El currículo se imparte a través de las relaciones

Una mujer ayuda a una niña pequeña a ponerse las medias, mientras sostiene a un niño jugando en su regazoLa idea de un currículo para programas que ofrecen servicio a bebés y niños pequeños a menudo ha hecho surgir muchas preguntas en el campo del cuidado y la educación en la primera infancia sobre lo que significa apoyar el desarrollo y el aprendizaje de niños muy pequeños. En un enfoque integral del currículo basado en la investigación que está alineado con el Marco de Head Start sobre los resultados del aprendizaje temprano de los niños: Desde el nacimiento hasta los 5 años (ELOF, sigla en inglés), las metas de aprendizaje y el contenido abordan todos los dominios del desarrollo: Enfoques de Aprendizaje; Desarrollo Social y Emocional; Lenguaje y Lectoescritura; Cognición; y Desarrollo Perceptual, Motor y Físico. Además, los currículos deben tener un alcance y una secuencia organizados del desarrollo que incluya los planes y materiales para las experiencias de aprendizaje basadas en progresiones del desarrollo y la forma en que aprenden los niños pequeños (45 CFR §1302.32(a)(i)–(iii)). Para los bebés y los niños pequeños, esto significa que un "currículo debe incluir experiencias de aprendizaje para apoyar el desarrollo de los bebés y los niños pequeños en cada nivel de las progresiones de desarrollo descritas en el ELOF: Desde el nacimiento hasta los 9 meses, de 8 a 18 meses, de 16 a 36 meses" (Centro Nacional de Desarrollo, Enseñanza y Aprendizaje en la Primera Infancia (NCECDTL, sigla en inglés), 2018, 2).

Sin embargo, incluso con un enfoque organizado y planificado para el currículo de bebés y niños pequeños, todavía se aplican los principios específicos sobre cómo se desarrollan y aprenden los bebés y los niños pequeños (NCECDTL, 2018). Aunque todos los principios son importantes, el principal es que los bebés y los niños pequeños aprenden a través del juego, la exploración y la interacción con objetos y personas en el contexto de relaciones significativas con adultos de confianza. La enseñanza de habilidades distintas por memorización es inapropiada para el desarrollo.

Aprender a través del juego

¿A qué nos referimos cuando decimos que el juego es el trabajo de los niños? ¿Qué están aprendiendo realmente los bebés y los niños pequeños en su juego que los ayuda a formar las habilidades fundamentales para el trabajo posterior en la escuela? La siguiente tabla proporciona algunos ejemplos de experiencias típicas de juegos de bebés y niños pequeños, su relación con las áreas de habilidades académicas y el papel singular que desempeña el desarrollo social y emocional como puente entre el juego y el aprendizaje.

Experiencias de juego Dominio / Subdominio del ELOF Lo que los niños pueden estar aprendiendo
Jugar al "pat-a-cake" Lenguaje y Lectoescritura/Lenguaje y Comunicación

Imitación

Social y emocional: Me siento comprendido cuando respondes a mis gestos. Nos divertimos juntos. Me gusta imitarte.

Manipular libros y llevárselos a la boca; que le lean en inglés o en el idioma del hogar Lenguaje y Lectoescritura/Literatura Emergente

Vocabulario, memoria

Social y emocional: Me gusta que estamos uno al lado del otro cuando leemos juntos. Me gusta acurrucarme contigo y escuchar mi cuento preferido.

Juego para grupos pequeños en la mesa de agua con recipientes de diferentes tamaños Cognición/Exploración y Descubrimiento; Pensamiento matemático emergente

Conceptos de peso y volumen

Social y emocional: Aprendo a esperar mi turno para jugar y a compartir.

Crear estructuras con bloques Cognición/Pensamiento Matemático Emergente

Contar, ordenar, comenzar con las habilidades de clasificación

Social y emocional: Me siento seguro de lo que puedo hacer cuando me aplaudes mientras construyo mi torre de bloques.

Padres, familiares y personal de educación en los programas de niños pequeños de Head Start:

  • Colaboran para crear metas de aprendizaje individuales; esto puede incluir la identificación de metas en un Plan de Servicios Familiares Individualizados, o IFSP, para niños con discapacidades diagnosticadas.
  • Utilizan el currículo para identificar las experiencias de aprendizaje que quieren que los niños tengan en el programa.
  • Hacen lo que indica el currículo para crear estas oportunidades de aprendizaje, ya sea en entornos de cuidado grupal o en el hogar.

