¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Hablemos de... Un círculo de apoyo para bebés y niños pequeños - Prácticas y estrategias reflexivas en Early Head Start

En los programas Early Head Start (EHS), la supervisión reflexiva y la práctica reflexiva de los padres también pueden considerarse como el círculo de apoyo o las relaciones continuas que permiten cuidar y apoyar a los bebés y niños pequeños para que sean el principal objetivo. Aprenda estrategias para mantener una relación que se construya mediante el círculo de apoyo. Explore las estrategias y las cuestiones a considerar para superar una ruptura en la práctica reflexiva, y las sugerencias para alentar a los padres a reflexionar y desarrollar las prácticas de crianza.

Introducción
¿Qué es el círculo de apoyo?
Un ejemplo de supervisión reflexiva en la práctica
Ánimo y apoyo de la práctica reflexiva de los padres
Estrategias para mantener el círculo de apoyo vivo/Consejos prácticos para el personal
Recursos
Recursos basados en la web

Ver la versión en PDF: Hablemos de... Un círculo de apoyo para los bebés y niños pequeños - Prácticas reflexivas de crianza para los padres y estrategias en Early Head Start (en inglés)

Introducción

La supervisión reflexiva es una oportunidad maravillosa para fortalecer las relaciones profesionales que apoyan a los padres, las familias y los niños pequeños. La supervisión reflexiva se caracteriza por la escucha activa y las preguntas consideradas por parte del supervisor y la persona supervisada. No es terapia, sino más bien una oportunidad para que el supervisor ayude y apoye al supervisado con intuiciones, preguntas y desafíos relacionados con el trabajo. Muchos directores, supervisores y personal de Early Head Start (EHS) reconocen la supervisión reflexiva en la práctica como un aspecto importante del apoyo programático general para aquellos que prestan servicios directos a niños muy pequeños y sus familias. Cuando los directores de EHS demuestran y apoyan la supervisión reflexiva en sus programas, es probable que el personal siga su ejemplo participando. Cuando el personal de EHS se siente apoyado y capaz de hacer su trabajo, incluso cuando esos puestos de trabajo son un reto, están en la mejor posición para alentar y apoyar a los padres a reflexionar sobre sus propias prácticas de crianza de los hijos. En otras palabras, "cómo los supervisores están con el personal influye en cómo el personal estará con las familias [y los padres] que atienden" (Parlakian & Seibel, 2001, p. 3). Este es el proceso paralelo en acción o la regla de platino como fue expresada por Jeree Pawl (1995), "Haz a los demás como quisieras que otros hicieran a los demás".

¿Qué es el círculo de apoyo?

En los programas Early Head Start (EHS), la supervisión reflexiva y la práctica reflexiva de los padres también pueden considerarse como el círculo de apoyo o las relaciones continuas que permiten cuidar y apoyar a los bebés y niños pequeños para que sean el principal objetivo. El círculo de apoyo significa que los adultos importantes en la vida de los bebés o niños pequeños han desarrollado y promovido su propia relación entre sí para que el niño pueda ser apoyado en todos los entornos. Por ejemplo, mediante una supervisión reflexiva, el administrador y el director tienen una asociación que ayuda al director a apoyar a su personal en su trabajo con bebés, niños pequeños y familias. Como resultado del apoyo del director, el personal desarrolla alianzas con los padres para apoyar a los niños en el cuidado. El diagrama muestra círculos superpuestos que ilustran la interconexión de la relación entre los administradores, los padres y el personal, con el niño pequeño en el centro.

El concepto del círculo de apoyo suena maravilloso en teoría, sin embargo, uno de los mayores desafíos para los programas de EHS es mantener el apoyo vivo cuando los bebés, niños pequeños y las familias se mueven activamente a través del programa. Otro desafío es equilibrar las muchas otras tareas del personal del programa de EHS con la supervisión reflexiva para el personal. Proporcionar rutinas cotidianas coherentes y transiciones para niños muy pequeños es mucho trabajo y muchos tienen dificultad por averiguar dónde encajar la supervisión reflexiva en sus horarios totalmente ocupados. Otros pueden estar luchando para demostrar la supervisión reflexiva en sus programas (p. ej., ¿Qué aspecto tiene la práctica reflexiva? y ¿por dónde empezar?). Sin embargo, encontrar tiempo constante y regular para la supervisión reflexiva, tanto formalmente (es decir, durante reuniones preprogramadas con los supervisados y/o compañeros) e informalmente (es decir, consultas no planificadas con los comaestros o un coordinador de EHS), ayudará mucho en el desarrollo de la capacidad del programa y en la habilidad y conciencia en sí mismo del personal. En otras palabras, el personal del programa de EHS que utiliza sistemáticamente estrategias reflexivas en su trabajo probablemente fomentará y apoyará la práctica reflexiva en los padres.

