¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Hablemos de... El aprendizaje en el hogar y en entornos similares

Los niños se dan cuenta de que están en un lugar amable y cariñoso cuando los cuidadores y los miembros de la familia son intencionales sobre los entornos que crean. Este recurso enseñará a los visitadores del hogar, al personal del programa, los cuidadores y a otros educadores de la primera infancia a crear un espacio acogedor y hogareño para los niños.

¡No existe lugar mejor que el hogar!
Apoyo al desarrollo en todos los dominios
Apoyo a entornos hogareños seguros
Crear ambientes similares al hogar
Traer las culturas del hogar
Conclusión
Referencias 

Ver la versión en PDF: NYCU: El aprendizaje en el hogar y en entornos similares (en inglés)

Los bebés y niños pequeños suelen estar más cómodos en sus hogares, ¿y por qué no? ¡Es el lugar donde son amados más que en cualquier otro sitio! Además de su hogar, muchos bebés y niños pequeños pasan tiempo en el cuidado infantil familiar, en el cuidado basado en el centro u otros entornos de cuidado grupal. Cuando los espacios donde los bebés y niños pequeños pasan su tiempo traen elementos de sus hogares, esto les comunica que "este es un lugar donde tú, tu familia y tu cultura serán respetados y valorados".

¡El hogar de una familia ya es un ambiente rico lleno de oportunidades de aprendizaje! Ya sea que la familia está inscrita en una opción de visitas al hogar o si participa en el cuidado de niños, aún así, su hijo pasará gran parte de su tiempo en casa. Tanto los maestros como los visitadores del hogar tienen la importante labor de ayudar a las familias a ver todas las oportunidades de aprendizaje que ya existen en su propio hogar.

¿Alguna vez ha notado que no hay dos hogares exactamente iguales? Incluso en los apartamentos donde todos tienen el mismo diseño de planta, la forma en que la gente decora y los muebles que eligen proporcionan una sentido de individualidad. La gente tiende a crear espacios que reflejan su personalidad y su cultura familiar. Piense por un momento acerca de su propia casa y lo que lo hace especial. ¿Hay elementos de su casa que reflejan inequívocamente a usted y/o su familia? Tal vez son las fotos que exhibe o algo que le ha regalado un abuelo — la mayoría de nosotros tenemos algo especial que hace que el espacio donde vivimos sea personal.

Cuando creamos espacios para los bebés y niños pequeños, un objetivo es proporcionar continuidad, porque los niños muy pequeños se sienten más cómodos cuando las personas y las cosas que los rodean les son familiares. Un aspecto importante de la continuidad es tener el mismo cuidador (o visitador del hogar) o un grupo muy pequeño de cuidadores que interactúan con el niño y su familia. Otro aspecto de la continuidad es el cuidado de los bebés en los centros de atención fuera del hogar en formas que son lo más similares posibles a cómo sus familias los cuidan en casa. En las visitas al hogar, es importante que las ideas y actividades ofrecidas por el visitador a la familia estén en sincronía con los valores y las metas que la familia tienen para su hijo.

¡No existe lugar mejor que el hogar!

Stephanie está haciendo una visita al hogar con Nathan y su hija de 18 meses, Linda. Nathan compartió con Stephanie que realmente quiere darle un hogar a Linda donde ella pueda aprender. No sabe lo que comprar ni tiene mucho dinero para gastar en juguetes. ¡Stephanie le asegura a Nathan que todo lo que necesita ya está en su casa!

Ayudar a las familias a crear ambientes hogareños donde sus hijos puedan prosperar es una manera emocionante de que los visitadores puedan apoyar las relaciones de padres e hijos en el hogar. Nathan, como la mayoría de los padres, quiere ofrecer lo mejor para su hija. Stephanie puede ayudar a Nathan a llegar a ideas de cómo utilizar sus rutinas cotidianas del hogar para apoyar el desarrollo de Linda.

