¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Reflexiones sobre los padres

David A. Jones

De David A. Jones

Si se sienta tranquilo y observa a un padre comprometido interactuando con su hijo, lo que ve puede ser inspirador. Si han basado su interacción en una sensación segura de confianza y reciprocidad, cualquier observador podría maravillarse. La única manera en que los proveedores pueden experimentar esto, o llegar a presenciarlo, es si les proporcionan el espacio a los padres para que sean ellos mismos. No me refiero únicamente a un espacio físico dentro de los entornos del programa. Estoy hablando del espacio emocional, del mismo espacio emocional que se les da a las madres que se encuentran en la trayectoria de desarrollo de la crianza, pero que todavía necesita mucha orientación y apoyo para crecer. ¡Nadie las juzga! Sino que inspiran curiosidad y un deseo de ayudar. El personal está ansioso por aprender sobre su pasado, entenderlo y ayudar a las madres a ver cómo ha influido en su presente. Están comprometidos en un proceso de descubrimiento de intereses, oportunidad y conversaciones acerca de su futuro. ¡Un futuro que las involucra a ellos y a sus hijos!

Ha pasado poco más de un año desde que murió mi padre. Tenía 81 años, que es mucho tiempo de vida en esta tierra. Mi padre no me crió ni me mantuvo. No me enseñó a convertirme en un adulto. Tuve la suerte de contar con otras personas en mi vida que cumplieron ese papel. Hoy en día, pienso en lo diferente que hubiera sido mi vida si él hubiera estado allí. Y entonces recuerdo que fue su ausencia lo que hizo que surgiera en mí el deseo de ser un padre formidable. Me da risa ahora, pero reconozco que no tenía idea de cómo hacerlo. ¿Cómo podría darles a ellos algo que no me dieron a mí? Decidí empezar por estar presente desde el primer día. Intenté con todo mi corazón y mi alma dar, dentro de lo razonable, lo que yo no había recibido. Aprendí por el camino, cada vez más a gusto y más confiado en mis capacidades.

David y sus hijosReconozco que no soy muy diferente a los millones de hombres que cargan con la enorme responsabilidad de tener que ser un padre para sus hijos cuando ellos mismos no han tenido un padre que los atienda. Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo hacen lo mejor que pueden, basándose en sus propias experiencias y en las cosas que aprendieron en el camino. Lidiando con obstáculos increíbles y todavía encontrando maneras de superarlos con éxito. Sin embargo, si les preguntara cuán a gusto se sienten entrando a un entorno de educación infantil, recibiría muchas respuestas diferentes.

Un pequeño porcentaje podría decir que se sentirían a gusto, otros dirían que se sentirían un poco recelosos. Otros le dirían que los programas de cuidado infantil son para las madres. Para muchos hombres, al menos al principio, esa sensación no tiene nada que ver con la forma en que han sido tratados por el personal del programa o el espacio físico. Tiene más que ver con su historia educativa, con cuán a gusto se sienten en su papel, cómo se ven al lado de sus hijos y cómo definen su papel. ¿Cómo serán recibidos y juzgados? Muchos luchan por sentirse a gusto y con soltura en lugares que históricamente han sido considerados más apropiados para las mujeres.

David y su hijo en la graduaciónLos padres que están comprometidos, que aman a sus hijos y no tienen miedo de demostrar ese amor, encuentran maneras de mostrar cariño, crear lazos y forjar relaciones sociales y emocionales con sus hijos. Se sienten a gusto adoptando sus roles y responsabilidades porque conocen a sus hijos tan bien, y en algunos casos mejor, que algunas de las madres que nos encontramos. También participan en prácticas de crianza funcional que son observables y en muchas más que no son tan observables. Los padres están haciendo planes para sus hijos, preguntando acerca de ellos y cuidándolos discretamente, mientras negocian las trayectorias del desarrollo, una forma de crianza que no se puede medir.

Si tuviéramos tanta curiosidad con los padres como tenemos con las madres, si fuéramos tan considerados en nuestras interacciones, nuestra comunicación, nuestras conversaciones exploratorias y nuestro apoyo de desarrollo y diseño para ellos, ellos también crecerían. No solo como padres, sino también como personas y como hombres que aman a sus hijos y familias. Con la confianza, aumenta su competencia y son capaces de solidificar las relaciones sociales y emocionales que impulsan todo lo que hacen cuando entienden su papel, se comprometen con él y reciben apoyo para mejorar su capacidad para cumplir con ese papel. Los educadores están en una posición única para apoyar a todos los padres de familia y especialmente a los padres. Todo comienza por ser genuinos y no ser condescendientes o celebrarlos demasiado por sus esfuerzos. Recuerde darles reconocimiento y no tenga miedo de hacer preguntas acerca de sus interacciones con sus hijos.

Un par de semanas antes de que mi padre muriera, durante una conversación telefónica me dijo que me quería y yo le dije que también lo quería. A pesar de que él no me crió, pude forjar una relación con él por el bien de mis hijos, y por el mío también. Esa ambivalencia está muy dentro de mí y a veces emerge a la superficie y me enfrento con sentimientos que no he expresado. Tengo que luchar con el hecho de que él me falló, por no estar ahí, por no mantenerme y por no sentar la base para que desarrollara una autoestima saludable. Afortunadamente, mi madre era una persona amorosa y mi relación con ella fue lo que me salvó. Sin embargo, hay un vacío cuando se trata de mi padre. Tomó mucho tiempo comprenderme porque yo no lo conocí a él.

Aún así, abogo diariamente porque se respete tanto la toma de decisiones de los padres como de las madres, porque ambos se tengan en cuenta cuando se trata de sus hijos. Los programas de Head Start están en una posición privilegiada para crear un entorno acogedor y forjar relaciones significativas con los padres para que todos los padres de famlia se sientan bienvenidos. Cuando celebremos el Día del Padre 2016, abramos los brazos un poco más. Encuentre maneras de involucrarse y forjar relaciones más sólidas con los padres en todo el universo de Head Start por su bien y por el bien de sus hijos.

David A. Jones es especialista en compromiso del padre para la Oficina Nacional de Head Start.