¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Supervisión reflexiva

Al igual que el personal de Head Start y Early Head Start se esfuerza por involucrar a padres y familias en relaciones saludables, confiables y respetuosas, es importante que el personal tenga el mismo tipo de relación con colegas y supervisores. La supervisión no es solo sobre la responsabilidad del personal. También implica el compromiso de apoyar y guiar al personal para que tengan las herramientas para involucrar con éxito a los niños y las familias. La relación eficaz entre los supervisores y el personal contribuyen a la capacidad de reflexionar y hacer frente a las tensiones y exigencias de su trabajo. Es un aspecto importante del desarrollo de un clima seguro y saludable para el personal, las familias y los niños de Head Start y Early Head Start. La supervisión estructurada mantiene la productividad del personal y refuerza el objetivo del cuidado dentro del programa.

La supervisión es más que un requisito del programa. Al igual que la relación entre un profesional de Head Start y Early Head Start y una familia, la relación de supervisión puede ofrecer las mismas cualidades de cuidado y respeto mutuo, así como oportunidades de seguridad, confianza y cambio positivo. La supervisión es una oportunidad para que el liderazgo utilice las estrategias de reflexión para fomentar el crecimiento, reforzar las fortalezas y estimular la resiliencia. Además de dar al personal el estímulo y la orientación que necesitan, también mantiene el liderato en contacto con los problemas reales que enfrenta el programa.

La supervisión estructurada comunica que puede que existan ocasiones en que el personal no sabe qué hacer, pero que hay alguien — y un tiempo y un lugar — dedicado a ayudarles a expresar sus sentimientos, resolver problemas y crear estrategias. Si la supervisión es un lugar donde el personal se siente juzgado o evaluado, entonces se pierde la oportunidad de reflexión y discusión y se pone en riesgo un crecimiento significativo. La confidencialidad es esencial. Es importante que los supervisores ayuden al personal a sentirse lo suficientemente seguro como para asumir riesgos dentro de la relación. Una estrategia eficaz para establecer la seguridad es el uso de mensajes como los que usamos con nuestras familias. Por ejemplo, mensajes como "Tiene puntos fuertes", "Reflexione sobre lo que necesita" y "Cuídese" puede generar resiliencia entre el personal y hacerles saber que son colaboradores valiosos en el programa.

A medida que la relación de supervisión se desarrolla con el tiempo, los supervisores y el personal pueden compartir la responsabilidad de la calidad y el contenido de la relación. ¿Cómo se siente la relación? ¿Cómo se usa el tiempo? ¿Qué temas requieren más atención? La responsabilidad compartida comienza con la programación de tiempo regular para la supervisión. Preservar este tiempo para construir trabajo en equipo y hacer una lluvia de ideas sobre cómo desarrollar el trabajo es un verdadero don y debe ser valorado.

Estrategias del supervisor: Modelando relaciones positivas orientadas a las metas

Cuando proporcionamos supervisión, también tenemos la oportunidad de modelar estrategias eficaces para construir una relación con las familias. Es un proceso paralelo. Cómo nos comportamos con los modelos de personal es cómo queremos que el personal interactúe con las familias. Las actitudes basadas en las fortalezas y las prácticas basadas en la relación para trabajar con las familias pueden adaptarse para establecer una relación con nuestro personal.

Actitudes basadas en las fortalezas:

  • El personal merece el apoyo y el respeto que les estamos pidiendo que den a las familias.
  • El personal es nuestro socio con un papel crítico en el logro de los resultados.
  • El personal tiene pericia en sus propios campos de práctica.
  • Las contribuciones del personal son valiosas e importantes.

Prácticas basadas en la relación:

  1. Reflexione sobre la perspectiva del personal
    Tenga un diálogo continuo con su personal que les permita aportar sobre la estructura, el contenido, el proceso, el tiempo y el tono de la supervisión. Esto ofrece una oportunidad para que el personal reflexione sobre qué tipo de relación de supervisión les gustaría tener y cómo negociar las metas y necesidades juntos. Pídale al personal que considere con usted cómo pueden trabajar juntos para responder a situaciones complejas. Esto puede proporcionar al personal la oportunidad de considerar diferentes puntos de vista dentro de un sistema y reforzar el trabajo en equipo.

  2. Apoye la competencia del personal
    Acentúe los aspectos positivos de los miembros del personal y en el trabajo que realizan. El personal necesita tener confianza en su conocimiento y experiencia. Un enfoque que no sea de"arriba abajo" de la supervisión ayuda al personal a sentir que son un miembro valioso de un equipo. El personal puede sentirse alentado a reflexionar sobre sus propias competencias y objetivos profesionales, reconocer sus contribuciones y sentirse seguro para explorar sus desafíos.

  3. Enfóquese en la relación entre el personal y la familia
    A medida que proporciona orientación al personal, puede trabajar con ellos para aprender nuevas habilidades para trabajar con las familias. Utilice estrategias que concentren la conversación en analizar lo que está funcionando y lo que no y cómo pueden usar esa información para determinar los próximos pasos con la familia.

  4. Valore la pasión del personal
    Procure escuchar lo que el personal está experimentando sin juzgar. Esto puede incluir cómo diferentes situaciones afectan su estado de ánimo, concentración, motivación, capacidad para conectarse con otros y lo que se exige de usted. ¿Cuáles son sus reacciones emocionales a lo que experimentan? Al crear un espacio seguro y profesional en el que el personal pueda hablar de sus emociones reales, se ayudan mutuamente a comprender mejor las raíces de los problemas y a elaborar estrategias para abordarlos.

  5. Reserve tiempo para su propia reflexión
    Como supervisor, a menudo pone las necesidades de su personal antes que las suyas. La reflexión nos permite considerar nuestras reacciones, respuestas y opciones. Reserve tiempo para reflexionar sobre sus propias experiencias, metas y desafíos. La reflexión sobre una situación pasada puede ayudar a prepararnos para eventos similares en el futuro. Esto es trabajo emocional y el cuidado de sí mismo es esencial para usted y el personal. Cuando usted está disponible para el personal en formas más emocionales, necesitará tiempo para sí mismo para rejuvenecer, reflexionar y centrarse en su propio desarrollo profesional. Explore lo que le ayude a sentirse renovado e inspirado para aprender y crecer. ¿Qué papel puede desempeñar su supervisor en su crecimiento? ¿Cómo puede su supervisor darle la mejor oportunidad para el éxito?

Una de las alegrías de trabajar con las familias de niños pequeños es que es una oportunidad para el crecimiento de todos: el niño, el padre o la madre, y el personal y los supervisores de Head Start y Early Head Start. La supervisión reflexiva es la manera primaria en la cual los programas pueden atender al crecimiento del personal. La experiencia compartida del supervisor y personal asegura que nadie esté solo en hacer este trabajo tan importante. Al igual que el personal siente que su trabajo es significativo cuando las familias crecen, los supervisores encuentran satisfacción al saber que el personal está expandiendo sus habilidades y encontrando significado en su trabajo.

Last Updated: July 16, 2018