La exposición a diferentes culturas promueve el entendimiento

La programación multicultural ayuda a los niños a respetar y valorar las diferencias culturales individuales e interseccionales.

Por qué importa

Cada niño es único y cada niño tiene un sentido de pertenencia. El personal tiene la oportunidad y la responsabilidad de apreciar las identidades únicas e interseccionales de los niños y, al mismo tiempo, ayudarlos a desarrollar un sentido de pertenencia.

  • Los niños les dan significado a sus primeras interacciones con los adultos y sus compañeros y entienden su cultura en relación con los demás.
  • Los niños forman su sentido de identidad y pertenencia al identificar sus similitudes y diferencias con los demás.
  • El sentido de pertenencia de un niño dentro de un grupo está ligado a una conexión emocional o sentimiento de compañerismo. Las interacciones positivas frecuentes crean esta conexión.
  • Hablar sobre las diferencias, con base en información objetiva y de manera respetuosa, es una forma de disminuir los prejuicios y el racismo. Adoptar un enfoque "indiferente al color de la piel" o fingir que las diferencias no existen, no es útil.
  • El personal y las familias se benefician de las conversaciones sobre cómo responder a las preguntas de los niños; por ejemplo, cómo explicar que un niño con discapacidades puede aprender y jugar de manera diferente. Si los adultos no ayudan a los niños a reflexionar sobre lo que observan, se harán sus propias ideas sobre lo que significan estas diferencias.

HSPPS relacionadas

En esta sección, aprenda sobre indicadores de ejemplo de este Principio multicultural y cómo las Normas de Desempeño del Programa Head Start (HSPPS, sigla en inglés) los respaldan. Piense en su programa y en su entorno de aprendizaje. Luego, piense de qué forma se realizan actualmente estas prácticas y cómo se pueden nivelar para mejorarlas.

Indicadores de ejemploHSPPS relacionadas

El personal planifica actividades e interacciones que permiten a los niños expresar lo que los hace únicos.

El personal observa y comenta cuando los niños ven diferencias entre las personas y orienta la discusión.

El personal enseña sobre diferentes culturas mediante la lectura de libros.

El personal hace preguntas para ayudar a los niños a desarrollar un pensamiento crítico.

Servicios de educación y desarrollo infantil, 45 CFR §1302 Subparte C

Educación en los programas basados en el hogar, 45 CFR §1302.35(a)

Servicios adicionales para los niños, 45 CFR §1302.61(a)

Indicadores de ejemplo y estrategias prácticas

Niños sonrientes llevan puestos abrigos de invierno.Revise las estrategias prácticas de los estudios de investigación y de los programas Head Start que promuevan la capacidad del programa para reflejar y afirmar las culturas de los niños y las familias a las que presta servicios.

Descargue la hoja de trabajo ¡Póngalo en práctica! (en inglés) y elija una práctica en la que concentrarse durante un mes. Siga las indicaciones de la hoja de trabajo para planificar cuidadosamente cómo usará la práctica. La hoja de trabajo también incluye sugerencias para la reflexión después de usar la práctica durante un mes.

El personal planifica actividades e interacciones que permiten a los niños expresar lo que los hace únicos.

  • Al saludar, tenga en cuenta las preferencias de los niños y de las familias.
  • Ofrezca oportunidades para que los niños compartan información sobre sí mismos y su familia, cultura y comunidad. Por ejemplo, pueden hacer dibujos, contar historias personales o interpretar una canción o un baile que hayan aprendido en casa o en un evento comunitario.
  • Aproveche las observaciones de los niños para mostrar las similitudes y diferencias entre las personas, incluidos sus sentimientos y gustos. De ejemplo sobre maneras positivas de hablar sobre las diferencias (por ejemplo, "Sí, tu cabello es ___. El cabello de Andrés es ___. Y mi cabellos es ___".).

El personal observa cuando los niños ven diferencias entre las personas y orienta la discusión.

  • Observe y comente cuando los bebés y los niños pequeños prestan atención a los adultos y compañeros que tienen características físicas o usan un lenguaje diferente al suyo. Por ejemplo, "Veo que miras las piernas de Daniel. Daniel tiene dos piernas y un pie. Se mueve de manera diferente cuando gatea, pero aun así encuentra los juguetes con los que quiere jugar" o "¿Estás escuchando nuevos sonidos? Te das cuenta de que algunos padres hablan un idioma diferente en nuestro grupo de socialización, ¿no es así? Los adultos en tu casa hablan somalí y en nuestro grupo grande puedes escuchar los sonidos del inglés, vietnamita y tagalo, todo en el mismo salón. Es divertido escuchar nuevos sonidos".
  • Tenga una mente abierta con respecto las preguntas y a la curiosidad de los niños acerca de las diferencias de las que se dan cuenta. No es necesario tener todas las respuestas. Lo más importante es estar dispuesto a tener una conversación.
  • Ayude a los niños a entender que todo el mundo participa en actividades y rutinas, pero que a veces estas deben adaptarse a algunos niños.
  • Señale las similitudes entre los niños, incluidas las preferencias por actividades, juguetes o alimentos.
  • Mezcle los grupos en actividades de grupos pequeños, para que los niños que no interactúan con frecuencia puedan trabajar juntos.

El personal enseña sobre diferentes culturas mediante la lectura de libros.

  • Lea libros con personajes que tengan identidades interseccionales, incluidos niños con discapacidades que aprenden en dos idiomas o niños birrraciales o multirraciales, incluidos los niños de género expansivo y niños con padres y cuidadores LGBTQIA2S+.
    • Elija libros que reflejen las culturas, idiomas e identidades de los niños para ayudarlos a desarrollar su identidad y sentido de pertenencia. Por ejemplo:
    • Libros de cartón para bebés y niños pequeños con personajes y escenas que muestran vidas como las de ellos.
    • Libros para niños en edad preescolar que tienen personajes que hablan diferentes idiomas y muestran diversas formas de realizar las actividades diarias (como cocinar y celebrar).
    • Libros escritos e ilustrados por los niños, para compartir partes de sus vidas.

