Resumen de los requisitos de vacunación y uso de mascarillas para mitigar la propagación del COVID-19 en los programas Head Start

Este informe describe los requisitos anunciados en la Disposición final provisional con período de comentarios (en inglés) (IFC, sigla en inglés) y cómo ayudarán a mitigar la propagación del COVID-19. Consulte las Preguntas frecuentes para obtener más información sobre los requisitos de vacunación y uso de mascarillas para los programas Head Start y lea el Preámbulo para comprender más sobre los datos y el razonamiento que respalda los requisitos.

Antecedentes

La vacunación y el uso de mascarillas son componentes esenciales necesarios para regresar a ofrecer todos los servicios integrales de Head Start.

El 9 de septiembre de 2021, se publicó Ruta para salir de la pandemia: plan de acción del presidente Biden contra el COVID-19. De conformidad con este el plan de acción, la Administración Biden-Harris ha exigido que los casi 300,000 empleados de los programas Head Start en todo el país se vacunen. El presidente Biden también les ha pedido a los gobernadores de los estados que exijan que todos los maestros y el personal escolar se vacunen, como se requiere ahora en las escuelas financiadas con fondos federales.

Mediante esta IFC, la Oficina Nacional de Head Start (OHS, sigla en inglés) está ejerciendo su autoridad legal para agregar el requisito de vacunación y el uso de mascarillas para el personal destinatario de la subvención a las Normas de Desempeño del Programa Head Start (HSPPS, sigla en inglés).

Requisito de uso de mascarillas

Todas las personas de 2 años o más deberán usar mascarilla siempre que:

  • estén en interiores en un entorno en el que se proporcionan servicios de Head Start,
  • haya dos o más personas en un vehículo que sea propiedad, haya sido arrendado o procurado por el programa Head Start,
  • quienes no estén vacunados con las dosis necesarias de la vacuna y estén al aire libre en un entorno con un gran número de personas o durante actividades que implican un contacto cercano prolongado con otras personas. La OHS señala que estar al aire libre con niños de por sí implica un contacto cercano prolongado porque el personal tiene que cuidarlos y supervisarlos.

Excepciones

  • Los niños y adultos cuando están comiendo o bebiendo algo.
  • Los niños cuando están durmiendo la siesta.
  • El reducido grupo de personas que no pueden usar mascarilla sin correr peligro debido a una discapacidad, según la define la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA, sigla en inglés), compatible con la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, sigla en inglés) de Estados Unidos sobre las exenciones por discapacidad.
  • Cuando el proveedor de atención de la salud de un niño aconseja una cubierta facial alternativa que se ajuste a las necesidades especiales de atención de la salud del niño.

Cronograma: Este requisito entrará en vigor inmediatamente después de la publicación de la IFC el 30 de noviembre del 2021.

Requisito de vacunación

Se exige la vacunación con las dosis necesarias contra el COVID-19 para:

  • todo el personal (según se define en Términos, 45 CFR §1305.2 [Personal]),
  • aquellos contratistas cuyas actividades impliquen un contacto o la prestación de servicios directos a niños y familias,
  • voluntarios que están en las aulas o trabajando directamente con niños que no son los suyos.

De acuerdo con la definición actual de los CDC, las personas se consideran vacunadas con las dosis necesarias:

  • 14 días después de su segunda dosis en una serie de dos dosis, como las vacunas de Pfizer o Moderna,
  • 14 días después de una vacuna de dosis única, como la vacuna Johnson & Johnson de Janssen.

Plazo

  • Las personas deberán haberse vacunado antes del 31 de enero del 2022. Esto significa que el personal, ciertos contratistas y los voluntarios deben haberse puesto su segunda dosis, si la vacuna tiene una serie de dos dosis, o la primera, si se trata de una dosis única, antes del 31 de enero de 2022.
  • Vacunarse toma tiempo. Para estar vacunado antes del 31 de enero del 2022, las personas deben comenzar a ponerse la vacuna contra el COVID-19 a más tardar:
    • el 3 de enero: primera dosis (Moderna),
    • el 10 de enero: primera dosis (Pfizer-BioNTech),
    • el 31 de enero: segunda dosis (Moderna y Pfizer-BioNTech),
    • el 31 de enero: dosis única (Johnson & Johnson).

Para los efectos de este reglamento, el personal, ciertos contratistas y los voluntarios cumplirán con el requisito incluso si aún no han completado el período de espera de 14 días requerido para la vacunación con las dosis necesarias para el 31 de enero. Esta flexibilidad de tiempo se aplica solo a la implementación inicial de esta IFC y no tiene relación con el cumplimiento continuo.

