¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Autorregulación Emocional y Conductual: Hacer

Prácticas

Pruebe las siguientes prácticas con bebés y con niños pequeños y en edad preescolar. Descubra cómo los visitadores domiciliarios pueden implementar estas prácticas con las familias.

Bebés y niños pequeños1

  • Identifique, reconozca y apoye comportamientos autotranquilizantes (por ejemplo, "¿Te gustaría sostener tu cobija? Eso parece que siempre te hace sentir más tranquilo").
  • Prevea las necesidades de los bebés y responda tan pronto como sea posible. Describa los sentimientos del niño, lo que usted está haciendo y lo que sucederá después para calmarlo (por ejemplo, "¿Tienes hambre? Después que ponga a Jamal en su cuna, te prepararé el biberón. Luego nos sentaremos juntos en la mecedora, mientras bebes del biberón").
  • Prepare a los niños pequeños para las transiciones entre las actividades, haciendo una advertencia de cinco minutos y haciéndoles saber lo que ocurrirá después (por ejemplo, que pronto será momento de limpiar).
  • Deles a los niños pequeños opciones sencillas, como: "Puedes comer rebanadas de manzana o de naranja". Asegúrese de que las opciones que les ofrezca sean aceptables, sin importar cuál escoja el niño.
  • Deje que los niños tengan tiempo de lidiar con sus emociones con su ayuda. Deles palabras para expresar sus sentimientos (por ejemplo, "No te gusta cuando mami se va. Lloras porque estás triste al verla irse. Mami regresará y entonces sonreirás y estarás feliz").
  • Comente los intentos de los niños pequeños de manejar una situación desafiante (por ejemplo, "Sé lo mucho que estaban deseando jugar afuera hoy. Pero cuando vieron que estaba lloviendo, en vez de salir, tú y Nico jugaron con el rompecabezas. ¡Qué idea tan buena para hacer en un día lluvioso!").

Niños en edad preescolar2, 3, 4

  • Reoriente el comportamiento desafiante usando diversas estrategias, tales como recordatorios verbales para sugerir una alternativa; señales físicas (p.ej., colocando una mano en el hombro de un niño que está a punto de golpear o agarrar un juguete); señales visuales (p. ej., señalando una regla en un gráfico); o destacando a un niño que está haciendo lo que se espera.
  • Ayude a los niños a detectar cuando estén tensos y estresados o relajados y tranquilos. Nombre esos sentimientos cuando los vea.
  • Presente la idea de respirar profundo tres veces como una técnica para calmarse. Los niños pueden usar el mantra "oler las flores" (inhalar) y "soplar las velas" (exhalar). Enseñe y practique cuando los niños estén tranquilos, y deles instrucciones cuando estén molestos.
  • Establezca de tres a cinco reglas que sean sencillas y estén redactadas positivamente (por ejemplo, "controlo mis manos; pies seguros; ojos observando; oídos escuchando; pruebo cosas nuevas").
  • Utilice imágenes o fotografías para ilustrar las reglas.
  • Modele lo que significa seguir las reglas. Reconozca cuando los niños siguen las reglas (por ejemplo, "Zenobia está sentada en la alfombra. Parece que está lista para la hora del cuento").
  • Etiquete los estantes, cubos y recipientes con imágenes y palabras para que los niños sepan dónde almacenar los juguetes y materiales. Muéstreles a los niños cómo usarlos y almacenarlos adecuadamente.

Visitadores del hogar

Los visitadores del hogar pueden ayudar a los padres a identificar, adaptar y probar las prácticas anteriores durante las visitas domiciliarias y las socializaciones grupales. Aquí encontrará más ideas.5,6

  • Cree estrategias con los padres para encontrar maneras de mantener una actitud y una presencia tranquilas cuando su hijo esté molesto.
  • Ayude a los padres a establecer rutinas diarias y expectativas realistas para el comportamiento de sus hijos.
  • Sugiera maneras de proporcionarles a los niños opciones que también se ajusten a los valores y creencias de la familia en relación con el cumplimiento de las reglas y rutinas.
  • Modele formas en que los niños pequeños pueden expresar sus sentimientos y emociones de manera eficaz y apropiada. Por ejemplo:
    • "Puedes decir: 'Estoy enojado' o 'No me gusta eso'".
    • "Puedes garabatear en un papel cuando estés enojado".

1Centro Nacional de Recursos de Early Head Start, Hablemos de: Los enfoques de aprendizaje y su relación con la preparación para la escuela, parte 1 (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, EHS NRC, 2012), https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/es/preparacion-escolar/articulo/hablemos-de-los-enfoques-del-aprendizaje-y-su-relacion-con-la.

2Centro Nacional de Enseñanza y Aprendizaje de Calidad (NCQTL), Reorientar el comportamiento (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, NCQTL, 2014), https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/es/video/reorientar-el-comportamiento.

3Centro Nacional de Enseñanza y Aprendizaje de Calidad, Tiempo del maestro: ¡Ayúdame a calmarme! Cómo enseñar a los niños a enfrentar sus emociones fuertes (transcripción de video), (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, NCQTL, 1/17/2014), https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/es/practicas-docentes/ayudame-calmarme-como-ensenar-los-ninos-enfrentar-sus-emociones-fuertes.

4Centro Nacional de Enseñanza y Aprendizaje de Calidad, Crear las reglas del salón de clase (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, NCQTL, 2014), https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/es/video/crear-las-reglas-del-salon-de-clases.

5Centro Nacional de Recursos de Early Head Start (EHS NRC), Manual de OpenDoors para el visitador del hogar (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, EHS NRC, 2014), capítulo 10,1, Los enfoques de aprendizaje, Consejos prácticos.

6Centro de Desarrollo de la Educación, Perfil de habilidades de los visitadores domiciliarios(Washington, c.c.: DHHS, ACF, OHS, n.d.), 4, https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/sites/default/files/pdf/home-visitor.pdf (en inglés).

Tema:Preparación escolar

Resource Type: Artículo

Last Updated: June 5, 2018