomas diferentes del inglés. A través de una consulta del proceso intensiva y prolongada, este concesionario supo que ningún servicio integral es independiente. Están relacionados entre sí, y cuando son vistos en conjunto, se promueven la salud y el desarrollo de los niños y sus familias.

Los programas Head Start hacen un trabajo increíble cada día preparando a los niños para que comiencen la escuela listos para triunfar y alistando a los padres para su papel continuo como principales educadores y defensores de sus hijos. El sistema de T/TA sirve para fortalecer la calidad de los servicios y sistemas del concesionario con la misma meta de mejorar los resultados de los niños y las familias.

Sharon Yandian es la Directora de la División Estatal y Nacional de T/TA de la OHS.