¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Hablemos de... El juego

Explore las diferentes definiciones del juego y por qué es tan importante en esta edición de Hablemos de... Esta es una información útil para los visitadores del hogar, el personal del programa, los cuidadores y otras personas que prestan servicos a los bebés y niños pequeños a través de Early Head Start y el programa para migrantes y trabajadores de temporada de Head Start. El juego beneficia todos los aspectos del desarrollo infantil a medida que los bebés y los niños pequeños exploran su mundo y sus cuerpos, al mismo tiempo que aprenden y dominan las relaciones y las habilidades sociales.

Introducción
¿Qué es el juego?
¿Por qué es tan importante el juego?
Aprender sobre el mundo a través del juego
Aprender sobre nuestros cuerpos a través del juego
Palabras utiles
Referencias

Ver la versión en PDF: Hablemos de...El juego (en inglés)

Introducción

¿Sabía que en todas las culturas, en todo el mundo, los niños juegan? Las Naciones Unidas incluso consideran que el juego es el derecho de todos los niños. La Academia Americana de Pediatría (AAP, sigla en inglés) publicó un informe sobre la importancia del juego y enumera algunos de los beneficios del mismo: 

  • El juego apoya el desarrollo saludable del cerebro
  • El juego es una manera en que los bebés y los niños pequeños participan e interactúan con su entorno
  • El juego permite a los niños explorar con seguridad sus miedos y practicar los roles de los adultos
  • El juego es una manera en que los niños construyen relaciones con sus compañeros y cuidadores

El juego es una parte muy importante de la vida. Tenemos un impulso biológico para jugar, muy parecido a nuestra necesidad biológica de dormir. Satisfacer la necesidad de jugar puede ser muy gratificante. El juego puede traer profunda alegría a niños y adultos.

En este artículo, exploraremos los siguientes temas sobre el juego:

  • ¿Qué es el juego?
  • ¿Por qué es tan importante jugar?

¿Qué es el juego?

¿Cuando usted piensa en jugar, ¿Qué le viene a la mente? Para los adultos, puede ser los deportes organizados o un hobby. Para los niños mayores, puede ser un mundo de fantasía. Para los niños pequeños y los bebés, puede ser estar encantados rodando hacia adelante y atrás en el suelo, golpeando objetos, vertiendo agua o simplemente corriendo en círculos.

El juego es diferente para cada persona. Por ejemplo, para algunos, una sala llena de bebés y niños pequeños es un lugar realmente alegre, mientras que para otros, ¡puede ser bastante aterrador!

Jugar, muy sencillamente, es una actividad que es divertida y atractiva para el jugador. El juego es libremente elegido por el jugador, aunque las oportunidades para jugar pueden ser proporcionadas por otros.

Juego y exploración

La exploración es donde comienza el juego. Cuando los bebés y los niños pequeños exploran nuevos objetos a menudo intentarán descubrir lo que es cada objeto y lo que hace.  Por ejemplo, los niños pequeños pueden explorar un sonajero poniéndolo en la boca, sacudirlo, golpearlo, jalarlo y echarlo. Los niños pequeños tienen más experiencia en explorar nuevos objetos. Cuando se les da a los niños pequeños un envase vacío pero cerrado, podrían intentar abrirlo, sacudirlo, voltearlo, observar el objeto o incluso pedir ayuda a un cuidador.

Por lo general, la exploración ocurre antes del juego. La exploración es la forma en que llegamos a conocer un objeto. Una vez que tengamos algo de comprensión, podremos jugar con el objeto. Una vez que el niño entiende que sacudiendo el sonajero hace un ruido, puede sacudirlo ¡por el puro placer de sacudirlo! El niño que ha descubierto la manera de abrir y cerrar el recipiente puede pasar a jugar con este poniendo juguetes más pequeños dentro del mismo y cerrarlo.

