¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Integración de enfoques que priorizan y mejoran el compromiso y la participación del padre
ACF-ACF-IM-18-01

U.S. Department
of Health and Human Services

ACF
Administration for Children and Families

1. Núm. de registro: ACF-ACF-IM-18-01
2. Fecha de emisión: 10/17/2018
3. Oficina originaria: Administración para Niños, Jóvenes y Familias; Oficina para el Cumplimiento del Sustento de Menores; Oficina de Asistencia Familiar; Oficina de Cuidado Infantil; Oficina Nacional de Head Start
4. Palabras clave: paternidad; compromiso del padre; apoyo a la familia; responsabilidad familiar; bienestar infantil; fortalecimiento de las familias; sustento de menores

Memorando de Información

A: Los comisionados de servicios humanos del estado y del territorio, las agencias estatales, tribales y territoriales que administren o supervisen la administración del Título IV-E y IV-B de la Ley de Seguridad Social, las tribus indias y las organizaciones tribales indias, los tribunales estatales y los programas de mejoramiento de tribunales tribales y estatales. Agencias estatales y territoriales que administren o supervisen la administración de otros programas de la ACF, incluido el sustento de menores, asistencia temporal para familias necesitadas, Head Start, cuidado infantil y otros servicios para jóvenes y familias.

Tema: Integración de enfoques que priorizan y mejoran el compromiso y la participación del padre

Información:

PROPÓSITO: El propósito de este Memorando de Información (IM, sigla en inglés) es instar encarecidamente a todas las agencias de servicios humanos, incluidas las agencias del bienestar infantil, los tribunales, las oficinas de cumplimiento de sustento de menores, las oficinas de asistencia pública, las oficinas de cuidado infantil, los programas de Head Start y los programas de servicios familiares y juveniles a que trabajen en colaboración con los gobiernos para crear y mantener conjuntamente un entorno que priorice el compromiso del padre como un factor crítico en el fortalecimiento de las familias y adopten enfoques para mejorar la participación del padre en todos los programas de apoyo familiar y programas relacionados con el bienestar infantil.

INFORMACIÓN

Este IM enfatiza la importancia del compromiso significativo del padre en todos los programas de Administración para Niños y Familias (ACF, sigla en inglés) con el fin de proveer un mejor servicio a los niños y las familias.  Este memorando destaca los resultados de las investigaciones que demuestran el valor de la implicación del padre en las vidas de los niños y de las familias, e identifica prácticas prometedoras para promover y para sostener el compromiso significativo del padre, sin importar dónde se encuentre el padre físicamente o la participación que tenga en la custodia del niño. La ACF y sus oficinas tienen una sola voz para alentar encarecidamente a todas las agencias a trabajar en conjunto para garantizar que el compromiso significativo del padre sea un aspecto central del trabajo realizado con las agencias del condado y del estado que sirven a las familias.

I. Antecedentes

Como un sistema de servicios para las familias unido, debemos trabajar diligentemente para mitigar las barreras conocidas para el compromiso del padre y evitar que surjan otras nuevas. Nuestra meta es crear una cultura de compromiso que anime y apoye a los padres a involucrarse más en la vida de sus hijos.  La visión de la ACF es crear un entorno que invite, apoye y recompense la participación paternal positiva en la vida de los niños y las familias, no un entorno que disuada o ahuyente a los padres debido al temor a un castigo y a la intimidación.

Existe la opinión generalizada de que numerosos aspectos del bienestar infantil actual, la manutención de menores, la asistencia a las familias y el ecosistema de servicios humanos en general han dado lugar a situaciones que crean reservas e impiden que los padres den un paso al frente y reclamen la paternidad o se involucren con sistemas en los que se ha establecido la paternidad.  En la mayoría de los casos, el bienestar infantil, el cumplimiento con la manutención de menores y la asistencia a la familia han sido en gran medida sistemas orientados al cumplimiento de normas que acarrean una amenaza de acción punitiva, incluidas sanciones tan fuertes como la detención, tiempo en la cárcel y la pérdida permanente de los derechos del padre sobre el niño.  Estos sistemas no se han organizado históricamente en torno a facilitar e incentivar el cambio a un comportamiento positivo e históricamente no han creado culturas de compromisos que probablemente estimulen la participación paternal. Con esto en mente, la ACF insta a las agencias de servicios familiares a asegurarse de que los padres se sientan bienvenidos, apoyados, escuchados y capaces de participar tan plenamente como las circunstancias lo permitan, y de acuerdo con las leyes correspondientes, en todos los programas y servicios.

II. Beneficios de la participación y compromiso del padre

Hay abundantes pruebas que indican que los padres desempeñan un papel importante en el desarrollo saludable de los niños y en la estabilidad de la familia. La participación positiva de un padre en la vida de su hijo, tanto con el compromiso directo con el niño como con el compromiso positivo con la madre, puede llevar a mejores resultados del niño en diferentes áreas.

a. Contribución al desarrollo en la primera infancia

Desde la primera infancia, los padres pueden tener una profunda influencia en el desarrollo de las habilidades tempranas de aprendizaje y en el rendimiento académico de los niños. Las interacciones positivas tempranas, como el juego entre el padre y el bebé, pueden ayudar a mejorar las habilidades sociales del niño y estimular la competencia cognitiva durante este tiempo crucial en el que los niños están aprendiendo a interactuar con el mundo que los rodea (Roggman, Noyce, Cook, Christiansen, & Jones, 2004). Un metaanálisis de los estudios sobre la participación del padre y el aprendizaje temprano señala que los niños con fundamentos en estas habilidades sociales y de aprendizaje temprano podrían estar mejor preparados para la transición a los entornos académicos (McWayne, Downer, Campos, & Harris, 2013). Además, las conclusiones indican que la cantidad y la calidad de las interacciones paternas importan, y que una participación más frecuente y positiva del padre está relacionada de una manera positiva con áreas como la autorregulación de un niño, las habilidades prosociales y las destrezas académicas y cognitivas entre las edades de 3 y 8 años (McWayne, Downer, Campos, & Harris, 2013).

