Planificación del programa

Investigaciones sobre las visitas al hogar

Una visitadora del hogar y un padre con sus hijos haciendo rompecabezas"La pregunta de investigación sobre la visita al hogar no es '¿funciona?', sino que '¿para quién funciona y bajo qué circunstancias' ". – Jones Harden et al. (2012)

Las investigaciones sobre los programas de visitas al hogar y la opción del programa basado en el hogar de Early Head Start (EHS, sigla en inglés) demuestran que la visita al hogar es un esfuerzo complejo. Los resultados positivos del desarrollo infantil, el bienestar de la familia, la crianza positiva, la salud, el éxito escolar y la estabilidad económica aparecen en diferentes grados, en diferentes modelos de programas, para diferentes poblaciones. Sin embargo, las visitas al hogar están demostrando ser una forma eficaz de intervención temprana y apoyo para la crianza a través de numerosos y rigurosos estudios de evaluación.

En 1996, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, sigla en día) lanzó una evaluación a gran escala del nuevo programa EHS. HHS asignó de forma aleatorizada a varias familias calificadas para participar en 17 centros a nivel nacional y examinó sus resultados sociales, psicológicos, de desarrollo y académicos en comparación con un grupo de control compatible. Las familias del grupo de control pudieron recibir los servicios comunitarios a su disposición. La evaluación siguió a las familias durante cinco momentos específicos, según la edad del niño: 14 meses, 24 meses, 36 meses, prekindergarten y quinto grado. A continuación presentamos algunas de sus conclusiones.

Datos demográficos de la familia y participación familiar

"La salud mental estaba relacionada con el compromiso general y específico, lo que sugiere que las visitas al hogar pueden ser eficaces para abordar los problemas subyacentes de salud mental de los padres, pero también para ilustrar que el componente operativo es si el visitador del hogar involucra con éxito a la madre". – Raikes et al. (2006)

Las características de la familia predijeron la participación familiar en los programas de visitas al hogar:3

  • Los adolescentes y las madres solteras reciben, de alguna forma, una menor cantidad de servicios.
  • Las familias móviles duran menos en el programa.
  • Las familias de un niño con discapacidad permanecieron más tiempo y estaban más comprometidas.
  • Los hispanos que no hablaban inglés estaban más comprometidos.
  • Los afroamericanos recibieron menos experiencias centradas en los niños.
  • Las familias blancas recibieron más servicios, pero no estaban más comprometidas.
  • Las familias con más factores de riesgo recibieron menos experiencias centradas en los niños.

Conclusiones de los resultados de los niños

Las experiencias centradas en los niños son el mejor indicador de los resultados positivos de preparación escolar.

"Sin duda, la calidad del compromiso y el enfoque del niño en la visita están indisolublemente ligados a la cantidad de visitas y estas características solo pueden ocurrir en el contexto de las visitas al hogar regulares". – Jones Harden et al. (2012)

A los 36 meses para los niños de EHS, el modelo basado en el hogar tuvo efectos positivos en:

  • La participación de los niños con el padre en el juego semiestructurado.
  • La probabilidad de un Programa de Educación Individualizada (IEP, sigla en inglés).
  • Puntuaciones de pruebas cognitivas estandarizadas.
  • Visitas a la sala de emergencias por accidente o lesión.
  • Desarrollo cognitivo y del lenguaje.
  • Apoyo de los padres para el desarrollo cognitivo y del lenguaje.
  • Entornos del hogar, que estaban sólidamente relacionados con el alcance de la actividad centrada en los niños durante la visita al hogar.
  • Cumplimiento con las vacunas y las visitas de niños sanos.
  • Contacto continuo con el médico familiar.
  • Seguimiento y apoyo continuos a niños con necesidades especiales1, 2

En el prekindergarten, los niños de EHS en el modelo basado en el hogar tuvieron efectos positivos en:

  • La participación de los niños durante el juego entre padres e hijos.
  • Problemas de comportamiento social.
  • Enfoques positivos hacia el aprendizaje.
  • Puntuaciones de pruebas estandarizadas en la resolución de problemas.
  • Asistir a un programa formal de preescolar1.

1. Jones Harden, B., Chazan-Cohen, R., Raikes, R., y Vogel, C. "La visita al hogar en Early Head Start: Papel de la implementación para reforzar los beneficios del programa". Revista de Psicología Comunitaria 40:4 (2012): 438–455 (wileyonlinelibrary.com/journal/jcop). DOI: 10.1002/jcop.20525 (en inglés).

2. Proyecto de investigación y evaluación de Early Head Start (EHSRE, sigla en inglés), 1996–2010: Visión general del proyecto (en inglés). Disponible en http://www.acf.hhs.gov/programs/opre/research/project/early-head-start-research-and-evaluation-project-ehsre-1996-2010 (en inglés)

3. Raikes, H., Green, B., Atwater, J., Kisker, E., Constantine, J., y Chazan-Cohen, R. "Involucrarse en los servicios de visitas al hogar en Early Head Start: Los indicadores demográficos y su relación con los resultados del padre y el niño". Investigación de la Primera Infancia Trimestral 21 (2006): 2–24 (en inglés).
 

Last Updated: June 29, 2019