A menudo, mientras los niños juegan, descubren algo nuevo sobre el objeto con el que juegan. Tal vez agitando la sonaja, el bebé accidentalmente golpea un móvil que cuelga sobre su cabeza. Tal vez el niño acaba de descubrir que aunque algunos juguetes caben en el recipiente hay muchos que no. Cuando los niños pequeños juegan, los lleva a una comprensión más profunda de los objetos y a un lugar donde hay más que aprender.

Teorías sobre el aprendizaje a través del juego

Otro aspecto muy importante del juego, especialmente para los bebés y niños pequeños, es que el juego es una forma de conocer y dar sentido a su mundo. A través del juego los niños pueden:

  • Manipular y comprender las propiedades físicas de los objetos
  • Utilizar y escuchar lenguaje nuevo
  • Construir su relación con los cuidadores y compañeros
  • Utilizar su cuerpo de nuevas maneras

La idea de aprender a través del juego puede tener más sentido entendiendo algunas de las teorías sobre cómo aprende la gente. Las teorías son ideas sobre cómo funcionan las cosas y hay muchas teorías sobre el aprendizaje. Las siguientes son las teorías presentadas por dos personas famosas en el mundo del desarrollo infantil. De hecho, probablemente ha oído hablar de ellos. No olvide sus propios conocimientos, ideas y experiencia. Usted probablemente tiene algunas de sus propias ideas sobre el aprendizaje a través del juego de haber pasado tiempo con bebés y niños pequeños.

  • Jean Piaget (1896 – 1980) estudió cómo la gente aprende. Él estaba muy interesado en cómo los niños usan el juego para aprender acerca de su mundo. Piaget creía que los niños aprenden a través de la participación activa en su entorno. Él creía que a través del juego, los niños practican nuevas habilidades e ideas hasta que realmente las entienden o, como él decía, "construyen el conocimiento". Piaget creía que el juego es la manera más importante en que aprenden los niños.
  • Lev Vygotsky (1896-1934) también creía que los niños aprenden a través del juego. Mientras que Piaget se centró principalmente en cómo los niños manipulan los objetos, Vygotsky creía que los adultos que apoyaban el juego eran igual de importantes. Vygotsky pensaba que mientras que los niños podrían aprender algunas cosas por sí mismos, aprenderían mucho más con la ayuda de un adulto. La diferencia entre lo que un niño puede hacer solo y lo que puede hacer con ayuda se llama "zona de desarrollo próximo". Cuando los adultos ayudan a los niños a través de esta zona de lo que casi pueden hacer, pero no del todo, se llama "andamiaje". Por ejemplo, piense en un bebé que casi puede voltearse, pero queda estancado porque su brazo lo bloquea. Un adulto puede hacer un andamio o ayudarlo, moviendo su brazo.

Su propia perspectiva cultural para mirar el juego

El juego es una parte de la vida de cada niño. La forma en que jugamos es diferente dependiendo de nuestra vida y cultura hogareña.  Algunas culturas proporcionan mucho tiempo libre para jugar; mientras que en otras, los niños pasan menos tiempo jugando. En algunas culturas, el juego de los niños es más cooperativo; en otras es más competitivo. Algunas familias creen que los juguetes deben ser educativos o comprados en tiendas; otras no pueden permitirse el lujo de comprarlos o prefieren los juguetes caseros Así como los niños aprenden a hablar el idioma que oyen a su alrededor, las personas y los objetos de su vida proporcionarán una estructura para jugar. El juego es una manera en que los niños aprenden y practican los valores que son importantes para sus familias, cómo interactuar unos con otros, y cómo usar los objetos y el lenguaje de sus comunidades.

Tómese un momento para pensar en algunos de los mensajes que su familia comunicaba sobre el juego cuando era pequeño. ¿Cómo se valoraba el juego en su familia? ¿Sus padres, abuelos, hermanos u otros miembros de la familia pasaron tiempo jugando con usted? ¿Tenía usted un montón de juguetes "educativos" o artículos comprados en las tiendas? ¿Tuvo muchas horas de juego sin supervisión o estuvo mayormente involucrado en actividades?