La participación del padre puede también influir en los problemas de conducta de los niños. De nuevo en este caso, no es solo la cantidad, sino también la calidad de la participación lo que es importante. Las interacciones positivas y los lazos emocionales más sólidos entre el padre y el niño pueden llevar a una mayor sensación de seguridad emocional y a niveles más bajos de depresión y ansiedad en los niños (Amato & Gilbreth, 1999). La paternidad con autoridad por parte de un padre, p. ej., ayudar con la tarea, establecer límites y ofrecer apoyo emocional, se ha relacionado no solo con mejores logros académicos, sino también con menos comportamientos exteriorizados, p. ej., la agresión, la delincuencia, etc. (Amato & Gilbreth, 1999). El compromiso del padre que no vive con el niño también se ha asociado al bienestar social y emocional de los niños, al logro académico y al ajuste del comportamiento (Adamsons & Johnson, 2013). Los niños y adolescentes que tienen una relación estrecha y positiva con sus padres son menos propensos a participar en comportamientos de riesgo o en el consumo de sustancias y alcohol (National Fatherhood Initiative, 2015).

Las investigaciones también indican que la participación del padre puede afectar la calidad de la relación entre la madre y el bebé (Hossain, Field, Gonzales, & Malphurs, 1994). Además, han demostrado que las madres que tienen una relación positiva con los padres de sus hijos pueden mostrar un comportamiento en la crianza más positivo, como ser más receptivas y afectuosas, autocontroladas y mostrar apoyo emocional (Centro Schuyler para el Análisis y la Defensa, 2012).

b. Contribución económica a la salud y al desarrollo de los niños

Las contribuciones económicas de los padres afectan la salud y el desarrollo de sus hijos de varias maneras (Black, Dubowitz, & Starr, 1999; Tamis-Lemonda, Shannon, Cabrera, & Lamb, 2004). El apoyo financiero de un padre puede ayudar a garantizar que su hijo viva en un vecindario más seguro y que cuente con apoyos y materiales que puedan ayudarlo a lograr el éxito académico, p. ej., libros, computadoras y ayuda financiera para la universidad (Amato & Gilbreth, 1999). Las contribuciones financieras regulares y constantes del padre también están asociadas con niveles más bajos de inseguridad alimentaria en los niños en la primera infancia y en el período intermedio de la infancia (Nepomnyaschy, Miller, Garasky, & Nanda, 2014) y con un mayor acceso a alimentos saludables (Amato & Gilbreth, 1999).

c. Contribución a la estabilidad y al bienestar de la familia

También hay pruebas sólidas de que el padre que es comprometido influye en la estabilidad y en el bienestar familiar en general. Involucrar a los hombres en su papel de padres a través de programas de crianza puede ayudar a prevenir el maltrato infantil (Bilukha et al., 2005; Holzer et al., 2006; Mikton & Butchart 2009). La participación de un padre durante el embarazo y la crianza de los niños puede influir positivamente en su relación con la madre del niño y ayudar a reducir el estrés y la carga de trabajo de la madre, lo que a su vez puede influir positivamente en la satisfacción conyugal en los casos de padres que están casados (Milky & Denny, 2014). Además, las investigaciones indican que la participación de los padres en los casos de bienestar infantil puede influir en algunos de los resultados del bienestar del niño, como en la reducción del tiempo que pasa un niño en cuidado adoptivo temporal y una mayor probabilidad de reunificación (Burrus, Green, Worcel, Finigan, & Furry, 2012).

III. Crear un enfoque de servicio familiar amigable con el padre

Hay una serie de pasos iniciales que las agencias pueden tener en cuenta para crear entornos que promuevan y apoyan el compromiso del padre en los servicios para niños y familias. La ACF considera importante tomar en cuenta la experiencia del cliente y observar de manera objetiva la calidad de los contactos que los padres tienen con nuestras agencias, las circunstancias bajo las cuales se producen esos contactos y los costos y beneficios de que el padre participe en los programas y servicios de las agencias.  La ACF considera que es crítico que todas las agencias que ofrecen servicios a las familias examinen cuidadosamente los mensajes que comunican a los padres, tanto explícita como implícitamente.  Entre las preguntas que pueden arrojar luz sobre los mensajes a los padres están las siguientes:

  • ¿Existen valores o actitudes presentes en la fuerza laboral que puedan inhibir la identificación y el trabajo con los padres?
  • ¿Existen barreras interprogramáticas para el compromiso del padre, p. ej., participar en un programa puede crear problemas para los padres en otro programa?
  • ¿Los programas de servicio familiar tienen un compromiso y sentido de propósito conjunto en la búsqueda de un mayor compromiso por parte del padre?

IV. Importancia de la participación del padre en todos los programas de la ACF

La participación del padre es beneficiosa y fundamental para la operación eficaz de cada uno de los programas de la ACF que atienden a niños y familias. A continuación, describimos con más detalle cómo la participación del padre se entrelaza en los diversos programas de la ACF y los vínculos entre un compromiso firme con la participación del padre y mejores resultados para los niños y las familias.

a. Administración para Niños, Jóvenes y Familias

i. Oficina del Niño

La participación eficaz del padre es fundamental para lograr la visión de la Oficina del Niño (CB, sigla en inglés) de crear familias más sólidas, prevenir el maltrato y el tener que retirar a los niños de sus hogares de manera innecesaria, y promover la seguridad, la permanencia y el bienestar de los niños.

Participación de los padres en la prevención

Involucrar al padre antes de la participación formal de una agencia de bienestar infantil, de manera preventiva, es algo que las agencias de bienestar infantil están comenzando a reconocer como una medida importante.  Las agencias pueden utilizar la financiación del programa comunitario de Prevención de Maltrato Infantil (CBCAP, sigla en inglés) para apoyar programas de prevención que incluyan el compromiso del padre. Por ejemplo, el Distrito de Columbia utiliza el financiamiento de CBCAP para apoyar de manera proactiva a una organización comunitaria en la implementación de un programa de visitas domiciliarias para padres que incluye eventos sociales con sus hijos y otros padres y cafés para padres, donde estos pueden compartir sus experiencias. El programa ha logrado que se produzca una mejoría en las relaciones de cariño entre padres e hijos, así como en la relación y las interacciones entre el padre (usualmente el padre sin custodia) y la madre del niño.

Luego de reconocer que el sistema de bienestar infantil puede ser intimidante y difícil de navegar, un número creciente de jurisdicciones están ofreciendo apoyo de padres a padres o programas de mentores.  Tales programas ponen en contacto a los padres con otros padres que son mentores o coaches y que han experimentado el sistema personalmente y ahora son capaces de ayudar a orientar a nuevos padres sobre los procesos y procedimientos del bienestar infantil y ayudarlos a entender sus responsabilidades, oportunidades y los recursos disponibles.

