Entornos de aprendizaje

Pasar tiempo al aire libre mejora la salud de los niños

Hay pruebas convincentes de que los niños pequeños experimentan considerables beneficios para la salud cuando pasan tiempo al aire libre. Por ejemplo:

  • un niño parado en el césped sosteniendo una pelotaLos niños pequeños son más propensos a participar en los tipos de juego físico vigoroso que fortalecen el corazón, los pulmones y músculos porque tienden a jugar más fuerte y durante períodos más largos fuera. 1 Pasar tiempo regularmente al aire libre hace que aumenten las oportunidades de que los bebés y los niños pequeños gateen, den los primeros pasos, caminen, trepen y corran libremente. Además de mejorar las habilidades motrices gruesas, la actividad física vigorosa mejora el nivel general de condición física de los niños.
  • Pasar tiempo al aire libre fortalece el sistema inmunitario de los niños pequeños. Estos tienen menos ausencias relacionadas con enfermedades cuando tienen oportunidades diarias de jugar al aire libre. 2
  • Pasar tiempo al aire libre permite recibir vitamina D.3 Existe una creciente preocupación de que los bebés, los niños pequeños y los niños mayores tengan deficiencia de vitamina D. Esta vitamina es necesaria para la absorción de calcio, que fortalece los dientes y los huesos.
  • Pasar tiempo al aire libre influye positivamente en los patrones de sueño de los niños pequeños. La luz solar natural ayuda a regular y equilibrar los ciclos sueño-vigilia. 4
  • Los niños que juegan al aire libre son menos propensos a ser miopes. La exposición directa a la luz brillante y natural como consecuencia de estar afuera puede estimular los ojos en desarrollo de forma sustancial, como "mantener la distancia correcta entre el cristalino y la retina, lo que mantiene la visión enfocada". 5
  • Los niños diagnosticados con trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH, sigla en inglés) y que juegan regularmente en entornos al aire libre con mucho verde (p. ej., campos abiertos y cubiertos de hierba, árboles) tienen síntomas de TDAH más leves que aquellos que juegan en interiores o en entornos prefabricados, como parques infantiles con equipos estacionarios. 6
  • El tiempo que pasan al aire libre les proporciona a los niños protección contra los factores estresantes de la vida y los ayuda a disfrutar de una sensación general de paz y bienestar. 7
  • Hay algunas pruebas de que jugar en la tierra expone a los niños a un tipo específico de bacterias que puede reducir la ansiedad y mejorar la capacidad de aprender nuevas tareas. 8

1 Thigpen, "El juego al aire libre: Cómo combatir el estilo de vida sedentario", 19 (en inglés).

2 Sennerstam, "Ausencias por enfermedad" (en inglés), 88.

3 Facultad de Medicina Albert Einstein, "Millones de niños en EE. UU. tienen bajos niveles de vitamina D"; Gordon, "Deficiencia de vitamina D en niños", 161 (en inglés).

4 Dewar, "Patrones de sueño del recién nacido: Una guía para la supervivencia de aquellos padres interesados en la ciencia" (en inglés).

5 Aamodt y Chang, "El sol es el mejor optometrista" (en inglés).

6 Universidad de Illinois en Urbana–Champaign, " 'Tiempo verde' vinculado a síntomas más leves" (en inglés).

7 White, "La relación de los niños pequeños con la naturaleza" (en inglés).

8 Sociedad Estadounidense de Microbiología, "¿Pueden las bacterias hacerte más inteligente?" (en inglés).