¿Por qué es tan importante el juego?

El juego beneficia todos los aspectos del desarrollo infantil. El acto de jugar viene tan naturalmente que parece ser poco más que una experiencia sencilla y alegre. Muchos expertos en desarrollo infantil creen que el juego es la forma en que los bebés y niños pequeños aprenden acerca de su mundo. El juego proporciona a los niños oportunidades para aprender y dominar los vínculos interpersonales, lenguas, matemáticas, ciencias, resolución de problemas y sus cuerpos. Echemos un vistazo más profundo a todas las formas en que el juego contribuye al desarrollo.

Desarrollo de vínculos interpersonales a través del juego

Una de las cosas más importantes que los niños pequeños aprenden a través del juego es cómo formar y mantener vínculos con los demás.

El juego desarrolla vínculos con el cuidador

Cayden de tres meses de edad se encuentra en el regazo de su cuidadora familiar, Julisa. Cayden la mira fijamente y luego balbucea. Julisa observa a Cayden y repite el sonido que hace. Cayden sonríe y se menea mientras Julisa le sonríe. Cayden y Julisa claramente disfrutan de su juego juntos.

Incluso los bebés muy pequeños disfrutan del juego. Hacen contacto con los ojos y con sus sonidos a sus padres y cuidadores. Cuando el adulto responde de nuevo a ellos, podrían menearse o balbucear. Estas interacciones son los primeros pasos hacia la formación de una relación y son el "juego" de los bebés muy pequeños.

Jugar es una parte importante del vínculo entre los bebés y sus cuidadores. Los bebés que tienen vínculos sustentadores en su vida tienen mejores habilidades para el juego. Esta estrecha relación sustenta el juego del bebé y niño pequeño.

El juego desarrolla las relaciones entre los compañeros

Isaiah, de doce meses de edad, está de pie en la puerta y dando palmas. Grita "Hola" por el pasillo. Su cuidadora, Elisa, viene a ver con quién está hablando. Se da cuenta de que Heidi, de 15 meses de edad, está llegando con su mamá. Mientras que Elisa saluda a los dos, Heidi e Isaiah se sonríen y dicen, "Hola". Isaiah se va a tomar una bola y se vuelve para ver si Heidi lo está siguiendo. ¡Sí! Él toma la bola y le dice "Bola" y se la da. Heidi toma la bola y empiezan a jugar, pasándola entre ambos.

Isaiah y Heidi podrían parecer muy jóvenes para estar jugando juntos. Cuando los bebés tienen muchas oportunidades de jugar juntos empiezan a formar amistades temprano. ¿Ha notado que incluso los bebés muy pequeños están interesados en otros bebés? Tal vez usted haya visto a los bebés rodar hacia otros hasta que están lo suficientemente cerca como para tocarse. Puede haber notado que algunos bebés incluso parecen formar amistades entre ellos. Tal vez se busquen unos a otros cada día o puede notar que están contentos de pasar tiempo juntos. Cada episodio de juego agrega un poco más a la amistad, acumulando con el tiempo hasta que los niños juegan juntos fácilmente.

El juego desarrolla habilidades sociales

Alliah, de trece meses, toma su muñeca y la lleva a la silla donde ella y sus amigos comen. Alliah pone la muñeca en la silla y le pide a su cuidadora una cucharita y un bol señalando los objetos que quiere. Alliah toma la cucharita y finge alimentar a su bebé del bol. Mientras ella lleva la cucharita a la boca de la muñeca dice, "Mmmm".

