Entornos de aprendizaje

Uso de grupos de edad mixta para apoyar la continuidad de la atención en programas basados en centros

La agrupación de edades mixtas significa colocar a los niños con diferencias de edad de más de dos años (Pool, Bijleveld y Tavecchio 2000) dentro del mismo grupo o clase. A esto puede llamársele agrupaciones de diferentes edades o de diferentes años.

Ofrecer agrupaciones de edades mixtas en su programa puede proporcionar estabilidad a un grupo de niños con sus cuidadores durante más tiempo, lo que también se conoce como continuidad de la atención. La continuidad de la atención es un término utilizado para describir la programación y las políticas que aseguran que los niños y las familias se dediquen de manera regular a experiencias de aprendizaje temprano de alta calidad a través de relaciones estables con cuidadores que sean sensibles y respondan a las señales y necesidades del niño (Reidt-Parker y Chainski 2015).

La regularidad de las relaciones es fundamental para apoyar el desarrollo y el aprendizaje de los niños pequeños. Las agrupaciones de edades mixtas crean un marco para profundizar las relaciones del personal con los niños y sus familias.

Madre entregándole un bebé a la maestraAunque los proveedores de cuidado infantil familiar a menudo ofrecen servicios a grupos de edades mixtas que van desde bebés hasta niños en edad escolar, las agrupaciones de edades mixtas son algo nuevo en los entornos de educación temprana basados en el centro. Tradicionalmente, en los centros los niños se colocan en grupos de edad similar y hacen la transición a un grupo de niños mayores a una cierta edad o cuando alcanzan un indicador (p. ej., los bebés pasan al área de niños pequeños a los 15 meses o cuando pueden caminar; o los niños pequeños pasan al grupo de dos años cuando usan el inodoro de forma independiente). Aunque esta práctica puede ser conveniente para los programas, el que los niños y las familias reciban continuidad de la atención depende del enfoque de cada programa. En algunos casos, los niños y las familias tienen que adaptarse a un nuevo entorno, a un nuevo grupo de compañeros y a un nuevo grupo de maestros varias veces durante su inscripción en el programa.

Utilice este documento para considerar los beneficios y las estrategias para implementar exitosamente agrupaciones de edades mixtas en programas basados en centros educativos de la primera infancia.

Considere los beneficios de los grupos de edades mixtas

Trabajar con grupos de edades mixtas no significa necesariamente trabajo adicional, sino más bien un cambio de mentalidad o un cambio de enfoque. Varios estudios han demostrado que la relación de apego cuidador-niño muchas veces es más segura cuanto más tiempo el cuidador tiene a los niños (Cummings 1980; Raikes 1993; Barnes y Cummings 1994; McMullen, Yun, Mihai y Kim 2016). Las transiciones frecuentes a cuidadores nuevos pueden afectar a los niños y las familias. Por ejemplo, cada cuidador nuevo debe aprender a leer las señales de un niño y a ganarse la confianza de la familia.

Proporcionar grupos de edades mixtas puede:

  • Hacer que aumenten las probablididades de forjar relaciones seguras y de apego, así como apoyar el desarrollo social y emocional de los niños (Ruprecht 2016)
  • Proporcionar tiempo suficiente para que los cuidadores aprendan sobre las necesidades individuales del niño y creen asociaciones de trabajo positivas con las familias (McMullen, Yun y Kim 2016)
  • Lograr que se reduzca el número de transiciones para los bebés, las familias y los cuidadores
  • Permitir que los hermanos y grupos de compañeros permanezcan juntos con el tiempo en un entorno familiar

Cuando las licencias le impiden usar grupos de edades mixtas, piense en otras maneras de apoyar la continuidad de la atención. Por ejemplo, puede implementar la atención primaria o un modelo de bucle. El bucle es cuando el personal hace la transición junto con los niños a las aulas de niños de más edad.

Supere los desafíos y garantice resultados positivos

Los grupos de edades mixtas pueden ser desafiantes y gratificantes. Se necesita tiempo y esfuerzo para garantizar resultados positivos para los niños, las familias y el personal. Básese en los métodos existentes utilizados para planificar e implementar una atención individualizada e inclusiva para cada niño.

Utilice estrategias eficaces para garantizar que los sistemas, las políticas y los procedimientos promuevan el éxito.

