Enfermedades transmisibles: prevención y manejo

La prevención y el manejo las enfermedades transmisibles en los programas de la primera infancia pueden reducir la tasa de enfermedades. Aprenda estrategias para controlar la propagación de gérmenes y proteger a los niños y adultos de contraer enfermedades.

Preparación de las comunidades de Head Start y el cuidado infantil para la influenza estacional

Los niños que se encuentran en entornos de cuidado grupales corren un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas como la gripe. La gripe estacional afecta a muchos niños todos los años. Estrategias simples de prevención y control pueden ayudar a proteger a los niños y sus cuidadores de posibles complicaciones. Este webinario (en inglés) ayudará al personal de Head Start y a los proveedores de cuidado y educación en la primera infancia a tomar medidas para mejorar la prevención y el control de la influenza (gripe).

Control de brotes de enfermedades infecciosas

Durante el curso de un brote identificado de cualquier enfermedad de notificación obligatoria dentro del programa, se debe excluir al niño o miembro del personal si el funcionario del departamento de salud local o proveedor de atención primaria de la salud sospecha que el niño o miembro del personal que está contribuyendo a la transmisión de la enfermedad no está vacunado adecuadamente, cuando hay un brote de una enfermedad prevenible mediante vacuna, o el patógeno circulante presenta un mayor riesgo para la persona. El niño o miembro del personal deberá ser readmitido cuando el funcionario del departamento de salud o proveedor de atención primaria de la salud que tomó la determinación inicial decida que el riesgo de transmisión ya no está presente. Se debe notificar a los padres/tutores de cualquier determinación.

Inclusión, exclusión y envío a casa de los niños

El programa debe notificar a los padres/tutores cuando los niños desarrollen signos o síntomas nuevos de una enfermedad. La notificación a padres/tutores debe ser inmediata en casos urgentes o de emergencia. El personal debe notificar a los padres/tutores de niños con síntomas que requieran su exclusión y los padres/tutores deberán retirar a los niños del entorno de cuidado y educación de la primera infancia tan pronto como sea posible. Para los niños cuyos síntomas no requieran de exclusión, es aceptable dar notificación verbal o por escrito al padre/tutor al final del día. La mayoría de las condiciones que requieren la exclusión no requieren una visita al proveedor de atención primaria de la salud antes de volver de nuevo al entorno de cuidado infantil.