Tasia y Jo Jo tienen 2 años y les encanta la aspiradora de juguete en la casa de su proveedora de cuidado infantil. Si uno de ellos la tiene, el otro también la quiere. Jo Jo la encontró primero hoy y Tasia vino e intentó quitársela. Su cuidadora se acercó a los niños que luchaban y dijo: "Tasia realmente quieres la aspiradora, pero Jo Jo está jugando con ella ahora mismo. ¿Puedes pedirle un turno cuando termine?". Tasia y Jo Jo han pasado por esto antes. Tasia se vuelve hacia Jo Jo y dice, "¿Turno?" Jo Jo asiente y sigue jugando por un momento, luego le lleva la aspiradora a Tasia con una sonrisa y dice: "¡Aquí tienes!".

Piense en algo en lo que usted es muy hábil. Tal vez es cambiarle un pañal a un bebé que se contonea. Esta es una habilidad que probablemente tomó algo de práctica antes de ser un experto. El juego es una forma en que los niños "practican" lo que ven hacer a los adultos de su alrededor. Es probable que los niños de más edad se encuentren en el área de juego dramático, imitando los roles y las rutinas que ven a su alrededor todos los días.

No es raro ver a un niño dándole de comer a una muñeca y practicando otros tipos de cuidados. Incluso se les ve a los bebés más pequeños conversando en un teléfono de juguete o sosteniendo suavemente a una muñeca. Los cuidadores y los padres pueden apoyar a este tipo de juego proporcionando artículos como muñecas, platos y teléfonos.

Aunque siempre es preferible tener múltiplos de un juguete popular, a veces no funciona. ¡A veces un juguete que estaba en la estantería por meses sin ser notado es repentinamente algo de moda! Cuando dos niños quieren el mismo juguete, considérelo como una de las muchas oportunidades que se presentan a través del juego para aprender nuevas habilidades sociales como esperar y ser paciente. No es apropiado para el nivel de desarrollo esperar que los bebés y los niños pequeños compartan un solo juguete. Sin embargo, a medida que crecen, pueden comprender el concepto de turnarse. Cuando los niños pequeños están tomando turnos, puede ser beneficioso que el adulto indique lo paciente que son mientras esperan su juguete. Mientras tanto, los adultos podrían ofrecer a los niños pequeños otra oportunidad de jugar mientras esperan su turno.

Un adulto sensible puede ayudar a los niños a jugar satisfactoriamente. Un niño que tiene dificultades jugando con sus compañeros puede jugar mejor con un poco de ayuda. El adulto también puede ayudar a los niños pequeños a seguir jugando juntos. Al igual que la historia anterior de Tasia y Jo Jo, no es inusual que los bebés o niños pequeños quieran un juguete que alguien ya tiene. ¡Cuando otro está jugando con un juguete, es como un anuncio que hace que ese juguete se vea como muy divertido!

A veces los niños pueden resolver estas diferencias sin ayuda. ¡Puede ser muy interesante ver la negociación! Sin embargo, si parece que los niños pueden empezar a hacerse daño, entonces un adulto tendrá que intervenir y animar a los niños a encontrar maneras de resolver el conflicto. Los niños muy pequeños pueden necesitar sugerencias de un adulto para encontrar posibles soluciones para resolver sus negociaciones. Un cuidador puede sugerir que los niños pueden intercambiar juguetes, hacer otra cosa hasta que su amigo haya terminado con el juguete o pedirle al niño el juguete cuando haya terminado.

Aprendiendo sobre el mundo a través del juego

Jugar es una manera importante en que los bebés y los niños pequeños interactúan con las personas y objetos a su alrededor. A través de estas interacciones aprenden sobre su mundo.