La evaluación continua de los niños proporciona información que se utiliza para individualizar las oportunidades de aprendizaje y las interacciones mediante la identificación de las habilidades, intereses, recursos, necesidades y progreso únicos del niño. Entre las estrategias para la evaluación continua del niño están las siguientes:

  • Documentar lo que los niños comunican, dicen y hacen, y usar la herramienta del programa para la evaluación continua del niño con el fin de identificar las habilidades adquiridas y las emergentes en ese momento.
  • Comunicarse con los padres, los miembros de la familia y otros cuidadores acerca de lo que observan acerca de sus hijos en el hogar y otros entornos.
  • Identificar diferentes maneras en que los niños aprenden e individualizan el entorno de aprendizaje, las interacciones entre adultos y niños y las experiencias de aprendizaje.
  • Modificar los materiales, las experiencias o el entorno para fomentar una mayor participación y apoyar la adquisición de nuevas habilidades.

Además, a través de las relaciones con los niños, los adultos pueden utilizar "oportunidades de enseñanza" informales que proporcionen experiencias de aprendizaje ricas, receptivas y relevantes de forma no planificada y, a menudo, inesperada. Estas son las experiencias de aprendizaje que a menudo tienen el mayor efecto. El personal docente calificado planea momentos en los que pueden apoyar intencionalmente las metas de aprendizaje individuales de los niños en cada área de desarrollo. Por ejemplo, una proveedora de cuidado infantil de la familia refuerza las metas cognitivas (memoria, habilidades para formar pares) cuando el niño con el que está pintando con los dedos se da cuenta de que su camisa roja es del mismo color que la pintura roja, y la proveedora hace un juego en el que el niño nombra todas las otras cosas rojas que hay en el hogar. Del mismo modo, un maestro refuerza los enfoques sociales, emocionales y de aprendizaje (negociación de conflictos, autorregulación emocional y del comportamiento) cuando ayuda a dos niños a negociar para resolver el problema de quién puede jugar con el camión de bomberos, ofreciendo algunas opciones sobre cómo los niños pueden jugar con el camión (juntos o turnarse) e identificar y validar los sentimientos que pueden estar experimentando.

Implicaciones para la práctica

El cuidado receptivo sirve de guía para el pensamiento y el aprendizaje de los niños. Comprender el desarrollo infantil es una herramienta importante para responder eficazmente a los niños con los que usted trabaja y para apoyar a las familias que están aprendiendo estas habilidades.

  • Infórmese sobre los marcadores del desarrollo que tienen lugar en los primeros años —por ejemplo, enfoques cognitivos y de aprendizaje como la imitación, la permanencia de los objetos y el juego de simulación— y la progresión del aprendizaje desde las habilidades simples a las más sofisticadas que los niños demuestran en su juego.
  • Utilice este conocimiento para individualizar el currículo. Conocer las etapas de desarrollo le permitirá prever qué tarea de desarrollo viene a continuación y proporcionar experiencias apropiadas dentro del contexto del alcance y la secuencia de su currículo. Su meta es estimular a cada niño en formas que pongan al descubierto las habilidades emergentes, leyendo con precisión sus señales y respondiendo con el apoyo adecuado (p. ej., ayudar a un niño a aprender a gatear poniendo su juguete favorito un poco fuera de su alcance, justo al lado de usted y darle un abrazo al niño o decirle: "¡Sí, tienes tu sonajero!" cuando lo alcance).
  • una familia se sienta en el suelo alrededor de un niño que está de pie apoyándose en una cesta de lavanderíaPiense en cómo las experiencias cotidianas en el hogar o en el cuidado grupal implican conceptos y habilidades en todos los dominios del ELOF: Enfoques de Aprendizaje; Desarrollo Social y Emocional; Lenguaje y Lectoescritura; Desarrollo Cognitivo; y Desarrollo Perceptual, Motriz y Físico. Reconozca cómo estos conceptos y habilidades le sirven de guían para implementar el currículo. Por ejemplo, los rituales de llegada y salida incorporan la habilidad cognitiva de la permanencia de los objetos y las habilidades de comunicación, como el lenguaje receptivo y expresivo; también ayudan a desarrollar habilidades sociales y emocionales como la resiliencia y el funcionamiento emocional. Los bebés y niños pequeños en diferentes niveles de desarrollo requieren diferentes estrategias para hacer frente al hecho de que sus padres o familiares lo dejen con otro cuidador. Usted puede ayudar a los padres y a las familias a prepararse para los cambios sociales y emocionales, como llorar, aferrarse a la persona y la ansiedad por separación, los que tienen lugar cuando los bebés adquieren esta nueva comprensión cognitiva más adelante durante su primer año de vida.
  • Cuando piense en su currículo, recuerde que las metas para el aprendizaje involucran a todos los dominios del ELOF. Cuando estos dominios se integran y funcionan en conjunto, promueven un funcionamiento saludable del desarrollo.

Last Updated: November 4, 2019