Encarcelamiento

No es raro que los padres de niños involucrados con el sistema de bienestar infantil estén encarcelados. Los padres encarcelados son a menudo fuentes ricas de información sobre los recursos de la familia y ayudan a identificar a los familiares paternos que pueden ayudar en la crianza de los hijos en su ausencia. Muchas agencias de bienestar infantil están aumentando sus esfuerzos para mantener a los niños comunicados con sus padres encarcelados a través de la tecnología cuando la distancia o la poca frecuencia de contactos son una barrera.  A pesar de la encarcelación incluso a largo plazo, los padres pueden seguir siendo una importante fuente de apoyo y conexión para los niños y los jóvenes.

Trabajar proactivamente con los padres, ya sea con custodia, sin custodia, separados geográficamente o encarcelados, puede ser útil para fortalecer las relaciones familiares, alentar a los padres a desempeñar roles más activos en la vida de sus hijos y hacer conexiones con los miembros de la familia paterna y los recursos, todo lo cual ayuda a mejorar el bienestar y el desarrollo de los niños a largo plazo. 

La CB anima encarecidamente a todas las agencias de bienestar infantil a que redoblen sus esfuerzos para trabajar con los padres en todos los servicios de bienestar infantil.

ii. Oficina de Servicios para la Familia y los Jóvenes

La Oficina de Servicios para la Familia y los Jóvenes (FYSB, sigla en inglés) trabaja para abordar una serie de temas que impactan o están relacionadas con el compromiso del padre. La misión de la FYSB es apoyar a las organizaciones y comunidades que trabajan todos los días para poner fin a la falta de hogar en los jóvenes, al embarazo en la adolescencia y a la violencia doméstica. La FYSB logra esto mediante la administración de subvenciones a programas que ofrecen refugio, servicios comunitarios y educación preventiva para jóvenes, adultos y familias.

Los concesionarios y los programas de la FYSB trabajan con padres, niños y jóvenes para sentar las bases de relaciones saludables y promover comportamientos seguros y responsables. Al asumir esta tarea de involucrar a hombres y niños en temas tan difíciles como la violencia doméstica y la falta de hogar en los jóvenes, los concesionarios de la FYSB buscan ser preventivos y reducir las probabilidades de que las familias y los jóvenes se encuentren en situaciones vulnerables y peligrosas. Las iniciativas de concientización pública, la educación y capacitación en terreno, el aprendizaje experiencial, el modelado y el coaching son estrategias centrales para que la FYSB apoye a padres, niños y jóvenes. Sabiendo que estos temas van paralelos a las culturas y el estatus socioeconómico, los concesionarios de la FYSB también trabajan intensamente para asegurarse de que todos los programas y servicios que apoya estén fundamentados en la competencia cultural y sean respetuosos y adecuados con las comunidades a las que deben ofrecer servicios. La FYSB está profundamente comprometida con determinar lo que funciona y en llevar a cabo una evaluación y valoración rigurosas de su trabajo con un enfoque constante en la rentabilidad para demostrar su valor inherente.

Programa para Jóvenes Fugados y Sin Hogar

El Programa para Jóvenes Fugados y Sin Hogar de FYSB (RHY, sigla en inglés) ofrece servicios de refugio y apoyo a los jóvenes que viven sin hogar, incluyendo a las jóvenes embarazadas y a los jóvenes que ya son padres y a sus hijos. Particularmente a través del programa de Vida en transición (TLP, sigla en inglés) y del Hogar para Grupos de Maternidad (MGH, sigla en inglés), que sirven a jóvenes entre las edades de 16 y 22 años, los servicios se diseñan para ayudar a los jóvenes que experimentan carencia de hogar a adquirir las habilidades necesarias para realizar una transición acertada a una vida autosuficiente, preparando el camino para que los jóvenes reorienten sus trayectorias educativas y profesionales con el propósito de prepararlos para el éxito y para que tengan una familia estable más adelante en la vida y así poner fin a un posible ciclo de pobreza. Los programas MGH se conciben específicamente para cubrir las necesidades de las jóvenes embarazadas y de los jóvenes que ya son padres para ofrecer una gama de servicios integrales con el fin de enseñar habilidades de crianza, desarrollo del niño, presupuesto de la familia y salud y nutrición a las madres y a los padres jóvenes.

Programa de Prevención del Embarazo en Adolescentes

El Programa de Prevención del Embarazo en Adolescentes (APP, sigla en inglés) de la FYSB apoya a programas que promueven relaciones saludables, comunicación entre padres e hijos y responsabilidad masculina, mientras ayudan a prevenir el embarazo adolescente entre los jóvenes de la escuela intermedia. Los concesionarios de Educación para evitar riesgos sexuales de APP les proporcionan a los jóvenes tutoría, consejería y supervisión de adultos para promover la abstinencia de la actividad sexual.

Varios de los concesionarios del programa de Educación de responsabilidad personal de APP implementan un plan de estudios llamado Wise Guys, que trabaja para fortalecer la comunicación entre los niños y sus padres; aumentar el conocimiento relacionado con las actitudes sexuales y las consecuencias del comportamiento riesgoso para prevenir un ingreso anticipado a la paternidad; y mejorar la capacidad de los niños para identificar los valores personales.

Programa de Servicios y Prevención de la Violencia Familiar

Los concesionarios del Programa de Servicios y Prevención de la Violencia Familiar de la FYSB han apoyado una serie de esfuerzos para trabajar con programas/iniciativas de paternidad para abordar la violencia doméstica y promover prácticas saludables de crianza de los hijos. Las coaliciones estatales contra la violencia doméstica y los programas tribales colaboran con los programas de paternidad para compartir mensajes comunes sobre la prevención de la violencia doméstica, familias sólidas y relaciones saludables, centrándose en la participación de niños, hombres y particularmente de los padres en los esfuerzos por reducir las incidencias de violencia de pareja íntima.

