Prácticas de seguridad

Consejos para proteger a los niños: Una guía de desarrollo - Bebés que se desplazan solos

Los bebés con movilidad tienen mayor control de la cabeza, el torso, los brazos y las piernas. También empiezan a coordinar esos movimientos. A esta edad, duermen menos y son más activos durante el día, ansiosos de participar en todo lo que les rodea. A medida que aprenden a levantarse, gatear y andar, son capaces de moverse de forma más independiente y explorar su entorno. Los bebés con movilidad empiezan a desarrollar su capacidad para alcanzar los objetos – agarrar de repente, masticar o intentar subir sobre objetos que estuvieron una vez fuera de su alcance. Los visitadores del hogar pueden hablar con las familias para que inspeccionen regularmente los materiales o equipos que podrían ser poco seguros en áreas interiores o exteriores.1

Los bebés que se desplazan solos son curiosos y aprenden haciendo cosas. Utilizan la vista, el sonido, gusto, tacto y olfato para conocer los objetos de su entorno. Sus cerebros se están desarrollando rápidamente cuando empiezan a comprender quién y qué está en su mundo. Empiezan a reconocer rutinas y están aprendiendo que la gente puede irse y volver más tarde. Mientras aprenden que los objetos siguen existiendo incluso cuando están ocultos, juegan para practicar este nuevo conocimiento. Para tales bebés, los gabinetes, baúles de juguetes y otros artículos que se abren y cierran se vuelven más intrigantes. Ellos observan dónde los miembros de la familia colocan los objetos y pueden tratar de subirse o moverse por los muebles para alcanzarlos, creando una necesidad todavía mayor de ser supervisados.

Estos bebés son capaces de tragar alimentos semisólidos y finalmente comienzan a alimentarse con alimentos sólidos. Las familias eligen alimentos apropiados para la edad y sensibles a la cultura que no suponen un peligro de asfixia. Cuando prepare alimentos, los miembros de la familia tienen cuidado de prevenir quemaduras o escaldaduras.

Los bebés con movilidad vocalizan más. Empiezan a responder a peticiones simples e instrucciones de un solo paso, como "siéntate" o "vé a por tu juguete". Esto sienta las bases para un aprendizaje de hábitos saludables, rutinas y normas de seguridad a medida que crecen los niños.

Los bebés que se desplazan solos están deseosos de practicar sus nuevas habilidades y aprender de la gente, de lugares y cosas en sus entornos. Dependiendo de su temperamento, algunos bebés son cautelosos mientras que otros son más propensos a tomar riesgos. Para apoyar el desarrollo y la curiosidad natural de sus hijos, las familias pueden crear ambientes seguros para los bebés con movilidad exploren su mundo con seguridad.

[1] Centro Nacional de Recursos Early Head Start. (n.d.). Sirviendo a los bebés con movilidad. Obtenido de https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/sites/default/files/pdf/serving_mobile_infants.pdf (en inglés)

Last Updated: February 1, 2019