Materiales cotidianos que apoyan el aprendizaje:

  • Envases vacíos de alimentos (cartones de huevos, cajas de cereal, latas de especias, cajas de galletas)
  • Cajas para servir como bloques (cajas de zapatos, cajas de pañuelos desechables, etc.)
  • Las tapas limpias y vacías de detergente o los envases de yogur son juguetes excelentes para apilar y anidar
  • Los cartones vacíos de huevos o los moldes de "muffin" proporcionan oportunidades de explorar la correspondencia uno-a-uno y el juego simulado (ir de compras o cocinar)
  • Las telas de diferentes texturas como bufandas, pañuelos o trozos de ropa vieja pueden ser divertidos para tocar, acurrucarse o utilizar como una manta de bebé en los juegos de simulación
  • Los envases vacíos y un bol de agua sobre un molde de hornear sirven para verter y vaciar el agua sin ensuciar demasiado.
  • Una lata de café vacía y una cuchara hacen un tambor
  • Artículos seguros para tirar, tales como bolas blandas, fregadores de ducha y bolas de calcetines
  • Cojines o almohadas en el piso para gatear por encima o saltar encima de ellos 
  • Un área "acogedora" (manta o pañuelo puesto sobre una mesa o una caja de cartón grande), donde los niños puedan gatear y usar como una carpa bajo techo 

Apoyo al desarrollo en todos los dominios

Isabella, de doce meses, se acerca a la mesa de la sala mientras sus padres, Armando y Mariana están sentados cerca de ella. Cecilia, su visitadora, observa cómo Armando y Mariana animan a Isabella mientras esta llega a la mesa e intenta levantarse. ¡Ella está punto de ponerse de pie! Mariana comparte con Cecilia: "ella ha estad tratando de llegar a esta mesa toda la semana". Cecelia recoge uno de los juguetes favoritos de Isabella y lo pone sobre la mesa. En su esfuerzo por alcanzar el juguete se olvida lo difícil que es pararse y ¡se levanta hasta alcanzar el juguete! Todo el mundo aplaude, mientras Isabella sonríe orgullosa.

Los bebés y niños pequeños usarán cualquier cosa y todo en su entorno como "materiales" para aprender. Los adultos pueden apoyar el aprendizaje de un niño con los objetos que ya tienen en su casa. Recuerde que los bebés y niños pequeños siempre deben ser supervisados. Los bebés pequeños exploran los objetos con la boca y los niños pequeños trepan ¡cualquier cosa que puedan alcanzar! Los visitadores del hogar y los maestros pueden hacer pruebas con los "tubos de asfixia" y hacer controles de seguridad frecuentes para asegurarse de que los ambientes basados en el hogar y en el centro sean seguros y que apoyen el juego.

Para crear un ambiente que apoya las habilidades motrices gruesas:

  • Ayude al niño a aprender a subir y bajar del sofá con seguridad.
  • Utilice un taburete (para lavarse las manos, cepillarse los dientes, ver el mostrador de la cocina).
  • Dé un paseo.
  • Cree una pista de obstáculos para los niños con cojines para trepar, un túnel de caja de cartón para arrastrarse, saltar sobre un pañuelo en el suelo, etc.
  • Practique subir y bajar las escaleras con su hijo a pie o gateando.

Para crear un ambiente que apoya las habilidades motrices finas:

  • Proporcione experiencias supervisadas con papel y bolígrafos/lápices/marcadores/crayones – los niños de tan sólo 12 meses querrán intentar escribir como los adultos.
  • Ofrezca a los bebés correo basura o periódicos viejos para arrugarlos, estrujarlos y rasgarlos.
  • Haga una "canasta de tesoros". Llene una cesta (o una lata del mollete) con artículos seguros ordinarios y naturales del hogar y permita que los bebés descubran los tesoros adentro. Recuerde que una de las maneras en que los bebés exploran es con la boca, así que asegúrese de que todo lo que pongan en la boca o chupen sea seguro y siempre supervíselos de cerca. Algunos artículos para la canasta de tesoros podrían ser: una taza de medir, una tela, un portavasos, una cuchara, bolas y ¡cualquier cosa (objetos seguros) que encuentre!

Para crear un ambiente que apoya las habilidades sociales:

  • Proporcione los conocimientos y las habilidades para ayudar a las familias a reconocer que la parte más importante del entorno de sus hijos es la relación que crean juntos.
  • Anime a los padres a responder a los sonidos, sonrisas y gestos de los bebés como si estuvieran conversando.
  • Juegue juegos en que hay va por turnos — por ejemplo, el niño puede entregar al padre una bola y el padre se la devuelve.
  • Para los niños pequeños, utilice un plato de papel para hacer una señal "STOP" o "PARE" en un lado y "GO"o "PASE" por el otro. Juegue a juegos de "stop-and-go" (pare y pase) en un pasillo; esto ayuda a los niños a aprender a controlarse y a desarrollar sus habilidades auditivas.
  • Haga juegos con los niños pequeños con animales de peluche, muñecos o figuras de acción. Haga juegos con los niños pequeños con animales de peluche, muñecos o figuras de acción. ¡También pueden cantar canciones y hacer bailes tontos! 

