Entornos de aprendizaje

Acceso al espacio de juego al aire libre

mientras que un adulto supervisa, los niños juegan al aire libre en el patio dentro de unos carritos de juguete móvilesIdealmente, cada área interior para bebés y niños pequeños tiene acceso directo al espacio de juegos al aire libre. 1 Si no hay acceso directo, ayude al personal a pensar en formas de transportar a los niños. Por ejemplo, use carretillas o cochecitos para los bebés sin movilidad y permita que los bebés con movilidad y los niños pequeños que puedan caminar distancias cortas lo hagan. Haga arreglos para que otra parte del personal ayude a los niños que ya caminan a llegar al espacio exterior, si es necesario. Si el espacio de juego al aire libre está demasiado lejos para que los bebés con movilidad y los niños pequeños caminen fácilmente, transporte a pequeños grupos de niños usando carretillas o cochecitos. 

Si un espacio de juego al aire libre sirve tanto a bebés como a niños pequeños, cree un área separada para los bebés donde estén a salvo del juego más activo de los niños pequeños. Separe las áreas creando una barrera baja; véase la sección Barreras y senderos de este Apéndice. Dentro del área infantil, asegúrese de que haya un espacio protegido para los bebés pequeños que les permita inspeccionar y moverse libremente; los bebés mayores necesitan espacio para gatear y objetos y barandillas resistentes que pueden usar para ponerse de pie. Recuerde, los espacios de juego al aire libre para bebés y niños pequeños necesitan cumplir con muchos niveles de desarrollo diferentes, incluyendo el acceso para niños con alguna discapacidad o sospecha de retraso que afecte su capacidad de moverse de forma independiente y que puedan depender de un equipo de adaptación para sentarse, pararse y moverse.

El acceso conveniente al cambio de pañales y al lavado de manos es otra idea que se debe considerar. ¡Sí, rutinas como el cambio de pañal se pueden hacer al aire libre! Si es posible, proporcione un área aislada para el cambio de pañal y acceso a agua y jabón para el lavado de manos; este es siempre el método preferido para la higiene de las manos. Si no hay agua corriente al aire libre, utilice un desinfectante de manos que contenga alcohol (CFOC 3.2.2.2: Procedimiento de lavado de manos (en inglés)). Si hay un lavamanos disponible, consulte con las organizaciones de licencias locales para asegurarse de que el lavamanos y la eliminación de las aguas residuales cumplan con los requisitos de salud. Si el cambio de pañal al aire libre no es una opción y no hay un baño separado para ir al baño cerca del espacio al aire libre, mantenga las proporciones adecuadas entre el personal y los niños, apoyando al personal que necesite llevar a los niños adentro.

Los visitadores del hogar pueden hablar con las familias sobre su acceso al aire libre. Comience haciéndoles preguntas a las familias, tales como:

  • ¿Con qué frecuencia llevan a sus hijos afuera?
  • ¿Tienen fácil acceso a espacios de juego abiertos o parques infantiles seguros y estimulantes?
  • ¿Tienen carretills, cochecitos o trineos para transportar más fácilmente a sus hijos o pueden caminar con los bebés mayores y niños pequeños?
  • ¿Qué es lo que más les gusta de estar afuera?
  • ¿Cuál es el mayor desafío de salir?

1 Lally et al., Guía para la configuración de entornos, 56; Post et al., Cuidado tierno y aprendizaje temprano, 249 (en inglés).