Entornos de aprendizaje

Conclusión

Clarence, de 14 meses de edad, gatea por la ladera de una colina algo inclinada y cubierta de hierba. Se detiene dos veces en el camino para arrancar hierba y tirarla al aire. Observa atentamente cómo el viento se lleva las briznas de hierba al cielo. Cuando llega a la cima, se levanta despacio y mira a Angie, su maestra. Ella se acerca a él y le extiende la mano. Creyendo que Clarence puede bajar de la colina, pero puede necesitar apoyo, Angie sonríe y le pregunta: "¿Estás listo para bajar la colina?". Clarence le agarra la mano a Angie. Mira hacia abajo y da un paso hacia adelante con cuidado. Luego mira a Angie. Ella continúa sonriendo y lo anima: "Eso es todo. Estás caminando por la colina". Clarence le toma la mano a Angie y baja lentamente. Angie aplaude y dice: "¡Lo lograste! ¡Bajaste la colina!". Clarence grita y aplaude.

una mujer anima a un niño de pie en el césped al aire libreEl juego y la exploración al aire libre es importante para los bebés y niños pequeños. El tiempo que pasan al aire libre los ayuda a comenzar a conectarse y adquirir una apreciación por el entorno natural. Ofrece importantes beneficios para la salud y el desarrollo y experiencias valiosas que simplemente no están disponibles en interiores. Con una planificación reflexiva y prácticas y políticas de apoyo, los programas pueden proporcionarles a los bebés y niños pequeños oportunidades para el juego activo al aire libre, la exploración de la naturaleza y las conexiones con adultos de confianza de muchas maneras, incluso en circunstancias muy lejos de lo ideal. Trabajando juntos, los líderes, el personal y las familias de EHS y MSHS pueden ofrecer ricas oportunidades de aprendizaje que apoyan el desarrollo de los bebés y niños pequeños, y crear una base para interactuar con la naturaleza y aprender de ella.