El personal hace preguntas para ayudar a los niños a desarrollar un pensamiento crítico.

Varios niños se reúnen alrededor de su maestra.Mientras leen un libro de cuentos, el personal puede hacer preguntas a los niños para ayudarlos a pensar en sus propias experiencias y las de los demás. Los adultos pueden hacer preguntas abiertas a los bebés y niños pequeños. Pueden responder estas preguntas por el niño, pero el niño tiene la oportunidad de escuchar estas preguntas y, a medida que crece y comienza a adquirir el lenguaje, puede responder por sí mismo. Preguntas como esta enseñan a los niños a conectarse con sus propias experiencias y las de los demás.

  • ¿De quién trata esta historia?
  • ¿Qué sabes de esta persona?
  • ¿Esta persona te recuerda a alguien que conoces?
  • ¿Tu familia tiene una historia similar?

Testimonios de la comunidad de Head Start

En esta sección, los educadores de Head Start cuentan sus experiencias al interactuar con los niños para aprender juntos sobre diferentes culturas.

La representación cultural importa.

Una maestra de un aula de Head Start contó que en todos sus años de enseñanza, no había pensado mucho en su herencia o en la cultura de su familia. Un día estaba leyendo un cuento a los niños sobre una abuela italiana que preparaba alegremente la cena para su familia. Fue un momento de conexión para ella. La historia le trajo recuerdos de su propio hogar. De repente sintió el orgullo que sentía por su familia y su herencia italiana. Dijo que antes de ese momento, no entendía lo poderosa que podía ser la programación multicultural para los niños.

Una semana después, eligió un libro de cuentos sobre un niño indígena estadounidense, porque había un niño de ascendencia kiowa en su clase. En ese momento, había poca representación de la cultura del niño en el plan de estudios. Dijo que el niño se acercó inmediatamente después de leer la historia. Miraron las imágenes del libro y volvieron a visitar las páginas que le interesaban al niño. La maestra le dio el libro para que lo llevara a casa y la animó que se lo mostrara a su familia. Este simple gesto creó una relación más fuerte entre el centro Head Start y la familia. Durante el mes siguiente, su madre vino al salón de clases como voluntaria y ambos padres participaron en la reunión de padres de familia al mes siguiente.

Ser inclusivo con las diversas estructuras familiares.

El personal de un programa Head Start notó que varias de sus familias estaban compuestas por abuelos que criaban a sus nietos. Un educador del programa comentó:

"Mostrarles a los niños que todos estamos hechos de diferentes componentes, y que todos tenemos personas en nuestras vidas. A veces nuestras familias están formadas de la misma manera, a veces no. Una de las cosas que hemos notado aquí recientemente durante la matrícula es que tenemos muchas familias que están formadas por abuelos que crían nietos. Entonces hemos tenido la oportunidad de invitar a esos abuelos para que también hagan parte del aula. Y a los niños les encanta, porque entonces el abuelo de un niño se convierte en el abuelo de los 17 niños, y preguntan ¿cuándo volverá el abuelo? Por lo tanto, es muy divertido tener esas oportunidades, y que los padres de familia y las familias sepan que este es un lugar seguro para todos".

Explicar cómo aprender de nuestros errores.

El personal del programa Head Start habló sobre cómo satisfacer las necesidades de las familias que tienen diferentes orígenes culturales o lingüísticos. A pesar de que el personal está comprometido con prácticas equitativas y contra los prejuicios, es posible que cometan errores sin querer. Ellos hablan de esto con los niños. Lo llaman un momento "ups" y dicen que es parte del proceso de aprendizaje. Si bien los momentos "ups" no son intencionales, los niños y los adultos deben aprender de ellos y encontrar formas de no repetir los mismos errores.

Reflexión

Los programas para niños pequeños pueden usar las siguientes preguntas como punto de partida: para echar un vistazo a los desafíos que enfrentan y los enfoques que podrían usar para promover prácticas equitativas y que incorporen las diferentes culturas en todas las áreas de prestación de servicios. Las preguntas que se enumeran a continuación están diseñadas para la autorreflexión y la evaluación crítica de la práctica y también se pueden utilizar con grupos de personal, con familias y con socios comunitarios para iniciar el diálogo. Con el fin de profundizar en algunos temas en un entorno grupal, los programas pueden identificar líderes para las sesiones que sean facilitadores capacitados, ya sea entre su personal o fuera de su programa.

  1. ¿Cómo se relaciona usted con los miembros de la familia que tienen puntos de vista culturales diferentes a los suyos sobre el cuidado y la enseñanza? Dé ejemplos de su propia experiencia y estrategias que utilizó para manejar la tensión.
  2. Si su programa presta servicios a bebés y niños pequeños, ¿cómo recopila su programa información sobre las prácticas de cuidado de las familias? Por ejemplo, ¿cómo entiende la forma en la que una familia alimenta a su hijo, lo pone a dormir o lo carga?
  3. ¿Cómo reflejan sus entornos de aprendizaje las culturas de los niños matriculados? ¿De qué manera las experiencias diarias de aprendizaje permiten a los niños conocer y desarrollar el respeto por otras culturas?
  4. ¿Qué oportunidades tienen las familias de entablar relaciones con otras familias y de desarrollar una mejor manera de entender a las personas de diferentes grupos culturales de la comunidad?

Profundice su aprendizaje

Explore estos recursos útiles para aprender más sobre las maneras de ayudar a los niños a entender y respetar las diferencias culturales.