Ponga a prueba o incorpore grupos de edades mixtas para abordar los desafíos y aprovechar las fortalezas.

Seleccione los equipos docentes que están listos para la oportunidad.

  • El personal docente necesita tener conocimiento del desarrollo infantil y la capacidad de adaptarse a las diferentes necesidades de cada edad y etapa.
  • Tenga en cuenta que trabajar con bebés tiene diferentes exigencias físicas que trabajar con niños pequeños.
  • Destaque los beneficios para los niños, las familias y el personal.
  • Recuerde que la aceptación toma tiempo, incluso cuando uno está entusiasmado con las perspectivas.
  • Tenga en cuenta el impacto en los protocolos de inscripción y lista de espera. Piense en maneras de garantizar que los grupos de compañeros o los hermanos permanezcan juntos.
  • Considere y planifique los recursos financieros, humanos y otros necesarios para apoyar la programación de grupos de edades mixtas.
  • Garantice que el personal docente y los sustitutos tengan el conocimiento profundo necesario sobre el desarrollo infantil y la capacidad de relacionarse con las familias. Deben ser conscientes de los indicadores generales del desarrollo (tareas, destrezas y concentración de los niños durante cada edad y etapa) y poder adaptarse a las necesidades e intereses individuales de los niños. Incluya en su presupuesto la participación del personal en sesiones regulares de práctica reflexiva e incorpore la supervisión reflexiva en el plan de implementación.
  • Revise y adapte las políticas y prácticas de salud y seguridad para satisfacer las diversas necesidades de todos los niños a su cuidado. La implementación de prácticas como la supervisión activa también puede ayudar a reducir las lesiones y que los niños estén solos.
  • Tenga en cuenta diferentes formas de agregar datos (p. ej., por edades de los niños, por el período de tiempo en el programa). Puede haber momentos en los que simplemente no se pueden agregar porque hay muy pocos bebés y niños pequeños. Asegúrese de mencionarlo en cualquier informe que haga sobre los datos de los niños a nivel de programa.

Utilice estrategias eficaces para garantizar que el entorno y los materiales sean seguros y satisfagan las necesidades e intereses de cada rango de edad que recibe servicios dentro del grupo.

Asegúrese de que el diseño del espacio incluye:

  • Atención de rutina para todas las edades (p. ej., cambiar los pañales, usar el baño, dar el biberón y la comida en la mesa)
  • Espacios protegidos para bebés que no se desplazan
  • Elementos de motricidad gruesa para niños que se desplazan
  • Los mejores lugares para que el personal esté disponible para los niños y pueda supervisar el grupo
  • Considere la necesidad de equipos y materiales adicionales. Es posible que tenga que comprarlos, rotarlos o almacenarlos hasta que los necesite. Tenga en cuenta la seguridad de los niños más pequeños (p. ej., riesgos de asfixia). Esto puede afectar el presupuesto o el diseño de las instalaciones.
  • Los equipos docentes deben ser flexibles cuando hagan su planificación y saber cómo adaptar el entorno a medida que cambian los intereses, las destrezas y las habilidades de los niños. Recuerde que los bebés y los niños pequeños tienen un ritmo rápido de desarrollo.

Utilice estrategias eficaces para garantizar que las actitudes de los adultos tengan un impacto positivo en el proceso y requieran enfoque directivo.

  • Prepare al personal y a los padres cuando hagan una transición a un entorno de grupos mixtos. Comparta los beneficios y pídales su opinión. Pídales que participen en el proceso cuando haga cambios en el programa. Reúnase con ellos para compartir por qué el cambio se está implementando, muéstrese dispuesto a responder preguntas y anime al personal y a las familias a compartir sus inquietudes y a asociarse con el programa durante la implementación. Permita que las familias compartan sus ideas con el personal o con las familias recién inscritas.
  • Proporcione apoyo y oportunidades de desarrollo profesional para ofrecer estrategias y abordar las inquietudes.
  • Considere la supervisión reflexiva para ofrecer un lugar donde el personal puede expresar con seguridad sus preocupaciones o sus estrategias para la adaptación. Los supervisores o coaches podrían ser una tercera entidad u observador para ayudar a los maestros a superar los obstáculos.
  • Considere proporcionar tiempo fuera del aula para que los equipos docentes hablen y planifiquen.

