Manejo integrado de plagas

Los programas deben adoptar un sistema de manejo integrado de plagas para garantizar la supresión de plagas a largo plazo y sin causar daño al medio ambiente a través de una gama de prácticas como la exclusión de plagas, la salubridad y el control de los desórdenes, además de la eliminación de condiciones que sean propicias para las infestaciones de plagas.

Procedimiento para el cambio de los pañales

El procedimiento específico para el cambio de pañales debe ser publicado en el área de los cambios y seguido para proteger la salud y la seguridad de los niños y el personal.

Prevención de la exposición a la sangre y otros fluidos corporales

Los programas de cuidado y educación en la primera infancia deben adoptar el uso de las precauciones estándar, creadas por los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), para controlar la exposición potencial a la sangre y a otros fluidos potencialmente infecciosos. Los cuidadores y maestros deben recibir instrucción con respecto a las precauciones estándar antes de comenzar a trabajar en el programa y cada año en lo sucesivo. Para los cuidados basados en el centro, la instrucción debe cumplir con los requisitos de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

Líquido en contenedores

Las bañeras, lo baldes, las pilas de pañales y otros contenedores con líquido abiertos deben vaciarse inmediatamente después de su uso.

Rutina de limpieza, sanitización y desinfección

Los programas deben seguir un horario rutinario de limpieza, sanitización y desinfección. La limpieza, sanitización y desinfección de los productos no debería llevarse a cabo en proximidad cercana a los niños y debería mantenerse una ventilación adecuada durante su realización.