Esta edición de Hablemos de...:

  • definirá la supervisión reflexiva en la práctica;
  • examinará estrategias para sustentar las relaciones construidas a través del círculo de apoyo;
  • explorará preguntas y sugerencias para alentar a los padres a reflexionar y construir sobre las prácticas de crianza con sus hijos.

Un ejemplo de supervisión reflexiva en la práctica

En la siguiente viñeta, Allyson, una directora de EHS, acaba de asistir a una capacitación para directores donde aprendió acerca de la conexión entre la supervisión reflexiva y la práctica reflexiva de crianza de los hijos. Un programa reflexivo con los cuidadores que demuestran y participan en la supervisión reflexiva puede influenciar a los padres para que se vuelvan más reflexivos en su relación con los niños muy pequeños. Los padres reflexivos tienen más conocimiento sobre el comportamiento de sus hijos y respuestas a ese comportamiento. Los padres reflexivos pueden también crear múltiples respuestas para respaldar un comportamiento deseado en su niño. Con el tiempo, la práctica reflexiva de los padres puede ayudar a fortalecer la relación entre los padres y los niños muy pequeños. Allyson comienza su año programático proporcionando supervisión reflexiva para su equipo administrativo. Ella demuestra sus expectativas para el resto del personal:

Allyson había estado presionando a su personal para que hablara con las familias sobre la reflexión, pero descubrió que el personal ocupado de la clase no estaba seguro de cómo hacer esto o incluso por qué. Ella prometió que este año sería diferente. Iba a encontrar una manera de utilizar su capacitación en la práctica reflexiva con su equipo de EHS. Ella comenzó el año del programático proporcionando supervisión reflexiva regular a cada miembro de su equipo administrativo cada dos semanas. El equipo administrativo, a su vez, comenzó a proveer supervisión reflexiva entre los compañeros durante las semanas en que no se encontraban con Allyson. Julie, la directora del centro, programó una sesión de supervisión con Rena, una maestra. Utilizaron el tiempo para pensar sobre cómo apoyar mejor a los nuevos padres para comenzar el proceso de reflexionar sobre sus propias estrategias de crianza.

Rena comenzó diciendo: "El año pasado sentí como que tenía una buena relación con los padres y ellos podían realmente pensar en las diferentes maneras en que criaban a sus hijos, y cómo lo que hacíamos en la escuela y en casa realmente apoyaba a los niños. Este año tengo unos cuantos padres nuevos con quienes me es difícil conectarme. Intento compartir cosas positivas con estos padres sobre sus hijos y preguntarles cómo van las cosas en casa. Los padres generalmente responden diciendo: 'muy bien'... sin más información. Es casi como si pensaran que estoy tratando de entrar en sus asuntos familiares privados".

"Hmm", Julie responde, "¿entonces sientes que estas familias te ven más como una 'entrometida' que una socia?

"Parece que sí", dice Rena. "Digo, parece obvio que estoy tratando de conectar con ellos para apoyar a sus hijos... ¿no es así...?".

Julie responde: "puede ser obvio para ti, pero sus padres pueden estar pensando otra cosa." Hace una pausa. "Sabes, tu pregunta," ¿Cómo van las cosas en casa? ", literalmente, podría tomarse en cualquier cantidad de maneras por los padres. Es una pregunta muy abierta. Me pregunto si después de compartir tus observaciones positivas con los padres, hicieras una pregunta más específica sobre el progreso del niño en su casa".

"Te refieres a algo como, 'su niño aprendió dos nuevas palabras hoy. ¿Ha hablado más en casa últimamente?’”, preguntó Rena.

"Sí, exactamente," dijo Julie. Luego añadió, "Sabes, Rena... es solo el comienzo del año y algunos padres podrían estar todavía adaptándose a dejar a sus hijos con alguien que acaban de conocer".

"Tienes razón, Julie", respondió Rena. "Solo sé que cuando puedo trabajar estrechamente con los padres, la coherencia entre el hogar y la escuela es mucho mejor para el niño".