La comprensión de los conceptos a través del juego de maestría

Cuando llega, Hannah de 9 meses, grita mientras su madre le entrega a su cuidadora, Jenna. Hannah ha pasado los últimos seis meses con Jenna y la conoce bien. Jenna le explica a la madre de Hannah que a los nueve meses, Hannah está empezando a entender que su madre todavía está "allá en algún lugar", incluso cuando ella no puede verla. Esto hace que Hannah esté triste por no puede estar con su madre todo el tiempo. Después de que Hannah se calma, Jenna juega al cucú o "peek-a-boo" con ella. Jenna elige este juego porque ayuda a Hannah a comenzar a entender que mientras que una persona puede "desaparecer", él o ella volverá. Hannah se deleita en la desaparición y reaparición de su querida maestra.

El juego de maestría es cuando el juego se utiliza para practicar (o dominar) alguna habilidad o idea.  Un ejemplo de ello está en la viñeta anterior. Alrededor de 8 a 10 meses, los bebés pueden comenzar a mostrar signos de ansiedad de separación. Un bebé que pudo haber sido muy feliz yendo al cuidado infantil puede de repente tener dificultad en despedirse de su familia. Esto se debe a que el bebé ha empezado a dominar el concepto de permanencia de objetos — una persona u objeto sigue existiendo incluso cuando ya no se puede ver. No es de sorprender que los bebés de esta edad parezcan disfrutar del juego de Peek-a-Boo, lo cual les da la oportunidad de practicar y probar esta nueva idea. Jugando también da a los niños un sentido de control, que puede ser reconfortante. En la viñeta anterior, Hannah no puede impedir que su madre se vaya, pero puede esconderse debajo una manta y reaparecer cuando quiera.

Otro concepto importante que los bebés desarrollan a través del juego es la causa y el efecto o aprender que una acción puede causar que algo suceda. Algunas de las primeras experiencias de causa y efecto son cuando son bebés gritan y alguien viene a consolarlos. Los bebés están aprendiendo que el llanto trae adultos para cuidar de sus necesidades. Otra manera en que los bebés aprenden acerca de la causa y el efecto es jugando con objetos; por ejemplo, si empujas una pelota se alejará de ti. Si agitas una maraca, hace un sonido. El juego es una manera en que los bebés y niños pequeños aprenden sobre ideas complejas a través de experiencias sencillas y repetidas.

El juego y la resolución de los problemas

Diego de tres meses de edad, se encuentra acostado con un sonajero en la boca. Pierde el control del sonajero y cae sobre su pecho. Ahora debe encontrar el sonajero para seguir jugando con él.

Samora, de trece meses de edad, entiende mucho de bloques. Ella ha pasado una gran cantidad de tiempo derribando torres construidas por su madre y la visitadora del hogar, pero ahora está tratando de construir uno por sí misma. Ella tiene dos apilados y está colocando un tercer bloque en el montón. Antes de ella suelta el bloque, ¡la torre se cae!

Micah de dos años de edad corre afuera para jugar con sus amigos. Tanto él como Jayla corren hacia la misma bicicleta. Los dos tratan de subirse a la bicicleta al mismo tiempo.

Estos niños están en el umbral de aprendizaje. ¡Qué lugar tan emocionante para ellos! ¿Diego encontrará su sonajero? ¿Samora construirá su torre de bloques? ¿Quién va a conseguir la bicicleta, Jayla o Micah? Estos emocionantes episodios de descubrimiento están sucediendo todos los días en su grupo y durante las socializaciones. Los niños están utilizando las habilidades que tienen en el juego y su curiosidad e interés los empuja a un punto donde van a tener que aprender algo nuevo para continuar su juego.

Puede parecer muy difícil ver a Diego luchando con su sonajero. Podría parecer frustrado y confundido acerca de qué hacer a continuación. Obsérvelo por un momento; deje que la frustración lo lleve hacia una solución. ¡El momento en que su mano roza con el sonajero en su pecho es un momento emocionante de descubrimiento para él! Por supuesto, si un bebé se atasca o puede lastimarse, un adulto debe mantenerlo seguro. Cuando le da a los bebés la oportunidad de resolver los problemas que crean a través del juego, los ayuda a aprender nuevas habilidades.

