Cultura e idioma

Apoyos culturalmente receptivos para los niños y las familias durante el distanciamiento social

El tiempo que las familias pasan con los niños pequeños brinda muchas oportunidades maravillosas para fortalecer el idioma del hogar y aprender acerca de las tradiciones culturales y los estilos de vida. Los educadores de la primera infancia pueden desempeñar una función clave al apoyar a los niños pequeños y sus familias en el hogar en formas cultural y lingüísticamente receptivas. Esta tarea puede parecer difícil en momentos de incertidumbre, pero hay muchos recursos disponibles que se pueden utilizar.

Como resultado de la pandemia del COVID-19, los programas tendrán que seguir las pautas de salud y seguridad más actualizadas de los CDC y los departamentos de salud locales. El personal debe revisar los sitios web de los CDC y del gobierno local con frecuencia para estar al tanto de la información actualizada.

Los niños y las familias están experimentando muchos desajustes y cambios durante este tiempo. Los programas que están cerrados o que van a abrir durante el verano están esforzándose mucho para mantener las conexiones con las familias. Están ofreciendo apoyo para el aprendizaje en el hogar y ayudando a las familias y los niños a prepararse para la transición al kindergarten.

Todas las familias necesitan orientaciones y apoyos que sean respetuosos con su cultura. Utilice las siguientes estrategias y recursos para apoyar a los niños que aprenden en dos idiomas (DLL, sigla en inglés) y a sus familias. Estos materiales pueden ser útiles para aprender juntos en casa, para participar en los programas de verano y para que las familias se preparen para el gran paso hacia el kindergarten.

Proporcione información a las familias que incluya idiomas y contextos culturales pertinentes.

Es probable que las familias de los niños que son DLL estén recibiendo mucha información sobre cómo mantenerse seguros y saludables en estos tiempos. Es probable que estén viendo diferentes mensajes sobre las reglas y las prácticas de seguridad recomendadas. Cuando la información que reciben las familias no está en el idioma que mejor dominan, pueden perderse orientaciones importantes. Las familias, incluidas las familias indígenas estadounidenses, que viven en zonas rurales con poco o ningún acceso a Wi-Fi u otros servicios de apoyo pueden enfrentar desafíos adicionales para acceder a la información.

Los programas Head Start y de cuidado infantil están dando grandes pasos para apoyar la salud y el aprendizaje en la primera infancia mientras los centros están cerrados. Sin embargo, algunas familias afectadas todavía podrían tener un acceso limitado a la información y los recursos en sus comunidades. También podrían estar experimentando retrasos en el acceso a la financiación por desempleo o interrupciones en los servicios financieros y de salud.

Explore apoyos pertinentes desde un punto de vista cultural y lingüístico para las familias. Considere la posibilidad de distribuir estos recursos a través de boletines informativos, correos electrónicos y mensajes de texto. Si es necesario, envíe copias en papel por correo postal o entréguelas a las familias que tienen acceso limitado a los recursos digitales. Cuando sea posible, designe a una persona a la que las familias puedan llamar si tienen preguntas o cualquier inquietud.

Utilice la comunicación continua para mantener a las familias informadas.

Los padres necesitan información confiable del programa y la escuela con respecto a la orden de permanecer en el hogar. Asociarse con los padres y proporcionar una comunicación clara y consistente puede convertirse en un apoyo vital para ayudar a aliviar el estrés de sentirse aislado y solo. Cuando sea posible, determine qué miembros del personal responderán a las preguntas de las familias en el idioma que necesiten. Utilice programas de mensajería de texto que permitan a las familias recibir mensajes en el idioma de su preferencia. Organice a los miembros del personal y a los voluntarios que sean bilingües para que se comuniquen con las familias por teléfono de forma regular. En los casos de las familias que tengan acceso limitado al servicio de internet o a teléfonos inteligentes, considere enviar algunos materiales, mensajes de apoyo o libros infantiles por correo.

Los programas que reabren durante el verano tienen un corto período para asociarse con las familias, determinar sus necesidades y proporcionar apoyos cultural y lingüísticamente receptivos, particularmente mientras preparan a los niños para la transición al kindergarten. Ya sea que el programa esté apoyando a las familias en el hogar u operando un programa de verano, los líderes y el personal de educación pueden aprender acerca de las estrategias más eficaces para asociarse con las familias y apoyar a los niños que son DLL.

Fomente el aprendizaje en el hogar mientras se preparan para la transición al kindergarten.

