Cómo calentar los biberones y los alimentos para bebés

Los biberones y los alimentos para bebés pueden servirse fríos de la nevera y no tienen que calentarse. Si el cuidador/maestro decide calentarlos, o un padre pide que lo calienten, los biberones deben calentarse bajo un chorro de agua caliente; usando un calentador comercial de biberones, un método para calentar en un fogón o con dispositivo de cocción lenta; o colocándolos en un recipiente con agua caliente. Los biberones nunca deben calentarse en el microondas. Los dispositivos para calentar alimentos no deben estar al alcance de los niños.

Preparar, almacenar y darle al bebé leche materna

Los programas deben desarrollar y seguir unos procedimientos para la preparación y almacenamiento de la leche materna que se extrae la madre que garanticen la salud y la seguridad de todos los bebés, como se indica en el protocolo #8 de la Academia de Medicina para la Lactancia Materna; Revisión de 2010, y prohibir que se le dé fórmula infantil sin el consentimiento de los padres a un bebé amamantado con leche materna. El biberón o el envase debe etiquetarse correctamente con el nombre completo del bebé y la fecha; y se le debe dar únicamente a ese niño.  La leche materna que no consuma el niño se debe devolver a los padres en el biberón o envase.