Conclusión

La FYSB ruega encarecidamente a todos los concesionarios y proveedores de servicios que apoya que se aseguren de que continúen incorporando el compromiso del padre, el empoderamiento de los padres y el trabajo con jóvenes y niños como parte de su programación en las comunidades locales.

b. Oficina de Cuidado Infantil

El cuidado infantil sirve como un recurso crítico para fortalecer el papel que desempeñan los padres en la vida de sus hijos. Las relaciones protectoras entre los padres y sus familias contribuyen a resultados cognitivos y sociales positivos en el desarrollo de los niños (Grossmann, K., Grossmann, K. E., Fremmer-Bombik, E., Kindler, H., Scheuerer-Englisch, H., & Zimmermann, A. P. [2002]), así como a que haya entornos familiares más saludables que sean menos propensos a involucrar, y mejor equipados para mitigar los efectos de las experiencias adversas de la primera infancia (ACE, sigla en inglés) que tienen un impacto negativo en el crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje saludables a largo plazo (Verbitsky-Savitz, N., Hargreaves, M., Penoyer, S., Morales, N., Coffee-Borden, B., & Whitesell, E. [2016]). Los proveedores de atención y aprendizaje tempranos, tanto en el entorno del centro como del hogar, están en una posición única para facilitar y promover iniciativas de participación del padre. Para las familias en las que ambos padres no viven en el mismo hogar, los entornos de cuidado infantil son un recurso importante para ayudar a las familias a comunicarse en relación con el crecimiento y el aprendizaje de sus hijos y desarrollar sus habilidades de crianza.

El Fondo de Cuidado y Desarrollo Infantil (CCDF, sigla en inglés), a través de la Oficina de Cuidado Infantil (OCC, sigla en inglés), apoya a las familias trabajadoras de bajos ingresos con ayuda financiera para el cuidado de niños y perfecciona el aprendizaje de los niños mediante el mejoramiento de la calidad de atención en la primera infancia y los programas educativos y extraescolares. Apoyar la participación de los padres es un gasto de calidad permisible basado en el énfasis en la participación de los padres de la Ley del CCDF y la Disposición final, que alienta a los concesionarios a invertir en capacitación y alcance que involucre a los padres y las familias de formas cultural y lingüísticamente apropiadas para expandir sus conocimientos, habilidades y capacidad de ser socios significativos en el apoyo al desarrollo positivo de sus hijos.

La OCC ruega encarecidamente a todas las oficinas de cuidado infantil y programas de cuidado infantil que trabajen intensamente para involucrar e implicar a los padres. 

c. Oficina para el Cumplimiento del Sustento de Menores

El programa de sustento de menores es el programa público más grande con un enfoque principal en los padres y su papel en la creación de bienestar familiar y autosuficiencia económica.  Este trabaja con los padres desde el momento en que sus hijos nacen hasta que estos llegan a la mayoría de edad. Al involucrarse con los padres desde el principio, el programa de sustento de menores protege la conexión legal que el padre tiene con sus hijos y respalda el apoyo emocional y financiero de por vida.  El programa de sustento de menores está enfocado más que en el apoyo financiero, con esfuerzos de más largo alcance para apoyar el compromiso del padre en la vida de sus hijos a través de servicios de empleo compartidos y programas de crianza.

Empleo

El programa de sustento de menores lucha por llevar a cabo su misión principal de manera eficaz, para hacer cumplir las obligaciones de manutención y obtener el sustento de menores cuando los padres sin custodia están desempleados.  El programa de sustento de menores puede ayudar a que haya más oportunidades para el avance individual y de la familia a través de oportunidades de empleo. Un análisis de la Oficina para el Cumplimiento del Sustento de Menores (OCSE, sigla en inglés) de la ACF estima que el 13 por ciento de los padres sin custodia están desempleados por períodos prolongados de tiempo. Cuando un gran número de padres sin custodia están fuera de la fuerza laboral, sufren una disminución en su satisfacción con la vida, enfrentan consecuencias potencialmente adversas para la salud, y sus familias se quedan sin pagos de manutención confiables. Las investigaciones demuestran que los programas de empleo para padres sin custodia contribuyen a la eficacia del programa de sustento de menores. La OCSE puede autorizar a un estado a usar pagos como incentivos para proveer programas de empleo para padres sin custodia.  En Texas, por ejemplo, el programa de sustento de menores ha utilizado fondos de incentivos para conectar a más de 37,000 padres sin custodia a servicios de empleo, lo que ha resultado en $360 millones en apoyo a sus familias. El estado debe presentar su solicitud utilizando los procedimientos enumerados en OCSE-AT-01-04, y demostrar cómo su uso de los fondos mejorará la eficiencia y eficacia del programa de sustento de menores del estado.

Identificar y comprometer al padre

El programa de sustento de menores tiene la capacidad, experiencia y los recursos para abordar las barreras que los socios federales citan, tales como identificar, localizar y comprometer al padre.  Un recurso, el Servicio Federal de Localización de Padres (FPLS, sigla en inglés), es un conjunto de sistemas operados por la OCSE para ayudar a los estados a localizar a los padres sin custodia para determinar sus obligaciones de paternidad y manutención de los hijos, así como para hacer cumplir y modificar las órdenes de manutención de los hijos. Los datos del FPLS también pueden ayudar a las agencias de bienestar infantil a identificar, localizar, informar y evaluar a los familiares maternos y paternos como posibles opciones de colocación para los niños en riesgo de entrar en el sistema de cuidado adoptivo temporal. La OCSE pone estos datos a disposición de las agencias de bienestar infantil en este momento, para ayudar a promover, apoyar y mantener una relación positiva entre padres e hijos.  Las agencias estatales de bienestar infantil pueden concretar un acuerdo con OCSE para acceder directamente a los datos del FPLS con este propósito.

El establecimiento de la paternidad es una función central del programa de sustento de menores. En 2016 el programa ayudó a más de 1.4 millones de padres a crear vínculos legales con sus hijos. En muchos de estos casos, el programa de sustento de menores se encontraba en el hospital y los servicios voluntarios de establecimiento de paternidad ayudaron a consolidar la relación padre-hijo desde el principio.  Establecer la paternidad es una oportunidad clave para que un padre soltero demuestre su compromiso con su hijo y es un indicador importante de que ese padre continuará participando en la vida de su hijo.  El programa de sustento de menores se asocia con otros programas de apoyo familiar, como visitas domiciliarias, WIC y Early Head Start para comprometer al padre durante el embarazo, el nacimiento y en los primeros años de vida del niño.