Exenciones

  • Se pueden otorgar exenciones a las personas que soliciten y reciban una exención de la vacuna debido a:
    • que un problema médico o una necesidad médica requieran que se posponga la vacuna, si así lo documenta un médico con licencia (como una modificación razonable de conformidad con la Ley para Estadounidenses con Discapacidades),
    • creencias, prácticas u observancias religiosas genuinas (establecidas de conformidad con el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964).
  • Es responsabilidad de los programas Head Start establecer un proceso para revisar y otorgar las exenciones (p. ej., problemas médicos, creencias religiosas genuinas).
  • Aquellos a quienes se les conceda una exención por una de las razones enumeradas anteriormente deben someterse a pruebas como mínimo una vez a la semana. Con excepción de aquellos a quienes se les conceda la exención por una de las razones anteriores, no habrá opción de hacerse la prueba como alternativa al requisito de vacunarse.
  • Los programas deben crear e implementar un protocolo por escrito para hacerles las pruebas de COVID-19 a aquellos que reciban la exención de vacunación. Para crear un protocolo de pruebas de COVID-19, los programas deben consultar con su Comité Asesor de los Servicios de Salud (HSAC, sigla en inglés) y con los funcionarios locales de salud pública, junto con las recomendaciones del asesor legal y el departamento de Recursos Humanos de su agencia.

Documentación: los programas deberán rastrear y documentar de forma segura el estado de vacunación de cada miembro del personal y las solicitudes y los resultados de la exención de la vacuna. Sin embargo, los programas tienen la flexibilidad de utilizar cualquier estrategia de seguimiento que consideren apropiada.

Explicación

Dado que los niños menores de 5 años son demasiado pequeños para vacunarse en este momento, se deben tomar medidas adicionales para reducir la propagación del COVID-19, sobre todo de la variante delta que es más infecciosa.

Menos transmisión: estos requisitos reducirán la transmisión del COVID-19 del personal a los niños y a las familias. Una menor transmisión:

  • protege la salud y la seguridad de los niños, el personal y las familias,
  • prioriza un cuidado y educación en la primera infancia en persona seguro y sostenido para los niños, con todos los beneficios que esto implica para los niños y las familias.

Menos cierres de programas: exigir que el personal se ponga la vacuna y que todas las personas mayores de 2 años usen mascarillas es fundamental para reducir los cierres de programas debido a la exposición al COVID-19. Los cierres de programas traen dificultades, inestabilidad y estrés para los niños y las familias de Head Start. Interrumpen las oportunidades de aprendizaje, socialización, nutrición, continuidad y rutina de los niños. Los cierres de programas por exposiciones al COVID-19 también afectan la capacidad de las familias de Head Start para trabajar. Los requisitos de vacunación del personal pueden provocar que los programas cierren de forma temporal debido a una poca disponibilidad de personal. Sin embargo, la mayoría de los niños de Head Start se beneficiarán de la disminución en los cierres del programa por exposición al COVID-19.

Proteger a las familias: puede ser que los niños y el personal convivan con miembros de la familia que sean mayores o tengan afecciones médicas subyacentes que los hagan correr un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad relacionadas con el COVID-19. Muchas de las familias de los niños y del personal de Head Start son miembros de comunidades minoritarias y corren un mayor riesgo de exposición al SARS-CoV-2. Los grupos minoritarios raciales y étnicos se han visto afectados de forma desproporcionada por las muertes por COVID-19 y tienen una menor tasa de vacunación. Exigir la vacunación entre el personal de Head Start no solo es un problema de salud personal, sino que también promueve la salud pública y comunitaria y la equidad en la salud para los niños y el personal de los programas Head Start.

Regreso a todos los servicios en persona: en mayo del 2021, la OHS anunció sus expectativas de que los programas debían volver a ofrecer todos los servicios en persona lo antes posible y para enero del 2022, teniendo en cuenta las condiciones de salud locales. Debido a que la vacuna contra el COVID-19 está disponible y existe el requisito de que los programas brinden todos los servicios en persona, estas normas son esenciales para crear un entorno lo más seguro posible para el personal, los niños y las familias. De acuerdo con la ACF-PI-HS-21-04 Expectativas de la Oficina Nacional de Head Start para los programas Head Start durante el año programático (AP) 2021–2022, los programas deben continuar trabajando para lograr la inscripción completa y ofrecer los servicios en persona, dependiendo de las condiciones de salud locales, para enero del 2022.