Niños con discapacidades

COVID-19 y la comunidad de Head Start

Servicios para niños con discapacidades o posibles retrasos

La comunicación continua es fundamental para mantener a los padres y a las familias al tanto de la información relacionada con el programa y la escuela durante la prestación de servicios a distancia. Puede ayudar a aliviar el estrés de sentirse aislado y solo. Los padres y las familias que tienen un hijo con una discapacidad pueden tener preocupaciones y preguntas adicionales sobre el desarrollo de su hijo. Encuentre sugerencias y recursos para apoyar al personal de educación, a los niños con discapacidades y a sus familias durante la pandemia del COVID-19.

Apoyo a las familias cuando surgen preocupaciones en el desarrollo

Tener conversaciones con las familias sobre el desarrollo infantil y la importancia de la detección es fundamental durante este tiempo. Algunas familias pueden tener preocupaciones y no saber con quién hablar o qué hacer. Los maestros, los visitadores del hogar y los coordinadores de servicios para discapacitados pueden proporcionar a las familias recursos, compartir observaciones y conectarse con los servicios adecuados para abordar cualquier inquietud tan pronto como sea posible.

El Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de CDC desarrolló el recurso Preocupado por el desarrollo de su hijo, que ofrece las siguientes recomendaciones:

  1. Complete una lista de verificación de hitos (en inglés)
  2. Pregunte sobre el Control y evaluación del desarrollo
  3. Pida una remisión para niños de 0 a 3 años,o para niños de 3 años o más (en inglés).

Estos recursos también son útiles cuando se abordan las preocupaciones del desarrollo con las familias:

Apoyo a las familias de niños con discapacidades desde la distancia

El personal de servicios de discapacidades debe conectarse con los proveedores de servicios para apoyar la continuidad de la intervención temprana, la educación especial y los servicios conexos para los niños con discapacidades y sus familias, según corresponda. Una vez que se recopila información de los proveedores de servicios, los servicios para discapacitados y el personal de educación pueden comunicarse con las familias para ofrecer apoyo adicional. Si bien las oportunidades de aprendizaje a distancia y la teleterapia proporcionan cierta consistencia y continuidad, esas experiencias pueden o no ser posibles dependiendo del acceso a internet y la ubicación.

Estrategias para ayudar a las familias a apoyar el progreso de sus hijos desde el hogar

Aliente a las familias a apoyar el aprendizaje de sus hijos durante las actividades diarias en el hogar. Comience con una o dos metas sencillas que sean fáciles de integrar a las rutinas diarias, como la hora de comer, el tiempo al aire libre y la lectura. Este enfoque aliviará la carga para las familias que tengan que planificar e implementar lecciones en casa. No olvide preguntarles a las familias qué es lo que más les interesa abordar y dónde creen que necesitan más apoyo.

  • Valide todas las cosas que los padres ya están haciendo todos los días para apoyar el progreso de sus hijos, sin importar cuán pequeños o insignificantes puedan parecer.
  • Comparta hojas de consejos y recursos simples (p. ej., a través de la captura de pantalla del teléfono, correo electrónico, correo postal, leyendo los consejos mientras ellos los escriben). Ejemplos:
  • Ofrezca dos sugerencias por semana. Provea información simple para que las familias no se sientan abrumadas o culpables de que no estén haciendo más cosas para apoyar a sus hijos. Por ejemplo:
    • Sugiérales a las familias que intenten usar un horario con una explicación simple:
      • "Primero vamos a leer un libro, luego puedes jugar con la tableta".
      • "Primero vístete, luego podemos ver tele juntos".
      • "Primero necesito un descanso, luego puedo ayudarte".
    • Individualice para cada familia en función de sus necesidades y las necesidades de sus hijos.
  • Envíeles enlaces de videos útiles y recursos en línea relacionados con las metas del niño de acuerdo con el Plan de Servicios Familiares Individualizados (IFSP, sigla en inglés) o el Programa de Educación Individualizada (IEP, sigla en inglés).
  • Sugiérales que se comuniquen con amigos y familiares de confianza por teléfono o videollamadas para pasar tiempo con los niños. Esto puede incluir trabajar en metas del IFSP o del IEP que no requieren presencia física.
  • Envíe por correo materiales de instrucción a casa que sean simples y luego haga un seguimiento con una llamada telefónica para discutir cómo van las cosas y cómo las familias podrían usar los materiales (p. ej., apoyos visuales o horario).
  • Coordine una ubicación de recogida/entrega para intercambiar materiales con las familias y, al mismo tiempo, garantizar una distancia segura.

Conectar a las familias con un Centro de Capacitación e Información para Padres (PTI, sigla en inglés) (en inglés). Estos centros ofrecen una variedad de servicios directos para niños con discapacidades, familias, profesionales y otras organizaciones que los apoyan.

Recursos adicionales