Apoyo a entornos hogareños seguros

Aisha se mudó recientemente a un refugio con su hijo Dion, de 4 meses de edad. Ella inscribió a Dion en el aula de Shawna y ha notado que Shawna pone a Dion en el suelo mucho. Cuando Aisha le pregunta sobre eso, Shawna le explica que "el tiempo en la barriguita" es bueno para los músculos del bebé. Unos días más tarde Aisha le dice a Shawna que ella quiere que Dion pase tiempo en la barriguita en casa, pero en el refugio el piso es duro y sucio.

A veces las familias están en situaciones donde su ambiente no es muy seguro. Los maestros y visitadores del hogar de EHS pueden asociarse con las familias para proteger a sus hijos y continuar cultivando su desarrollo. Shawna estaba dispuesta a ayudar a Aisha a concebir algunas ideas sobre cómo dejar que Dion tuviera tiempo en el suelo en "casa". Algunas ideas para los cuidadores y los visitadores del hogar en esta situación podrían ser: proporcionar una caja de cartón de lados bajos para el tiempo en la barriguita o traer el papel de carnicero para definir un espacio limpio para el bebé. Shawna también podría proporcionar a Aisha un mantel de vinilo o un forro de cortina de ducha transparente que pudiera servir como "alfombra". El mantel permite un lugar limpio para una manta de bebé, donde los bebés pueden practicar tiempo en la barriguita, rodar o alcanzar los juguetes.

Para apoyar los entornos hogareños seguros:

  • Ayude a las familias de bebés que se desplazan solos a encontrar recursos para resolver los problemas de seguridad. ¿Están cubiertas las tomas eléctricas? ¿Los muebles son lo suficientemente estables para ser jalados? Utilice una "lista de verificación de seguridad en el hogar" con las familias.
  • Trabaje con los socios de la comunidad a que provean a las familias artículos de seguridad, como cubiertas para los enchufes y cerraduras para los gabinetes.
  • Envíe a las familias a los proveedores de atención médica quienes pueden hacer pruebas a los bebés y niños pequeños para detectar la exposición al plomo (a menudo transmitida al tragar pintura descascarada en casas y edificios de apartamentos más viejos). Hablar a los padres lo pueden buscar en sus casas para evitar posiblemente exponer a sus hijos a conducir.
  • Identifique parques locales seguros para el tiempo de juego al aire libre.
  • Incluso en casas o apartamentos pequeñas, trate de ayudar a las familias a crear un área segura para que los niños jueguen y un lugar (como una caja de cartón decorada con pegatinas) donde los niños puedan guardar sus "tesoros".
  • Ayude a las familias a sentirse bien sobre dónde se encuentran, incluso si no es donde quieren estar a largo plazo. Esto se puede hacer señalando los obstáculos que la familia haya tenido que superar y lograr encontrar vivienda, mantener a su familia junta o buscar los servicios de EHS.

Creación de entornos parecidos al hogar

Sasha, una proveedora de cuidado infantil en un programa basado en el centro, está preparando su nuevo salón de clases. Recientemente visitó a una amiga que proporciona cuidado de niños en su casa y le encantó el ambiente tranquilo y acogedor. Sasha quiere que su clase de edades mixtos se sienta como un hogar. Tiene un sofá, algunas mecedoras y una mesa en el salón donde los niños pueden jugar con los juguetes, y los cuidadores y miembros de la familia que los visitan pueden sentarse cerca. En las visitas iniciales al hogar, Sasha notó las decoraciones familiares y encontró algunas cosas similares para decorar su aula. También tomó fotos de cada familia y los colocó alrededor del salón donde los niños pueden verlos.

Hacer que un aula de un centro de cuidado infantil de la sensación de ser como un "hogar lejos de casa" es una manera estupenda de crear un ambiente cálido, acogedor y sustentador. Los ambientes hogareños son posibles en la mayoría de los espacios con un poco de creatividad e imaginación. Imagínese lo maravilloso que se sentiría un nuevo padre nervioso que entra en un centro de cuidado infantil y viera un salón cómodo donde los cuidadores, las familias y los niños se reúnen y pasan su tiempo.

