¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

1302.45 Salud mental y bienestar social y emocional infantil.

(a) Promoción del bienestar. Para apoyar una cultura a nivel programático que promueva la salud mental, el bienestar socio-emocional y la salud general de los niños, el programa deberá:

(1) proporcionar apoyos para la gestión eficaz de los salones de clases y los ambientes de aprendizaje positivos; prácticas docentes; y estrategias que brinden apoyo a los niños que tienen comportamientos desafiantes y otras preocupaciones de las áreas sociales, emocionales y de salud mental;

(2) obtener servicios para las consultas sobre la salud mental en un horario de frecuencia suficiente y constante para asegurarse de que un consultor de salud mental esté disponible para colaborar con el personal y las familias con prontitud y eficacia;

(3) obtener el consentimiento de los padres para las consultas de salud mental durante la inscripción al programa; y

(4) desarrollar asociaciones comunitarias para facilitar el acceso a recursos y servicios adicionales de salud mental, según sea necesario.

(b) Consultores de salud mental. El programa deberá asegurarse de que los consultores de salud mental ayuden:

(1) al programa para que se implementen estrategias para identificar y apoyar a los niños con problemas de salud mental, sociales y emocionales;

(2) a los maestros, incluyendo los proveedores del cuidado infantil familiar, para mejorar la gestión de los salones de clases y prácticas docentes mediante estrategias que incluyan utilizar las observaciones y consultas de los salones de clases a fin de responder a las necesidades de los maestros y los niños individualmente y crear ambientes físicos y culturales que promuevan el buen funcionamiento de la salud mental, así como el funcionamiento social y emocional;

(3) a otro personal, incluyendo los visitantes domiciliarios, para satisfacer las necesidades de salud mental, sociales y emocionales de los niños mediante estrategias que incluyan la observación y consulta;

(4) al personal para tratar las preocupaciones sobre la salud mental de los niños, incluyendo cuando se internalizan los problemas, como cuando los niños parecen estar retraídos y externalizan los problemas con comportamientos desafiantes; y

(5) ayudar a los padres y el personal a comprender la salud mental y acceder a intervenciones de salud mental, si fuera necesario;

(6) a implementar las políticas para limitar las suspensiones y prohibir las expulsiones, como se describen en §1302.17.