El juego y el lenguaje

Durante una visita a casa de Dejah, de 3 meses de edad, ella está haciendo gorgoteos y balbuceos a su madre. Su madre, Donna, espera un momento tranquilo y entonces copia los sonidos que hace Dejah. Las dos tienen una conversación juguetona mientras su visitadora sonríe cerca.

Mayanna se sienta en el suelo con los bebés. Nita de diez meses de edad gatea hacia su regazo. Nita agarra las manos de Mayanna y comienza a hacer palmas. Mayanna dice, "¿quieres jugar al Patty Cake?". mientras aplauden y cantan juntas. Mayanna termina el canto con la frase: "¡Ponlo en el horno para Nita y para mí!".

La parte favorita de Christian, de veintiocho meses, de ir a las socializaciones es el área del juego dramático. Él pasa y se pone su sombrero favorito y toma un maletín. Se acerca a su madre y dice, "me voy". Su madre, Christina, dice, "estás yendo a algún lugar. ¿Adónde vas?". Christian dice, "Trabajo". Cristina responde, "te vas a trabajar. ¿Qué vas a hacer allí?". Su conversación continúa con Christian dando pequeñas respuestas a sus preguntas y su madre escuchándole y respondiendo.

A medida que los niños crecen y aprenden, su habilidad para entender y usar el lenguaje en el juego está creciendo también. Incluso en las primeras etapas del desarrollo del lenguaje, los bebés disfrutan jugando con los sonidos y escuchando a otros hacer sonidos también. A los bebés y niños pequeños les encanta escuchar canciones especialmente cuando se usan sus nombres.

Las actividades de juego que involucran a los adultos son oportunidades para usar el lenguaje con los bebés y niños pequeños. Cuando juegue con bebés pequeños, intente repetir los sonidos que están haciendo. Los bebés entonces pueden hacer un sonido con su voz y oír el mismo sonido de la voz de usted. Es probable que disfruten de este juego de muchos turnos y, ¿por qué no?. Esta es una forma temprana de conversar.

Cuando la vida de los bebés y niños pequeños está llena de canciones y lenguaje de juego, es probable que aprendan más palabras y tengan una mejor comprensión de cómo usarlas. Es importante que los adultos que se unen al juego de simulación con los niños hagan preguntas significativas que el niño pueda responder de muchas maneras diferentes. Note cómo la madre de Christian convirtió sus respuestas de una sola palabra en oraciones y luego le preguntó adónde iba. Ella fue haciendo preguntas abiertas. Las preguntas abiertas no tienen una respuesta específica y el niño puede decir lo que quiera y "tener razón". Algunos ejemplos de preguntas abiertas son los siguientes: "¿Dónde va tu coche?" o "¿Qué crees que pasa después?". Las preguntas abiertas animan a los niños a pensar y les da la oportunidad de expresar sus propias ideas. 

Aprendiendo sobre nuestros cuerpos a través del juego

A medida que los bebés crecen, están aprendiendo muchas destrezas que les ayudan a mover sus cuerpos. El juego es una manera divertida de aprender acerca de lo que su cuerpo puede hacer y estar motivado para probar cosas nuevas.

El juego y el movimiento

Durante una de sus primeras visitas al hogar, Kayla habla con su visitadora, Diane, sobre su hijo de 8 meses, Nate. Ella está preocupada porque Nate no se sienta bien ni gatear en absoluto. Diane ha notado esto también y ha estado esperando una oportunidad para hablar con Kayla al respecto. Diane se da cuenta de que Kayla tiene a Nate en su asiento del auto durante las socializaciones. Cuando Diane ha ido a las visitas del hogar, Nate está a menudo en un columpio o un "exersaucer". Diane comienza suavemente sugiriendo a Kayla que le dé a Nate más tiempo de juego en el suelo, al menos media hora al día para empezar. Ella comparte que podría necesitar más práctica con el uso de los músculos que va a necesitar para sentarse o gatear.