Piense en su entorno como una manera en que usted puede comenzar a construir una relación comprensiva estrecha con los niños y las familias. Mire a su alrededor y vea lo que puede hacer para promover una relación en todas las áreas de su espacio. Un sofá no es solo un lugar para sentarse sino que también proporciona un espacio cómodo para que los maestros y padres se relajen y ponerse al día cuando van a recoger a sus hijos, para sujetar a alimentar a los bebés o acurrucarse con los niños pequeños para leer un libro. ¡Un cambiador es más que un lugar para cambiar los pañales! Es un espacio donde los cuidadores y los bebés pueden disfrutar de tiempo individual juntos. 

Traer las culturas del hogar

Las familias de Jim y Carol han vivido en la misma pequeña ciudad por generaciones. Sus padres trabajaban en la fábrica local y ahora Jim también. Su hijo, Adam, está inscrito en el centro local de Early Head Start y su maestra, Meghan, visita a los padres en su hogar. Meghan explica que a ella le gusta que su salón refleje la vida y cultura de las familias en el programa. Si bien a Jim y Carol le gusta esta idea, no creen tener una "cultura" que ofrecer. Meghan explica que cada familia es diferente y ¡eso es lo constituye la cultura de su familia! Ella señala las fotos de los encuentros familiares en un estante y pregunta si puede tomar una foto similar de Jim, Carol y Adam para ponerla en el salón de clase.

Un excelente lugar para obtener ideas para su salón es en las visitas al hogar de las familias. Busque alrededor de sus casas y pregúntese, "¿Cómo puedo llevar esto a nuestro espacio?" Observe lo que hay en las paredes y cómo las familias decoran. ¿Tienen las familias espejos, obras de arte y fotos de sí mismos? Si usted tiene padres como Jim y Carol que en su trabajo usan uniformes, vea si puede conseguir un sombrero o un chaleco adicional para el área del juego dramático de los niños. He aquí algunas cosas a considerar al crear un hogar lejos del hogar:

  • Encuentre maneras de ser reflexivo y respetuoso hacia las culturas de donde provienen sus familias. En lugar de comprar juguetes que representan las culturas del mundo, utilice tejidos comunes a las culturas de las familias a las que su programa presta servicios. Esto es más significativo para los niños y sus padres. Pídales a las familias que le proporcionen los recipientes de alimentos vacíos (cajas de cereal, etc.) que utilizan; cúbralas con papel de contacto y colóquelas en el "área de los quehaceres domésticos" para que los juguetes de los niños sean los objetos que ven en casa.

Utilice imágenes (con el permiso de las familias) para crear una sensación hogareña:

  • Lamine fotos, póngalas en expositores transparentes, montados en la pared o use marcos baratos y seguros para exponer fotos de los niños y las familias en su programa.
  • Exponga fotos de los cuidadores, visitadores del hogar y sus familias.
  • Incluya fotos de las familias en espacios de socialización para hacer que estos salones se sientan más hogareñas.
  • Exhiba fotografías de los puntos interesantes del barrio, como el centro comunitario, la escuela o el parque.
  • Utilice canastas o contenedores de tela en lugar de cubos de plástico de colores brillantes para almacenar los juguetes.
  • Busque maneras de hacer que las culturas de los hogares de las familias formen parte del espacio de cuidado infantil — por ejemplo, use canastas o tejidos (cortinas, mantas, manteles) en el estilo de los países de origen de las familias.

Conclusión

El lugar donde los niños pequeños pasan su tiempo está lleno de mensajes para ellos. Cuando los cuidadores y los miembros de la familia son intencionales sobre los entornos que crean pueden comunicar mensajes como:

  • Aquí se valora tu vida familiar y las relaciones familiares.
  • Este es un lugar donde se puede explorar y aprender.
  • Este lugar es amable y cariñoso — igual que en casa.
  • Quiero mantenerte segura y protegida.
  • Nuestra relación es importante.

Trabajar duro para crear un espacio que es acogedor y hogareño o ayudar a las familias a ver las experiencias ricas que su propia casa tiene para ofrecer, ¡son partes maravillosas del trabajo que los visitadores del hogar y los cuidadores hacen todos los días! 

Referencias

Apéndice de la Hoja de consejos núm. 32 de EHS: Uso de materiales ordinarios para promover el descubrimiento y el aprendizaje de los bebés y niños pequeños. HHS/ACF/OHS. 2009 (en inglés).

Ruth Forbes, Beginning to Play: Young Children from Birth to Three [Comenzando a jugar: Los niños pequeños desde que nacen hasta los tres años] (New York: McGraw Hill International, 2004), 72 (en inglés).

Administración para Niños y Familias, Memorándo de Información sobre la detección del plomo (ACF-IM-HS-08-07), HHS/ACF. 2008 (en inglés).

Last Updated: June 22, 2018