La OCSE ruega encarecidamente a todas las oficinas y programas de sustento de menores que redoblen sus esfuerzos para trabajar con los padres de manera positiva y solidaria.

d. Oficina de Asistencia Familiar

La Oficina de asistencia familiar (OFA, sigla en inglés) ha reconocido desde hace mucho el valor de una participación saludable del padre y de una relación positiva padre-hijo. Según un reciente informe del Congreso, los padres de bajos ingresos sin custodia tradicionalmente han tenido escasas oportunidades de participar en programas de asistencia pública. La mayor parte de la discusión de las normas sobre niños de familias de bajos ingresos que tuvo lugar durante los debates de "reforma del bienestar" entre los años sesenta y noventa se centró en las madres solteras y sus hijos, no en los padres de esos niños (Tollestrup, J. (2018); Iniciativas de paternidad: Vincular a los padres con sus hijos, informe de CRS No. RL31025. Obtenido del sitio web del Servicio de Investigación del Congreso: www.crs.gov, en inglés).

La Ayuda Temporal a Familias Necesitadas (TANF, sigla en inglés) es un programa de subvenciones en bloque de $16.5 mil millones creado en 1996 y que ha cambiado en cierta medida esa situación. La conclusión del tercer distrito congresional sobre la ley que promulgó el programa TANF declara: "La promoción de una paternidad responsable... es clave para la crianza exitosa de los hijos y para el bienestar de los niños" (Tollestrup, J.). Nos anima el hecho de que casi la mitad de todos los estados utiliza algunos fondos del TANF para actividades de paternidad responsable y esperamos que se expanda por todo el país.

En 2006, la OFA comenzó a ofrecer $75 millones en financiamiento en forma de subvenciones de demostración para actividades de paternidad responsable y actualmente financia a 36 organizaciones en todo el país. Estos programas ofrecen servicios que combinan servicios de adquisición de habilidades de participación de padre e hijo y actividades para abordar las barreras de participación y las necesidades de estabilidad económica de sus participantes con una educación centrada en relaciones saludables (románticas e interpersonales) para mejorar el compromiso del padre y fortalecer la copaternidad y el bienestar general del niño y la familia. Además, la OFA financia el Centro Nacional para la Paternidad Responsable (www.Fatherhood.gov, en inglés), que constituye un recurso para la información sobre paternidad responsable, diseñado para promover y fomentar la participación adecuada de los padres en la vida de sus hijos. Este recurso gratuito y de fácil acceso puede ayudar a todos los programas ACF a alcanzar nuestra meta común de mejorar el bienestar general de las familias a las que brindamos servicios.

En 2017, la OFA, la Oficina de Planificación, Investigación y Evaluación (OPRE, sigla en inglés) y la Oficina del Niño crearon un proyecto para identificar y sintetizar información sobre los recursos e iniciativas existentes para comprometer a los padres y familiares paternos de los niños involucrados en el sistema de bienestar infantil, identificar estrategias potenciales para aumentar su compromiso (incluidos los programas de subvenciones para la paternidad responsable) y llevar a cabo un proceso sistemático y reproducible para implementar y probar esas estrategias. El estímulo para el proyecto fue una revisión de las conclusiones de las Revisiones de los Servicios para Familias y Niños (CFSR, sigla en inglés), que demostró que no había un compromiso de los padres biológicos en general y particularmente un escaso compromiso de los padres biológicos y de los familiares paternos. A medida que este proyecto se desarrolle, ofreceremos información actualizada de forma periódica sobre el progreso y las conclusiones que esperamos beneficien a los padres, sus familias y los niños a través de los programas de servicio familiar. En conjunto, estas iniciativas y recursos pueden hacer mucho para ayudar a todos los programas ACF a alcanzar nuestra meta común de que las familias a las que brindamos servicios gocen de un mayor bienestar.

La OFA ruega encarecidamente a todas las oficinas de asistencia pública a trabajar intensamente para alcanzar, incluir y facultar a los padres para que contribuyan activamente a la vida de sus hijos.

e. Oficina Nacional de Head Start

Contar con la participación del padre en los programas de Head Start (HS) y Early Head Start (EHS) puede tener un impacto profundo en los niños, sus familias y la comunidad en su conjunto. El compromiso de los padres en los centros de HS/EHS en todo el país genera un impacto a largo plazo en la conexión y participación de los padres en el desarrollo y el bienestar de sus hijos, lo que lleva a un mayor impacto en la familia en su conjunto, así como en toda la comunidad del área.

Padres como colaboradores en el bienestar y la preparación para la escuela

La OHS tiene una larga historia de involucrar a los miembros varones de la familia y a las figuras paternas como colaboradores importantes en la preparación escolar de los niños y en el bienestar de las familias y las comunidades. La ACF alienta a los programas de HS y EHS a continuar involucrando a los padres como defensores y educadores de toda la vida de sus hijos de maneras que satisfagan las diferentes necesidades de sus familias y comunidades en particular.  Una de las maneras en los que los programas de la OHS están trabajando para comprometer a los padres es invirtiendo en el desarrollo profesional continuo para que el personal los ayude a valorar y evaluar la forma en que trabajan con los padres y examinar las perspectivas culturales para mejorar su comprensión de las necesidades y fortalezas únicas de los padres.

La integración de los padres es crítica para el éxito de los niños

El compromiso del padre es fundamental para los resultados exitosos de los niños. Idealmente, el compromiso del padre no debe ser una iniciativa independiente, sino más bien un aspecto vital e integrado del trabajo con los padres, las familias y comunidades en HS y EHS.  Los programas de la OHS también deben considerar oportunidades para fortalecer las asociaciones comunitarias. Por ejemplo, los programas pueden comunicarse con sus socios de cuidado infantil, los proveedores de servicios por violencia doméstica, las agencias locales de bienestar infantil, los sitios de sustento de menores y las oficinas de TANF, para alinear y reforzar estrategias receptivas a los padres que fortalezcan a las familias y apoyan las relaciones padre-hijo.

La OHS anima encarecidamente a todas las oficinas y programas de HS a redoblar sus esfuerzos en el trabajo con los padres.

f. Oficina de Operaciones Regionales

La Oficina de Operaciones Regionales (ORO, sigla en inglés) tiene un largo historial de promoción de programas y políticas de la ACF y de colaboración con socios públicos y privados, incluso en el tema del compromiso del padre; a través de la Oficina Inmediata del Administrador Regional y de las 10 oficinas regionales de la ACF, ORO realiza actividades de compromiso del padre en todas las regiones de varias maneras. 