En los primeros tres años de vida, los bebés y niños pequeños pasan de tener poco control sobre sus cuerpos a convertirse en niños activos que corren, saltan, trepan, empujan, jalan y cavan. ¡Es un logro enorme! Los bebés están muy motivados para aprender a usar sus cuerpos, y hacerlo a través del juego activo y físico.

La Asociación Nacional de Deportes y Educación Física (NASPE, sigla en inglés) recomienda que los bebés y niños pequeños tengan por lo menos 30 minutos diarios de juego físicamente activo. NASPE señala que aunque los bebés y niños pequeños están listos para ser activos, necesitan el apoyo de los adultos en su vida. Eso significa limitar la cantidad de tiempo que los bebés pasan en asientos, columpios o sillas saltarinas. Asegúrese de que incluso los bebés muy pequeños tengan tiempo supervisado en su barriguita y oportunidades para moverse libremente. El tiempo en la barriguita puede ser más atractivo cuando se juega y haya un adulto cerca en el suelo.

Juegos bruscos

El papá de Hattie, José ¡es la estrella de la socialización! Empezó por recoger a Hattie y levantarla en el aire diciendo, "¡Estás volando!" Pronto otros niños rogaban un turno para "volar" también. José volteó a algunos de los niños mayores, deleitándolos. Muchos de los niños en la socialización realmente disfrutaron e incluso parecían anhelar este tipo de juego emocionante.

Los niños de Kenny y Molly están fuera jugando un juego de persecución que termina en captura y lucha. ¡Sus chillidos y risas pueden oírse en todo el patio de recreo! Su cuidadora Lisa está vigilando de cerca lo que están haciendo, pero no está deteniendo su juego.

El tipo de juego llamado brusco implica risas, persecución, lucha libre, correr y volar. Los maestros o visitadores del hogar pueden tener diferentes reacciones a este tipo de juego. Los cuidadores podrían preguntarse si pueden mantener a todos los niños seguros cuando hay tal juego activo o lucha libre. El juego brusco o áspero tiene que ser supervisado para asegurarse de que los niños lo están disfrutando. Siempre y cuando todo el mundo siga sonriendo y divirtiéndose, hay poca necesidad de que un adulto intervenga.

Otro beneficio del juego brusco es que puede atraer a los niños que no son tan buenos para unirse a los grupos de juego. El juego enérgico puede ser más fácil de unirse que un grupo ya involucrado en el área de juego dramático o edificando en el área de bloques. Los adultos pueden ayudar a los niños a mantener este juego en áreas seguras como en un tapete o afuera y asegurarse de que todos los que están jugando se diviertan.

Ahora que usted sabe más acerca del juego, ¡es hora de utilizar lo que ha aprendido! Mientras observa a bebés y niños pequeños en el juego, piense sobre lo que están aprendiendo acerca de las personas en su vida y el mundo que los rodea. ¿Cómo podría construir y expandir su aprendizaje y exploración? Usted puede compartir con los padres y colegas todo lo que ha aprendido acerca de cómo el juego apoya el desarrollo saludable de los bebés y niños pequeños. Y lo que es más, encuentre un tiempo para jugar también. Jugar nos ayuda a sentirnos mejor, aprender cosas nuevas y mantenernos curiosos sobre el mundo que nos rodea.

Palabras útiles  

Causa y efecto: Comprender que una acción puede hacer que algo suceda. Cuando un bebé empuja una bola y se aleja, está aprendiendo que su acción causó que la bola rodara.

Juego de maestría: Juego que es una oportunidad para practicar destrezas e ideas. Cuando los niños pequeños vierten el agua en recipientes están practicando o aprendiendo a dominar sus habilidades para verter.

Permanencia de los objetos: Saber que un objeto o una persona existe incluso cuando él o ella está fuera de la vista. La comprensión de la permanencia del objeto comienza alrededor de los 8–10 meses y puede ir acompañada de ansiedad por separación.

