Planificación del programa

¿Qué es una evaluación de la comunidad?

una imagen de primer plano de un niño mirando hacia arriba

La evaluación de la comunidad (CA, sigla en inglés) es la recopilación y análisis de datos relacionados con las necesidades y características de los niños y familias elegibles para Head Start en el área de servicio del concesionario (es decir, el área geográfica). Esta evaluaión determina los recursos del programa y de la comunidad disponibles para satisfacer las necesidades de estos niños y familias y especifica dónde hay deficiencias. También proporciona datos demográficos importantes de la comunidad que usted puede utilizar para orientar sus esfuerzos de reclutamiento hacia los niños y las familias que más necesitan los servicios de Head Start.

La evaluación de la comunidad también lo ayuda a determinar y comprender los problemas y tendencias más importantes que afectan a las familias con niños pequeños en su área de servicio. Por ejemplo, podría determinar una escasez de viviendas de bajos ingresos que podría tener como consecuencia una matrícula insuficiente en su programa. Podría revelar un cambio demográfico de un área geográfica a otra, por lo que tal vez sea necesario reevaluar la ubicación de los centros.

En última instancia, la información de la evaluación de la comunidad se utiliza para que sirva de guía a las decisiones programáticas, incluida la planificación, la prestación de servicios y la evaluación, tanto a nivel de concesionario como a nivel federal. Entre las áreas en las que el informe de evaluación de la comunidad afecta las decisiones a nivel de concesionario están los criterios de reclutamiento y selección, patrones de personal, opciones de programas, ubicación de centros y cómo se prestarán los servicios a niños y familias. Los resultados de su evaluación de la comunidad también pueden influir en las metas a largo plazo y en los objetivos a corto plazo de su programa.

A nivel federal, los resultados de la evaluación de la comunidad recopilados por los programas de los concesionarios pueden apuntar a necesidades emergentes o cambiantes dentro de poblaciones o áreas geográficas específicas, lo que a su vez podría establecer nuevas prioridades a nivel nacional. Por ejemplo, las evaluaciones de la comunidad en toda una región pueden indicar la necesidad de ofrecer más apoyo a los niños que aprenden en dos idiomas o de orientar la capacitación de aquellos miembros del personal que estén enfrentando las secuelas de un desastre natural.