Niño jugando con juguete circularUtilice estrategias eficaces para garantizar que la gestión del aula funcione tanto para un niño individual como para la dinámica del grupo.

  • Utilice el enfoque de cuidado primario del programa para ayudar al personal a individualizar en función de la necesidad de los niños y las familias.
  • El personal adicional puede ayudar a aliviar la dinámica del grupo afectada por el incremento en el desarrollo (p. ej., cuando los bebés necesitan apoyo adicional debido a la separación o a la conciencia de personas que no conocen; cuando los niveles de actividad aumentan a medida que los niños aprenden a caminar, escalar o correr; o cuando hacen valer sus demandas con golpes o mordidas).
  • Piense en formas de implementar estrategias de gestión de grupos para:
    • Individualizar el currículo para satisfacer las necesidades de cada niño
    • Comprender los comportamientos de los niños y hacer adaptaciones curriculares o del entorno para limitar los comportamientos desafiantes. A veces, lo que el personal percibe como un reto son comportamientos normales que los adultos tienen dificultades para manejar en un entorno de grupo
    • Enmarque la planificación de currículo en torno a las rutinas y experiencias de aprendizaje o piense en el día como experiencias de un grupo pequeño o basadas en cada niño, en lugar de actividades de grupos grandes
    • Configure el entorno de una manera que limite el uso del "no" por parte de los adultos o la necesidad de los niños de recibir orientación constante
    • Proporcione materiales seguros y de composición abierta que tengan múltiples usos para las diferentes edades. Cuando los niños tienen oportunidades para el juego autodirigido, juegan más tiempo, están más comprometidos y juegan más independientemente
    • Garantice la seguridad proporcionando materiales más complejos o supervisados por adultos (pintura, tijeras seguras para los niños, etc.) que están fuera del alcance de los niños más pequeños, pero al alcance de los adultos y listos para que los niños mayores los utilicen

Acceda a los recursos y utilícelos

Apoyos programáticos

Apoyos para el desarrollo profesional

Apoyos para padres y familias que se centran en varios grupos de edad. Estos podrían ayudar a las familias a comprender el enfoque variado del proveedor con los niños en un entorno de edad mixta.

Conozca los requisitos de licencias y de Head Start

Las regulaciones para otorgamiento de licencias en cuanto a la relación niño-personal y el tamaño del grupo para grupos de edades mixtas varían de un estado a otro. Utilice un motor de búsqueda electrónico para acceder a información sobre su estado o territorio. Acceda a la Base de datos nacional de reglamentos de licencias de cuidado infantil (en inglés).

"Cuarenta y siete estados permiten a los centros de cuidado infantil tener grupos de niños de edades mixtas. Todos estos estados tienen requisitos sobre las proporciones niño-personal para los grupos de edad mixta, y más de la mitad tienen requisitos sobre el tamaño del grupo para los grupos de edades mixtas. La mayoría de los estados basan las proporciones de grupos de edad mixta y el tamaño del grupo en la edad del niño más pequeño del grupo" (Centro Nacional de Aseguramiento de Calidad en la Primera Infancia 2015,11). Más información en la Reseña de investigación #1: Tendencias en las políticas y regulaciones para el otorgamiento de licencias a centros de cuidado infantil para el 2014 (en inglés).

Las Normas de Desempeño del Programa Head Start (HSPPS, sigla en inglés) apoyan los programas, particularmente a aquellos que brindan servicio a bebés y niños pequeños, para que creen grupos de edades mixtas en entornos basados en el centro. Acceda al texto completo de las HSPPS. Consulte la parte 1302 del subcapítulo B para la proporción y el tamaño de los grupos en el cuidado infantil familiar y basado en el centro.

Extracto pertinente sobre las proporciones, el tamaño del grupo y la continuidad de la atención basados en el centro de 45 CFR §1302.21(b):
(1) La proporción personal-niño y el tamaño máximo de los grupos deben determinarse por la edad de la mayoría de los niños, así como las necesidades de los niños presentes. ... Cuando los requisitos para las licencias estatales o locales son más rigurosos que las especificaciones sobre la proporción maestro-niños y del tamaño del grupo de esta sección, el programa deberá cumplir con los requisitos más estrictos. ...
(2) una clase de Early Head Start o de Head Start para migrantes o trabajadores de temporada que atiende a niños menores de 36 meses deberá tener dos maestros para un máximo de ocho niños o tres maestros para un máximo de nueve niños. Cada maestro debe tener asignada la responsabilidad primaria y constante, para no más de cuatro niños, a fin de promover la continuidad de la atención a cada niño. El programa debe minimizar los cambios de maestros a lo largo de la inscripción de un niño, siempre que sea posible, y considerar los grupos de edades mixtas para apoyar la continuidad de la atención.