Materiales de composición abierta: Juguetes que se pueden utilizar de muchas maneras diferentes, juguetes que fomentan la imaginación, como bloques, trozos de tela, agua y arena.

Juego brusco: Juego que implica el contacto entre los niños a veces en la forma de persecución y lucha libre.

Andamiaje: Cuando los adultos apoyan a un niño en aprender una nueva habilidad. Cuando un bebé está aprendiendo a andar, los adultos a menudo los ayudan (andamios) tomándolos de la mano antes de que sean capaces de andar por sí solos.

Ansiedad por separación: Cuando un bebé tiene dificultades cuando se les deja, o separa de su familia o del cuidador. Estos temores pueden comenzar alrededor de los 8 meses e intensificarse entre los 10 y 18 meses.

Símbolo: Un símbolo es una palabra u objeto que representa algo que es real como cuando un niño utiliza un bloque como un teléfono.

Zona de desarrollo próximo: La diferencia entre lo que un niño puede hacer solo y lo que un niño puede hacer con ayuda de adultos. Por ejemplo, un niño que no puede andar, pero que sin embargo, primero podrá andar con la ayuda de un adulto.

Referencias

Brown, Stuart, and Christopher Vaughan. 2009. Play: How it shapes the brain, opens the imagination, and invigorates the soul.[El juego: Cómo moldea el cerebro, abre la imaginación, y vigoriza el alma, en inglés] New York: The Penguin Group.

Elkind, David. 2007. The power of play: How spontaneous, imaginative activities lead to happier, healthier children.[El poder del juego: cómo las actividades espontáneas e imaginativas conducen a niños más felices y sanos, en inglés] Cambridge, MA: Da Capo Press.

Gerber, Magda, and Allison Johnson. 1998. Your self-confident baby: How to encourage your child’s natural abilities—from the very start.[Su bebé seguro de sí mismo: Cómo estimular las habilidades naturales de su niño-desde el principio, en inglés] New York: John Wiley & Sons.

Ginsburg, Kenneth R. 2007. The importance of play in promoting healthy child development and maintaining strong parent–child bonds.[La importancia de jugar en promover el desarrollo saludable del niño y mantener fuertes lazos entre padre-hijo, en inglés]. Pediatrics 119(1): 182–91, http://www.aap.org/pressroom/playFINAL.pdf (accessed April 9, 2009).

Hughes, Fergus P. 2010. Children, play, and development.[Los niños, el juego y el desarrollo, en inglés] Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

Lieberman, Alicia F. 1993. The emotional life of the toddler.[La vida emocional del niño pequeño, en inglés] New York: The Free Press.

National Association for Sports and Physical Education. 2002. “Active Start: A Statement of Physical Activity Guidelines for Children Birth to Five Years,” American Alliance for Health Physical Education Recreation and Dance ["comienzo activo: una declaración de las pautas de la actividad física para los niños nacimiento a cinco años," Alianza americana para la salud educación física recreación y danza, en inglés] http://www.aahperd.org/naspe/standards/nationalGuidelines/ActiveStart.cfm (accessed April 21, 2011).

Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos. 1990. "Convención sobre los derechos del niño", http://www2.ohchr.org/English/Law/CRC.htm (consultado el 9 de abril de 2009).

Shonkoff, Jack P., & Deborah A. Phillips, eds. 2000. From neurons to neighborhood: The science of early childhood development.[De las neuronas al vecindario: la ciencia del desarrollo de la primera infancia, en inglés] Washington, DC: National Academy Press.

Zigler, Edward F., Dorothy G. Singer, Sandra Bishop-Josef, ed. 2004. Children’s play: The roots of reading.[Juego de los niños: las raíces de la lectura, en inglés] Washington, DC: ZERO TO THREE Press.

Last Updated: January 20, 2018