Julie ofreció, "Me parece que si queremos animar a nuestros nuevos padres a comenzar el proceso de reflexionar sobre sus prácticas de crianza con sus hijos, tal vez queramos facilitar una discusión sobre esto a principios del año".

"Es una gran idea", dijo Rena. "Tal vez podríamos pedirle a Allyson o incluso a uno de los otros gerentes que faciliten una discusión sobre la práctica reflexiva de crianza de los hijos en la próxima reunión de padres".

Julie dijo, "Y podríamos pedirle a algunos de los otros maestros de bebés/niños pequeños que se sientan cómodos para compartir cómo estas asociaciones de padres les han ayudado. Le preguntaré a Allyson sobre la agenda de la primera reunión de padres y averiguaré si hay tiempo para poner este tema en el orden del día".

De hecho, el tema de la primera reunión de padres del programa EHS era las prácticas y estrategias reflexivas de crianza de los hijos en Early Head Start. Algunas semanas después de esta reunión, algunos de los nuevos padres empezaron a compartir sus prácticas de crianza en casa con Rena y algunos de los otros maestros de bebés/niños pequeños, fortaleciendo así el vínculo de cuidador/padres en desarrollo. Los cuidadores apreciaron la experiencia de las familias y sintieron que estaban en una mejor posición para apoyar a los bebés y niños pequeños a su cargo. Este es el círculo de apoyo en acción.

Allyson comenzó el año programático con su personal que aceptaba la supervisión reflexiva y poniéndolo en práctica. Puesto que su personal se sintió apoyado, pudo desarrollar una relación significativa y abierta con los padres. Los beneficios fueron dos:

  • los padres que desarrollaron un sentido de confianza y relación con el cuidador de sus hijos pequeños tenían más probabilidad de compartir sus propias prácticas de crianza con los maestros y
  • los padres también estaban en una mejor posición para apoyar a sus propios hijos al desarrollar una relación significativa con el personal, con quien podían consultar.

Animar y apoyar la práctica reflexiva en los padres

Mientras nuestra viñeta continúa, Karyn, una madre que asistió a la reciente reunión de padres sobre "prácticas de crianza reflexiva" se acerca a Rena para hablar sobre una novedad en el comportamiento de su hija Lenore.

Karyn estaba decidida a hablar hoy con Rena sobre Lenore. Ella entendía que a veces los nuevos comportamientos podrían "brotar" en los niños pequeños durante la noche, pero esto parecía repentino. Mientras Karyn se acercaba a Rena, quien estaba hablando con otro padre de familia, Rena se giró, sonrió y dijo: "He estado queriendo hablar con usted sobre Lenore". Karyn pensó, "Oh no. Rena me va a decir que necesito cambiar algo que estoy haciendo con Lenore".

Rena se volvió a Karyn y dijo, ¡lo que sea que haya estado haciendo con Lenore, por favor siga haciéndolo! Al principio, Karyn se sorprendió, luego se sintió aliviada y luego un poco confundida. Esperaba que Rena le dijera exactamente lo contrario. Rena continuó. "Lenore tiene tanta energía y está interesada en todo. Ella está aprendiendo tan rápidamente que apenas podemos ir a su paso aquí en el centro". Entonces Karyn dijo, "Exactamente. No puedo ir a su paso tampoco. Se mete en todo y le estoy diciendo 'no, no, no' ahora más que nunca. Solo quiero que vuelva mi pequeña". Rena sonrió de modo tranquilizador y reconoció que mientras el progreso de Lenore parecía ocurrir de la noche a la mañana, su curiosidad había estado creciendo durante algún tiempo. También compartió con Karyn que, "no" es a menudo una de las primeras respuestas de muchos padres cuando el comportamiento de sus hijos pequeños prueba los límites. Nuestro trabajo es crear maneras de apoyar y alentar la curiosidad natural de Lenore mientras la mantenemos a salvo".

Rena hizo una lluvia de ideas con Karyn sobre cómo podría apoyar el nuevo comportamiento y la curiosidad de Lenore en casa. Rena agregó: "Hemos podido apoyar los nuevos intereses de Lenore en el aula introduciendo algunos artículos nuevos cada semana. Rena le preguntó a Karyn sobre lo que le gustaba hacer a Lenore en casa. Ella animó a Karyn a continuar usando una variedad de juguetes, libros y otros artículos con su hija. Rena también sugirió que Karyn podría empezar a tomar prestados juguetes y libros apropiados para la edad de la biblioteca de juguetes y libros del programa para complementar lo que ya tenía en casa.

