Prevención y detección del síndrome del bebé sacudido y del trauma craneoencefálico por maltrato

Todos los programas deben tener políticas y procedimientos para detectar y prevenir el síndrome del bebé sacudido y el trauma craneoencefálico por maltrato. Todos los cuidadores y maestros que estén en contacto directo con los niños, incluidos los cuidadores y maestros sustitutos y los voluntarios, deben recibir capacitación sobre la prevención del síndrome del bebé sacudido y el trauma craneoencefálico por maltrato; reconocimiento de posibles signos y síntomas del síndrome del bebé sacudido y trauma craneoencefálico por maltrato; estrategias para hacer frente a un niño que llora, se queja o está angustiado; y sobre el desarrollo y las vulnerabilidades del cerebro durante el primer año de vida y la primera infancia.

Reconocimiento y denuncia de sospecha del maltrato, descuido y explotación de menores

Debido a que los cuidadores y maestros son informantes obligatorios del maltrato y descuido de menores, cada programa debe tener una política escrita para denunciar el maltrato y descuido de menores. La política escrita debe especificar que en cualquier instancia si existe causa razonable para creer que ha tenido lugar el maltrato o descuido de menores, la persona que sospeche de maltrato o descuido de menores debe denunciarlo directamente a la línea directa para denuncia de maltrato de menores, servicios de protección de menores o la policía, según requieran las leyes estatales y locales.

Instrucción sobre maltrato y descuido de menores

Los cuidadores y maestros deben recibir instrucción sobre maltrato y descuido de menores para implementar estrategias de prevención y reconocimiento de maltrato y descuido de menores para niños, cuidadores y maestros y padres o tutores. Esta instrucción debe abordar el maltrato y descuido físico, sexual y psicológico o emocional. Los cuidadores y maestros por obligación deben denunciar el maltrato y descuido de menores. Los cuidadores y maestros deben estar capacitados de conformidad con las leyes de denuncia de maltrato de menores de su estado.

Realidades silenciosas

Los servicios para las familias, la participación de los padres y otros tipos de personal de servicios sociales puede utilizar este recurso para diseñar programas con el fin de ayudar a los niños a enfrentar eventos traumáticos.