Referencias

Ahnert, L., M. Pinquart y M.E. Lamb. “Security of Children’s Relationships with Nonparental Care Providers: A Meta-Analysis.” Child Development 77 (2006):664–679. "Seguridad de las relaciones de los niños con los proveedores de cuidado no parental: Un metaanálisis". Desarrollo infantil 77 (2006):664–679 (en inglés).

Barnes, M.V., y E.M. Cummings. “Caregiver Stability and Toddlers’ Attachment-Related Behavior Towards Caregivers in Day Care.” Infant Behavior and Development 17 (1994): 141–147. "Estabilidad del cuidador y comportamiento relacionado con el apego de los niños pequeños con los cuidadores en la guardería". Comportamiento y desarrollo del bebé 17 (1994): 141–147 (en inglés).

Cummings, E.M. “Caregiver Stability and Day Care.” Developmental Psychology 16 (1980): 31–37. "Estabilidad del cuidador y cuidado diurno". Psicología del desarrollo 16 (1980): 31–37 (en inglés).

Katz, L. G., J.A. Hartman y D. Evangelou. The Case for Mixed-Age Grouping in Early Education. En defensa de las agrupaciones de edades mixtas en la educación temprana (en inglés). Washington, DC: Asociación Nacional para la educación de niños pequeños, 1990.

McMullen, M. B., N. Yun, A. Mihai y H. Kim. “Experiences of Parents and Professionals in Well-Established Continuity of Care Programs.” Early Education & Development 27 (2016): 190–220. "Experiencias de los padres y los profesionales en programas con continuidad de la atención bien establecidos". Educación y desarrollo tempranos 27 (2016): 190–220 (en inglés).

National Scientific Council on the Developing Child. Excessive Stress Disrupts the Architecture of the Developing Brain: Working Paper 3 (en inglés) El estrés excesivo interrumpe la estructura del cerebro en desarrollo: Informe de trabajo 3. Boston, MA: Center on the Developing Child, Harvard University, 2005/2014.

Pool, M., C. Bijleveld y L. Tavecchio. “The Effect of Same-Age and Mixed-Age Grouping in Day Care on Parent-Child Attachment Security.” Social Behavior and Personality: An International Journal 28 (December 2000): 595–602. "El efecto de las agrupaciones de la misma edad y de edad mixta en la guardería en la seguridad del apego padre-hijo". Comportamiento social y personalidad: Una revista internacional 28 (diciembre 2000): 595–602 (en inglés).

Raikes, H.. “Relationship Duration in Infant Care: Time with a High-Ability Teacher and Infant-Teacher Attachment.” Early Childhood Research Quarterly 8 (1993): 309–325. "Duración de la relación en el cuidado del bebé: Tiempo con un maestro de gran capacidad y apego bebé-maestro". Investigación trimestral de la primera infancia 8 (1993): 309–325 (en inglés).

Raikes, H. y C. Edwards. Extending the Dance in Infant and Toddler Caregiving. Extender la danza en el cuidado de bebés y niños pequeños (en inglés). Baltimore, MD: Paul H. Brookes Publishing Company, Inc., 2009.

Reidt-Parker, J. y M.J. Chainski. The Importance of Continuity of Care: Policies and Practices in Early Childhood Systems and Programs (en inglés). La importancia de la continuidad de la atención: políticas y prácticas en los sistemas y programas de la primera infancia . Chicago, IL: Ounce of Prevention, November 2015.

Ruprecht, K., J. Elicker y J. Choi. “Continuity of Care, Caregiver-Child Interactions, Toddler Social Competence and Problem Behaviors.” Early Education and Development 27 (2016): 221–239. "Continuidad de la atención, interacciones niño-cuidador, competencia social y comportamientos problemáticos del niño pequeño". Educación y desarrollo tempranos 27 (2016): 221 – 239 (en inglés).

Last Updated: December 17, 2018