Los padres, que son los primeros maestros de sus hijos, no siempre tienen el apoyo o la experiencia para reflexionar sobre sus propias prácticas y estrategias de crianza. Sin embargo, apoyar las habilidades de reflexión en los padres a través del círculo de apoyo y las alianzas entre el personal y los padres beneficiará en última instancia a los bebés y niños pequeños. Parlakian (2001) describe las maneras en que el personal puede modelar la práctica reflexiva en su relación con los padres:

  • Haga preguntas abiertas a los padres. Esto ayuda a los cuidadores a saber más acerca de los niños a su cargo y da a los padres tiempo para reflexionar sobre sus reacciones a sus hijos. Compartir información, como las etapas de desarrollo y hablar sobre el significado del comportamiento de los bebés y niños pequeños puede ayudar a los padres a determinar si sus respuestas parentales apoyan o reprimen el desarrollo de su niño. Rena compartió ideas con Karyn sobre maneras de apoyar el ambiente casero de Lenore y después hizo preguntas para comprender (p. ej., "Dígame lo sucede en casa").
  • Anime a los padres a preguntar "preguntas tipo 'me pregunto'". Esto ayuda a los padres a fortalecer activamente las habilidades de hacerse preguntas y compartir ideas sobre el desarrollo y comportamiento de su hijo. Con preguntas como, "me pregunto ¿qué le gustaría a mi hijo explorar?" o "me pregunto ¿qué le gusta más a mi niño?" puede ayudar a los padres a desarrollar la habilidad de la práctica reflexiva. Rena sugirió objetos apropiados para el desarrollo que Karyn podría tener alrededor de su casa para facilitar la nueva curiosidad de Lenore y animó a Karyn a pedir prestado algunos objetos para comenzar. Ahora, Karyn mirará los objetos para Lenore con un "ojo" para lo que sustentar su curiosidad. A veces todos los padres necesitan un suave "codazo" para ayudar a desarrollar sus habilidades de reflexión.
  • Enfatizar y/o modelar la perspectiva del bebé o del padre. Esto ayuda a los padres a fortalecer su habilidad para detectar las señales de sus bebés o niños pequeños. "Hablar a través del bebé" es una forma en que los cuidadores pueden ayudar a los padres estar más en sintonía con sus hijos. Rena podría decir a Karyn en la voz de Lenore, "Mami, estoy tan entusiasmada por todas estas cosas nuevas que estoy aprendiendo. Es divertido para mí. Estoy aprendiendo sobre límites. Estoy aprendiendo lo que está bien tocar o no. Quiero explorarlo todo". Tomar la perspectiva de Lenore puede ayudar a Karyn a replantear sus experiencias y respuestas a la nueva curiosidad de su hija para aprender.

Estrategias para mantener el círculo de apoyo vivo/Consejos rápidos para el personal

Allyson recuerda el último año programático, cuando el personal a menudo se dirigía a ella frustrado; culpando a las familias por no apoyar las estrategias del cuidador en el centro, y criticando a otros empleados por no seguir las tareas y responsabilidades básicas del centro. Ella pasó mucho tiempo lidiando con el conflicto del personal y reconoció que a menudo el personal compartía poco con los padres cuando llegaban al final del día a recoger a sus hijos. Cuando el personal de Allyson comenzó a participar en prácticas reflexivas con regularidad a principios de este año, se criticaron menos y empezaron a trabajar juntos más. Parecían menos frustrados al final del día y a menudo hablaban con los padres sobre cómo iba el día con sus hijos.

A medida que el año transcurre rápidamente, Allyson y su personal comienzan a sentir el desafío de equilibrar la práctica reflexiva, y mantener las relaciones que se crearon como resultado del círculo de apoyo con todas las demás responsabilidades del programa EHS.