Involucrar a los servicios humanos estatales y territoriales

El compromiso del padre se discute cara a cara en las reuniones del comisionado y del gobierno del estado. La ORO ofrece una consulta de liderazgo sobre estrategias prometedoras para toda la familia, especialmente aquellas que trabajan en múltiples programas de servicios humanos. Asimismo, facilita oportunidades de aprendizaje entre pares para nuevos comisionados estatales sobre una variedad de temas, incluidos los programas de paternidad.

Involucrar a socios federales, estatales y locales y facilitar la colaboración entre sectores

La ORO une a los grupos de trabajo regionales internos y externos con agencias federales como apoyo a las iniciativas locales para promover la movilidad económica y el bienestar social, sobre todo aquellos dirigidos a los padres. La ORO coordina con todos los programas ACF que tienen un efecto en los padres incluidos TANF, Head Start, sustento de menores, cuidado infantil, bienestar infantil y servicios para la familia y la juventud para promover el compromiso del padre en los programas estatales y locales. Además, trabaja con socios federales, estatales y locales para destacar y difundir prácticas innovadoras relacionadas con el compromiso del padre.

Promover la paternidad responsable mediante la comunicación y la convocatoria

La ORO tiene un largo historial de facilitar congresos nacionales, regionales y estatales para apoyar la paternidad responsable, el compromiso del padre y las iniciativas de reinserción. Entre la audiencia y los socios de esta se encuentran funcionarios del estado, proveedores de servicios, investigadores, líderes comunitarios y familias. Nuestra meta es proporcionar información relevante y en el plazo previsto sobre la crianza de los hijos, las políticas, los programas, la investigación, los recursos y el importante papel que desempeñan todos los padres en el crecimiento y desarrollo del niño.

La ORO ruega encarecidamente a todas las agencias de servicios humanos que trabajen con sus programas y colaboren con los socios estatales y locales para diseñar servicios que comprometan e involucren significativamente al padre en la vida de sus hijos.

g. Conclusión

El compromiso del padre está indisolublemente ligado al fortalecimiento de las familias, lo cual es una obligación fundamental y un objetivo clave de la ACF.  Unidos como un sistema para fortalecer, construir y apoyar a las familias en todo el país, la ACF reafirma la parte integral que los padres desempeñan en la vida de sus hijos, sus familias y sus comunidades.

Las agencias de servicios para niños y familias deben trabajar en conjunto para crear culturas que fomenten, en lugar de disuadir, que los padres desempeñen un papel más activo en la vida de sus hijos. 

Dada la importancia de la participación del padre en el éxito de todos los programas de ACF y del efecto positivo de la participación del padre en el bienestar de los niños, los jóvenes y la familia, alentamos a todas las agencias de servicios familiares a unirse a nosotros para hacer que el compromiso del padre sea una prioridad conjunta.

Consultas: Administradores regionales y gerentes de programas

                                                                                

Lynn A. Johnson
Subsecretaria
Administración para Niños y Familias

Anna Pilato
Subsecretaria adjunta
Asuntos Exteriores

Jerry Milner
Comisionado adjunto
Oficina del Niño

Clarence H. Carter
Director
Oficina de Asistencia Familiar

Scott Lekan
Comisionado
Oficina para el Cumplimiento del Sustento de Menores

Deborah Bergeron
Directora
Oficina Nacional de Head Start

Shannon Christian
Directora
Oficina de Cuidado Infantil

William Wubbenhorst
Comisionado adjunto
Oficina de Servicios para la Familia y los Jóvenes

REFERENCIAS

Adamsons, K., & Johnson, S. K. (2013). An updated and expanded meta-analysis of nonresident fathering and child well-being. (Un metaanálisis actualizado y ampliado de paternidad de padres que no viven con el niño y el bienestar infantil). Journal of Family Psychology, 27(4), 589-599 (en inglés).

Amato, P.R., & Gilbreth, J.G. (1999). Nonresident fathers and children's well-being. A meta-analysis. (Los padres que no viven con el niño y el bienestar del niño. Metaanálisis) Journal of Marriage and the Family, 61(3), 557–573 (en inglés).

Bilukha, O., Hahn, R.A., Crosby, A., Fullilove, M.T., Liberman, A., Moscicki, E., & Briss, P.A. (2005). The effectiveness of early childhood home visitation in preventing violence: A systematic review. (La eficacia de la visita domiciliaria en la primera infancia para prevenir la violencia: Una revisión sistemática). American Journal of Preventative Medicine, 28(2), 11–39 (en inglés).

Black, M. M., Dubowitz, H., & Starr, R. H. (1999). African-American fathers in low income, urban families: Development, behavior, and home environment of their three-year-old children. (Padres afroamericanos en familias urbanas de bajos ingresos: Desarrollo, comportamiento y entorno del hogar de sus hijos de tres años). Child Development, 70(4), 967–976 (en inglés).

Burrus, S. W. M., Green, B. L., Worcel, S., Finigan, M., & Furrer, C. (2012). Do dads matter? Child welfare outcomes for father-identified families. (¿Los papás importan? Resultados de bienestar infantil para familias que han identificado al padre). Journal of Child Custody, 9(3), 201–216 (en inglés).

Dubowitz, H., Black, M., Kerr, M., Starr, R., Jr., & Harrington, D. (2000). Fathers and child neglect. (Los padres y la negligencia infantil). Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, 154(2), 135–141 (en inglés).

Elder, G. H., Conger, R.D., Foster, E.M., & Ardelt, M. (1992). Families under economic pressure. (Las familias bajo presión económica). Journal of Family Issues, 13, 5–27 (en inglés).

Field, T. (1998). Maternal depression effects on infants and early interventions. (Efectos de la depresión materna en los bebés y las intervenciones tempranas). Preventative Medicine, 27(2), 200–203 (en inglés).

Guterman, N.B., Lee, Y., Lee, S.L., Waldfogel, J., & Rathouz, P. (2009). Fathers and maternal risk for physical child abuse. (Los padres y el riesgo materno de abuso físico del niño). Child Maltreatment, 14(3), 277–290 (en inglés).

Grossmann, K., Grossmann, K. E., Fremmer-Bombik, E., Kindler, H., Scheuerer-Englisch, H., & Zimmermann, A. P. (2002). The uniqueness of the child–father attachment relationship: Fathers' sensitive and challenging play as a pivotal variable in a 16-year longitudinal study. (La singularidad de la relación niño-padre: El juego sensible y estimulante de los padres como una variable fundamental en un estudio longitudinal de 16 años). Social development, 11(3), 301-337 (en inglés).