Las familias han experimentado muchos desajustes debido a la necesidad de distanciamiento social. Contribuya a que se sientan más confiadas al apoyar el aprendizaje desde el hogar y ayúdelas a comenzar a planear para el kindergarten. Por ejemplo, proporcione actividades que las familias puedan hacer con los materiales que tienen a mano. Ofrezca ejemplos de las diferentes formas en que tiene lugar el aprendizaje en el contexto de las rutinas diarias, como la hora del baño, cocinar, las tareas del hogar o la jardinería.

Es importante que los programas apoyen el aprendizaje continuo en el idioma del hogar y, al mismo tiempo, apoyen la adquisición del inglés o el idioma tribal. Considere cómo el tiempo prolongado en el hogar influye en el desarrollo del lenguaje y la lectoescritura en los niños. Por ejemplo, el tiempo en el hogar puede proporcionar una oportunidad para que algunas familias indígenas estadounidenses mejoren el uso de sus idiomas tribales. En el caso de otras familias, los niños pueden experimentar interrupciones en el aprendizaje de sus idiomas tribales, sobre todo cuando la comunidad depende de los ancianos para revitalizar el idioma. Los niños que hablan un idioma distinto del inglés en el hogar podrían desarrollar más sus habilidades de lenguaje receptivo y expresivo en su idioma del hogar, pero puede que olviden algunas palabras en inglés que hayan aprendido en la escuela.

Anime a las familias a leerles a sus hijos todos los días y a hablar sobre los cuentos. Recuérdeles que deben hablar, leer, escribir y cantar con su hijo en el idioma del hogar para crear una base para el aprendizaje futuro. Las familias que quieren que sus hijos aprendan su idioma tribal también necesitan aliento. Algunos idiomas tribales se basan en la narración oral, una tradición cultural con lecciones de vida e historia. El personal de educación puede recomendar que se graben videos de miembros de la comunidad tribal hablando o contando historias en su idioma tribal.

Los siguientes recursos están disponibles en varios idiomas. Puede incluir los enlaces, enviar los recursos por correo electrónico o imprimirlos para proporcionar información a las familias sobre el valor de usar su idioma del hogar. Muchos incluyen sugerencias de actividades.

Para muchos niños, el verano suele ser un tiempo de inactividad cuando los programas preescolares de Head Start están cerrados. A medida que continúan los apoyos a las familias en el hogar y los programas vuelven a abrir, los meses de verano son un momento importante para enfocarse en los preparativos para el kindergarten. Para los niños que son DLL, considere algunas estrategias adicionales para apoyar las transiciones exitosas al kindergarten. Las estrategias incluyen:

  • Completar exámenes de idiomas adicionales para los niños para que usted y la familia tengan una evaluación más precisa de su desarrollo del lenguaje.
  • Asociarse con los padres para explorar alternativas y opciones sobre la colocación en la educación bilingüe o en inglés como una segunda clase de idiomas.
  • Tranquilizar a los padres que podrían tener preocupaciones acerca de si su hijo tiene las habilidades del lenguaje necesarias para comenzar bien en el kindergarten.

Estas estrategias pueden ayudar a fortalecer las conexiones entre el hogar y la escuela. Encuentre información detallada para los programas y las familias que les sea útil en su trabajo conjunto para abordar los detalles del apoyo a la transición de cada niño al kindergarten:

Satisfaga sus propias necesidades.

Después de un período de distanciamiento social, los programas se centrarán en seguir las pautas de salud locales y de los CDC. Consulte los sitios web con frecuencia para mantenerse al día. El personal del programa deberá seguir las pautas de salud y seguridad más actualizadas. Y es posible que todavía tengan preocupaciones sobre la salud y la seguridad conforme comienzan a interactuar de nuevo con los niños, las familias y los colegas. Considere la posibilidad de tomar medidas, además de las prácticas estándares de salud y seguridad. Por ejemplo, podría usar camisas de manga larga o batas que pueda cambiar a lo largo del día, lavarse las manos y lavarles las manos a los niños con frecuencia, y hablar con las familias sobre las prácticas de salud y seguridad en el hogar. Busque intérpretes u otro personal que pueda comunicarse con las familias en su idioma del hogar según sea necesario.

En los programas basados en el hogar, asegúrese de cumplir con los procedimientos de salud y seguridad de su programa durante las visitas al hogar. Hable con las familias con anticipación y sea receptivo a las solicitudes que puedan tener, como quitarse los zapatos, usar una mascarilla o encontrarse al aire libre durante las visitas al hogar. Asóciese con las familias para preparar a los niños para estos cambios. Disipe cualquier temor que puedan tener acerca de la mascarilla. Explíqueles qué es y cómo esta mantiene a su visitador del hogar, a ellos y a su familia a salvo de los gérmenes. Y más importante aun, recuerde cuidar de su salud emocional y física y anime a todo el personal a hacer lo mismo.