Después de los primeros cinco meses, las citas canceladas con los supervisores se volvieron más frecuentes y Allyson notó un cambio en la práctica del personal. A mediados del año, prácticamente toda la práctica reflexiva había terminado. Las ausencias de Allyson en las reuniones de supervisión con sus gerentes provocaron un efecto dominó en todo el programa. Los gerentes dejaron de reunirse regularmente para la supervisión entre pares y con los cuidadores y maestros. El personal de Allyson comenzó a sentir que la supervisión reflexiva era menos importante que atender todos los deberes y retos de la operación de su programa. El personal no se tomaba el tiempo para hacer una lluvia de ideas, reflexionar juntos o compartir ideas y explorar posibilidades con los padres. Rena se encontró a veces dando consejos concretos en lugar de hacer preguntas a los padres para ayudarlos a explorar sus propios sentimientos y experiencias. El personal comenzó a trabajar solo con poca reflexión o aporte de otros y los padres no parecían compartir tanto como en el comienzo del año. Allyson frecuentemente se preguntaba, "¿Cómo modelo la práctica reflexiva cuando estoy constantemente reaccionando y respondiendo a las peticiones de mi personal, mis padres y nuestra agencia delegada?" "Bueno, el mes que viene será diferente".

Mantener la supervisión y la práctica reflexiva es un desafío común de muchos programas de EHS cuando otras tareas y responsabilidades parecen comenzar a tener precedencia. Las estrategias y cuestiones a considerar para superar un desajuste en la práctica reflexiva son las siguientes:

  • Piense en la supervisión reflexiva en la práctica como un componente regular de su programa EHS. Cuando la práctica reflexiva se considera una tarea adicional, no será consistente. A veces va a suceder y a veces no. Como parte regular y constante de su programa, el personal lo hará parte de su horario regular, aun cuando todas las otras responsabilidades comiencen a ser abrumadoras. Este es en realidad un momento en que la práctica reflexiva es más necesaria.
  • Construya una asociación con cada uno de los padres y familias de los bebés y niños pequeños a su cuidado. Una vez que los padres hayan formado una asociación con el personal y experimentado el círculo de apoyo en acción, querrán compartir sus experiencias de crianza con el personal y comparar notas entre el hogar y la escuela. Cuando la práctica reflexiva es irregular y el personal se siente abrumado, su capacidad y disposición para interactuar con los padres podrían verse afectados.
  • Comprender los límites de la supervisión reflexiva. La supervisión reflexiva es una manera de pensar en usted dentro del contexto de su trabajo, y considerar preguntas, ideas y pensamientos relacionados con su trabajo con los niños y las familias. La terapia, por otra parte, es una oportunidad para que usted trabaje en asuntos personales con un profesional de la salud mental.
  • Obtenga capacitación como una manera de apoyar su capacidad para facilitar la supervisión reflexiva y modelar la práctica reflexiva en su programa de EHS. Considérelo como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento para todo el programa y otra oportunidad para apoyar a los padres, las familias y los niños pequeños. La relación dentro de su programa sirve como modelo para el personal con los padres, y los padres y las familias con sus propios hijos.

Recursos

Center for Mental Health Services, Substance Abuse and Mental Health Services Administration and Services, U.S. Dept. of Health and Human Services. 2000. Early childhood mental health consultation. [Consulta de salud mental en la primera infancia] Washington, DC: National Technical Assistance Center for Children’s Mental Health, Georgetown University Child Development Center.

Heffron, M.C. 2005. Reflective supervision in infant, toddler, and preschool work. [Supervisión reflexiva en el trabajo con bebés, niños pequeños y preescolares] In K. Finello (Ed.), The Handbook of Training and Practice in Infant and Preschool Mental Health [Manual de entrenamiento y práctica en salud mental infantil y preescolar], 114-136, San Francisco, CA: Jossey-Bass.

Gilkerson, L. 2004. Reflective supervision in infant-family programs: Adding clinical process to nonclinical settings. [Supervisión reflexiva en programas para bebés-familias: Adición del proceso clínico a los entornos no clínicos] Infant Mental Health Journal, 25(5), 424-439. 
Parlakian, R. 2001. The power of questions: Building quality relationships with families. [El poder de las preguntas: Construyendo relaciones de calidad con las familias] Washington, DC: ZERO TO THREE.

Parlakian, R. and Seibel, N. L. 2001. Being in charge: Reflective leadership in infant/family programs. [Estar a cargo: Liderazgo reflexivo en programas de bebés/familias]. Washington, DC: ZERO TO THREE.

Parlakian, R. ed. 2002. Reflective supervision in practice: Stories from the field. [Supervisión reflexiva en la práctica: Historias del campo] Washington, DC: ZERO TO THREE.

Shahmoon Shanok, R., Gilkerson, L., Eggbeer, L., and Fenichel, E. 1995. Reflective supervision: A relationship for learning. [Supervisión reflexiva: Una relación de aprendizaje] Washington, DC: ZERO TO THREE.

Last Updated: July 16, 2018