Holzer, P., Higgins, J., Bromfield, L., Richardson, N., Higgins, D., & Australian Institute of Family Studies. (2006). The effectiveness of parent education and home visiting child maltreatment prevention programs. (La eficacia de los programas de educación de los padres y de visitas al hogar para prevenir el maltrato infantil). National Child Protection Clearinghouse, 24 (en inglés).

Hossain, Z., Field, T., Gonzales, J., & Malphurs, J. (1994). Infants of depressed mothers interact better with their nondepressed fathers. (Los bebés de madres deprimidas interactúan mejor con sus padres no deprimidos). Infant Mental Health Journal, 15(4), 348–357 (en inglés).

Jones, J., & Mosher, W.D. (2013). Fathers' involvement with their children: United States, 2006–2010 (Participación de los padres en la vida de sus hijos: Estados Unidos, 2006–2010). National Health Statistics Reports, 71, 1–22 (en inglés).

McWayne, C., Downer, J.T., Campos, R., & Harris, R.D. (2013). Father involvement during early childhood and its association with children's early learning: A meta-analysis. (La participación del padre durante la primera infancia y su asociación con el aprendizaje temprano de los niños: Un metaanálisis). Early Education & Development, 24(6), 898–922 (en inglés).

Mikton, C., & Butchart, A. (2009). Child maltreatment prevention: a systematic review of reviews. (Prevención del maltrato infantil: Revisión sistemática de las revisiones). Bulletin of the World Health Organisation, 87(5), 353–361 (en inglés).

Milkie, M.A., & Denny, K.E. (2014). Changes in the cultural model of father involvement: Descriptions of benefits to fathers, children, and mothers in parents' magazine, 1926–2006. (Cambios en el modelo cultural de participación del padre: Descripciones de los beneficios a padres, niños y madres en la revista para padres, 1926–2006). Journal of Family Issues, 35, 223–253 (en inglés).

Iniciativa Nacional de Paternidad. (2015). Datos sobre los padres 7. Disponible en https://www.fatherhood.org/fatherhood-data-statistics (en inglés).

Nepomnyaschy, L., Miller, D. P., Garasky, S., & Nanda, N. (2014). Nonresident fathers and child food insecurity: Evidence from longitudinal data. (Los padres que no viven con el niño y la inseguridad alimentaria del niño: Evidencia de datos longitudinales). Social Service Review, 88(1), 92–133 (en inglés).

Roggman, L.A., Noyce, L.K., Cook, G.A., Christiansen, K., & Jones, D. (2004). Playing with daddy: Social toy play, early head start, and developmental outcomes. (Jugando con papi: El juego cooperativo con juguetes, Early Head Start y los resultados del desarrollo). Fathering, 2(1), 83–108 (en inglés).

Centro Schuyler para el análisis y la defensa. (2012). La importancia de la paternidad en las visitas a domicilio. Extraído el 11 de marzo de https://www.scaany.org/documents/fatherhood_hv_issuebrief_jan2012.pdf (en inglés)

Tamis-Lemonda, C., Shannon, J.l., Cabrera, N., & Lamb, M. (2004). Fathers and mothers at play with their 2- and 3-year-olds: Contributions to language and cognitive development. (Padres y madres jugando con sus niños de 2 y 3 años: Contribuciones al lenguaje y al desarrollo cognitivo). Child Development, 75(6). 1806–1820 (en inglés).

Tollestrup, J. (2018); Iniciativas de paternidad: Vincular a los padres con sus hijos, Informe de CRS No. RL31025Verbitsky-Savitz, N., Hargreaves, M., Penoyer, S., Morales, N., Coffee-Borden, B., & Whitesell, E. (2016). Preventing and Mitigating the Effects of ACEs by Building Community Capacity and Resilience: APPI Cross-Site Evaluation Findings. (Prevención y mitigación de los efectos de ACE incrementando las capacidades y la resiliencia de la comunidad: Resultados de la evaluación entre sitios de APPI). Washington, DC: Mathematica Policy Research (en inglés).

RECURSOS

Paternidad:

https://www.acf.hhs.gov/css/child-support-professionals/working-with/fatherhood (en inglés)

Guía de paternidad

https://www.air.org/sites/default/files/downloads/report/AIR_Fatherhood_Guide_061413_0.pdf (en inglés)

Instituto Nacional de la Paternidad: Control amigable para el padre

https://www.fatherhood.org/ffcu (en inglés)

Oficina de Asistencia Familiar

Iniciativa de paternidad de Alabama (AFI, sigla en inglés). La Iniciativa de Paternidad del Departamento de Recursos Humanos (DHR, sigla en inglés) es un esfuerzo conjunto de las divisiones de Asistencia familiar y Sustento de menores del DHR. Desde 2002, la asociación AFI les ha ofrecido a los padres sin custodia capacitación profesional y ayuda con el empleo, y también financia una serie de organizaciones con base comunitaria que proporcionan educación vocacional y de crianza a los padres encarcelados y a otros padres sin custodia.

Programa de Empleo para Padres Sin Custodia (NCPEP, sigla en inglés), Florida. El programa es una asociación entre una organización secular sin fines de lucro (Gulf Coast Jewish Family Services), el sistema de tribunales y One-Stop Centers del TANF. A través de su NCPEP, esta iniciativa ayuda a los padres sin custodia y que no están haciendo los pagos de manutención de sus hijos y tienen niños que reciben o son elegibles para recibir asistencia pública a: encontrar empleo, hacer pagos de sustento de menores, mejorar las habilidades de crianza, motivar a los participantes a aumentar su interacción con sus hijos y reducir su dependencia del TANF.

Programa de Opciones para Padres Sin Custodia, Texas. El Programa de Opciones para Padres Sin Custodia de Texas — que participó en una evaluación de impacto (en inglés) — opera en 21 juntas de desarrollo de la fuerza laboral en Texas y se dirige a padres sin custodia y desempleados o subempleados de bajos ingresos para ayudarlos a superar barreras significativas para acceder a empleo y promoción profesional, mientras que se convierten en personas autosuficientes económicamente y hacen pagos constantes para el sustento de menores.

