Sesión 7: Cómo comenzar

Los participantes discuten estrategias y prácticas específicas para planificar inicialmente cómo incluir a un niño con una discapacidad en el cuidado y la educación en la primera infancia en colaboración con la intervención temprana. A los participantes se les presentan dos Listas para la planificación de servicios inclusivos para prestar servicios a bebés y niños pequeños con discapacidades significativas y sus familias, ya sea en un programa de cuidado y educación temprana basado en el hogar o en un centro.

Prevención y detección del síndrome del bebé sacudido y del trauma craneoencefálico por maltrato

Todos los programas deben tener políticas y procedimientos para detectar y prevenir el síndrome del bebé sacudido y el trauma craneoencefálico por maltrato. Todos los cuidadores y maestros que estén en contacto directo con los niños, incluidos los cuidadores y maestros sustitutos y los voluntarios, deben recibir capacitación sobre la prevención del síndrome del bebé sacudido y el trauma craneoencefálico por maltrato; reconocimiento de posibles signos y síntomas del síndrome del bebé sacudido y trauma craneoencefálico por maltrato; estrategias para hacer frente a un niño que llora, se queja o está angustiado; y sobre el desarrollo y las vulnerabilidades del cerebro durante el primer año de vida y la primera infancia.

Cómo calentar los biberones y los alimentos para bebés

Los biberones y los alimentos para bebés pueden servirse fríos de la nevera y no tienen que calentarse. Si el cuidador/maestro decide calentarlos, o un padre pide que lo calienten, los biberones deben calentarse bajo un chorro de agua caliente; usando un calentador comercial de biberones, un método para calentar en un fogón o con dispositivo de cocción lenta; o colocándolos en un recipiente con agua caliente. Los biberones nunca deben calentarse en el microondas. Los dispositivos para calentar alimentos no deben estar al alcance de los niños.

Preparar, almacenar y darle al bebé leche materna

Los programas deben desarrollar y seguir unos procedimientos para la preparación y almacenamiento de la leche materna que se extrae la madre que garanticen la salud y la seguridad de todos los bebés, como se indica en el protocolo #8 de la Academia de Medicina para la Lactancia Materna; Revisión de 2010, y prohibir que se le dé fórmula infantil sin el consentimiento de los padres a un bebé amamantado con leche materna. El biberón o el envase debe etiquetarse correctamente con el nombre completo del bebé y la fecha; y se le debe dar únicamente a ese niño.  La leche materna que no consuma el niño se debe devolver a los padres en el biberón o envase.

Cunas y corrales para niños

Antes de comprarlos y usarlos, las cunas y los corrales para niños deben cumplir con las normas de seguridad internacionales actuales de la CPSC y ASTM. Los programas solo deben usar las cunas para que los niños duerman y asegurarse de que cada cuna sea un entorno seguro para dormir, según lo define la Academia Americana de Pediatría.