Preparación escolar

Idioma

Lenguaje y Lectoescritura

La comunicación es fundamental en la experiencia humana y el lenguaje y la lectoescritura son esenciales para el aprendizaje de los niños.

Mujer que lee al grupo de niños

El desarrollo lingüístico se refiere a las habilidades emergentes de escuchar y entender (lenguaje receptivo) y de utilizar el lenguaje (lenguaje expresivo). Ya antes de nacer, los bebés atendían a los sonidos del lenguaje de su entorno. En el contexto de las relaciones interpersonales receptivas y propicias con los adultos, los bebés aprenden rápidamente a comunicarse con expresiones faciales, gestos y miradas. Pasan de balbucear a comprender muchas palabras que se les dicen y entonces pronuncian sus primeras palabras o las comunican por señas. Los niños pequeños aprenden a decir palabras nuevas a un ritmo increíble y utilizan el lenguaje para expresar sus necesidades, hacer preguntas y entablar conversaciones breves.

Las habilidades lingüísticas continúan ampliándose y antes del final de la etapa preescolar, los niños dicen frases casi de adultos, cuentan y vuelven a contar historias, utilizan el humor verbal y participan en discusiones en grupo. Los preescolares son usuarios sofisticados del idioma que lo emplean con el fin de tomar información nueva y compleja para organizar su mundo. A medida que van indagando nuevas experiencias de aprendizaje, añaden términos matemáticos o científicos a su vocabulario, como semicírculo o “T-Rex” (Tiranosaurio Rex). Ellos empiezan a entender las categorías de las palabras, por ejemplo, que los martillos y tornillos son herramientas y las relaciones entre las palabras, como que lo contrario de arriba es abajo. Los preescolares con habilidades lingüísticas sólidas están bien preparados para aprender satisfactoriamente en la escuela.

Las habilidades de lenguaje y lectoescritura pueden desarrollarse en cualquier idioma y, por lo general, se desarrollan primero en el idioma del hogar del niño. Respaldar el idioma del hogar ayuda a preparar a los niños a aprender el inglés. Los niños que aprenden en dos idiomas (DLL, sigla en inglés) muestran distintos patrones en el dominio del inglés, dependiendo de su exposición anterior, sus habilidades, temperamentos y el apoyo que reciban en el hogar y el programa de la primera infancia. Algunos de ellos pueden utilizar un vocabulario distinto y la estructura de las frases en cada idioma.

Mujer con la escritura de la muchacha

La habilidad lingüística de los niños afecta su aprendizaje y desarrollo en todas las áreas, especialmente en la lectoescritura emergente. Este término se refiere al conocimiento y las habilidades que sientan las bases de la lectura y la escritura. Para los bebés y niños pequeños, la lectoescritura emergente está integrada en el dominio de Lenguaje y Comunicación, reflejando la interrelación entre estas áreas y el alcance limitado de estas habilidades incipientes. A medida que los bebés y niños pequeños escuchan y repiten canciones y rimas, exploran libros y escuchan historias, van adquiriendo habilidades de lectoescritura. Antes de cumplir tres años de edad, los niños pueden entender las ilustraciones de los libros que conocen y preguntar lo que está sucediendo en ellas. Hacen garabatos, formas e incluso trazos parecidos a las letras que pueden representar alguna cosa para ellos.

Para los preescolares, el Lenguaje y la Lectoescritura son dominios separados que reflejan la diferenciación, centralidad, amplitud y profundidad del desarrollo lingüístico y de la lectoescritura en este período de su vida. Los preescolares empiezan a captar cómo el lenguaje escrito está estructurado por sonidos y símbolos. Hacen juegos de rimas y aprenden el nombre de las letras y sus sonidos. Se enorgullecen de reconocer su nombre impreso y practican escribirlo. Los preescolares empiezan a comprender las convenciones impresas y las distintas funciones de la letra impresa en los libros ilustrados o listas de alimentos. Mientras escuchan y hablan de los libros de cuentos o vuelven a contar o representar eventos, obtienen un entendimiento de la secuencia, del desarrollo de los personajes y de las relaciones causales. Cuando los preescolares participan activamente en la lectoescritura, están yaciendo los cimientos para convertirse en lectores y escritores competentes en la escuela.

Los niños con discapacidades pueden necesitar apoyo adicional cuando están aprendiendo a comunicarse. Es posible que necesiten dispositivos para ayudarles a escuchar o instrumentos asistenciales para ayudarlos a hablar o escribir claramente. Dependiendo de las necesidades de los niños, los programas pueden apoyar el desarrollo del lenguaje de señas como medio de comunicación. Los programas deben promover los resultados del lenguaje y la lectoescritura con apoyo apropiado e intencionado, para que todos los niños puedan desarrollar habilidades sólidas en estos ámbitos.

Los programas deben promover metas sobre el lenguaje y la lectoescritura para todos los niños. Los niños que aprenden en dos idiomas (DLL) necesitan apoyo deliberado para desarrollar el idioma de su hogar, así como para aprender el inglés.

Tema:Preparación escolar

Resource Type: Artículo

Last Updated: October 3, 2018