Subvenciones responsables para la paternidad y el Compromiso del padre y los familiares paternos en el proyecto del sistema de bienestar del niño. En 2006, la OFA comenzó a proporcionar $75 millones en el financiamiento de subvenciones de demostración para actividades de paternidad responsable y actualmente financia a 36 organizaciones en todo el país y financia el Centro Nacional de Paternidad Responsable (www.Fatherhood.gov, en inglés) Estas iniciativas están creadas para fortalecer el compromiso positivo padre-hijo, mejorar los resultados sociales y económicos de los padres y sus familias, mejorar las relaciones saludables (incluidas de pareja y cocrianza) y apoyar la formación y fortalecimiento de la familia a través de la educación y de actividades matrimoniales saludables.

Oficina de Cuidado Infantil y Oficina Nacional de Head Start

Entre otros recursos adicionales concebidos para apoyar el compromiso del padre dentro de los programas de cuidado y aprendizaje en la primera infancia están el boletín y los webinarios relacionados en curso sobre el compromiso del padre https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/es/compromiso-de-la-familia/articulo/involucrando-al-papa, del Centro Nacional del Compromiso de Padres, Familias y Comunidad. Además, NCPFE ha desarrollado un marco interactivo para los programas de Head Start para guiarlos en sus esfuerzos para involucrar a los padres, las familias y las comunidades en el aprendizaje de los niños.

Oficina de Servicios para la Familia y los Jóvenes

A continuación, se destacan las iniciativas dirigidas tanto por coaliciones estatales como por programas tribales.  Hay que comunicarse con cada uno de los programas para determinar la ubicación, accesibilidad, el uso de la tecnología y los apoyos para el acceso a idiomas.

Coaliciones Estatales contra la Violencia Doméstica FVPSA (sigla en inglés)

La Coalición de Florida contra la Violencia Doméstica (FCADV, sigla en inglés)
Family First y la Coalición de Florida contra la Violencia doméstica continúan colaborando para asumir una posición contra la violencia doméstica a través del estado.  La asociación ofrece la oportunidad de colaborar y compartir mensajes comunes sobre la prevención de la violencia doméstica, las familias sólidas y las relaciones saludables, centrándose en la participación de los niños, los hombres y en particular los padres. 
http://www.allprodad.com/stronger/ (en inglés)

Consejo de Texas contra la Violencia Familiar (TCFV, sigla en inglés)
El TCFV trabaja con la división de Cumplimiento con el sustento de menores de la Oficina del Fiscal General para incorporar la concientización sobre la violencia doméstica en su programación de paternidad responsable.  Además, cada año el TCFV rinde homenaje a cinco campeones de Texas que marcan la diferencia en las vidas de víctimas de violencia doméstica en Texas.
http://tcfv.org/texas-council-family-violence-honors-four-outstanding-texas-leaders-fathers-fathers-day/ (en inglés)

Coalición del Estado de Washington contra la Violencia Doméstica (WSCADV, sigla en inglés)
La WSCADV proporciona capacitación a los visitadores del hogar que incluye la discusión de la crianza responsable en el contexto de la violencia doméstica.  También promueven las relaciones y la crianza saludables a través de la campaña Refuse to Abuse, las tarjetas ¿Cómo va tu relación?, la serie Ame así, el proyecto Just Futures y el proyecto de apoyo Peninsula Tribal y supervisando los problemas de paternidad responsable a través de nuestro proyecto Public Policy.  La crianza de los hijos se discute a menudo en el blog.
https://wscadv.org/projects/refuse-to-abuse/ (en inglés)

Recursos para padres jóvenes y niños que experimentan carencia de hogar

https://youth.gov/youth-topics/runaway-and-homeless-youth/resources-young-parents-children?field_yhp_topic_tid%5B%5D=469&field_yhp_audience_tid=All&field_yhp_type_of_resource_tid=All&=Apply (en inglés)

Además, la Coalición de Indiana contra la Violencia Doméstica se ha centrado en comprometer a los padres al promover comportamientos seguros, estables y que fomenten el desarrollo con sus hijos.  Un aspecto clave del programa se centra en promover el contacto piel a piel entre el padre y sus bebés, en fomentar los lazos padre e hijo, en la participación del padre en las responsabilidades de crianza y en reducir el estrés materno y el conflicto entre los padres.  Las coaliciones como la Coalición de Connecticut contra la Violencia Doméstica, así como la Coalición de Wyoming contra la Violencia Doméstica y la Agresión Sexual se han asociado con las organizaciones y los consejos estatales para desarrollar estrategias a nivel estatal para abordar los programas de paternidad a través de políticas y de asistencia técnica.

Iniciativas del programa tribal FVPSA

Ama Doo Alchini Bighan, Inc., Arizona
El programa Ama Doo Alzhee Dilzin (ADAD, sigla en inglés) Mother and Fatherhood of Traditional Prayer se centra en crear conciencia y educación desde una perspectiva tradicional en el área de la prevención de la violencia y la intervención, así como en la concienciación sobre el suicidio, el abuso de sustancias y la atención domiciliaria. El ADABI educa a la población más grande en el área de cuidado preventivo y también ayuda a aquellos que puedan estar sufriendo de violencia en general.  El enfoque ha sido educar con un énfasis bicultural para alinearse con las prácticas culturales, las creencias tradicionales y los fundamentos de la protección de uno mismo.

Concilio Intertribal de California, California
El Concilio Intertribal de California continúa implementando su capacitación "La maternidad es sagrada" y "La paternidad es sagrada" para reforzar los aspectos positivos de los roles y las responsabilidades de los padres nativos y cómo apoyar la curación y la recuperación de la violencia y los impactos del trauma.

Proyecto Prevención y Tratamiento de la Violencia Íntima al Comprometer a los Padres (PAIVED, sigla en inglés)
A través del proyecto Prevención y Tratamiento de la Violencia Íntima al Comprometer a los Padres (PAIVED), el programa de Prevención y Servicio para la Violencia Familiar está ayudando a la Oficina de Asistencia Familiar (OFA) y la Oficina de Planificación, Investigación y Evaluación (OPRE) para esbozar enfoques que los programas de Paternidad responsable (RF, sigla en inglés) financiados por el gobierno federal podrían seguir para abordar y contribuir a la prevención de la violencia de pareja íntima (IPV, sigla en inglés) entre padres. Se ha recabado la participación tanto de FCADV como de TCFV para apoyar estas iniciativas.

Ver el Memorando de Información en versión PDF:

Documento histórico