¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Autorregulación emocional y conductual: Mejorar

Bebés y niños pequeños

Reflexionar sobre sus habilidades y conocimientos y mejorarlos para apoyar la autorregulación emocional y conductual de los niños es un trabajo importante. Estas son algunas ideas que puede probar con su instructor o supervisor para conformar sus prácticas docentes en esta área:

Metas de planificación y pasos a seguir

  • Trabaje con su instructor o supervisor para identificar las prácticas docentes que desea conformar y fortalecer. A continuación se muestran algunas prácticas que apoyan la autorregulación emocional y conductual de los bebés y niños pequeños.1
    • Describa y mantenga expectativas para la autorregulación emocional y conductual de los niños culturalmente apropiadas y realistas según el desarrollo.
    • Ayude a los bebés a regular sus emociones aliviando, distrayendo o haciéndolos participar de manera positiva.
    • Ayude a los niños pequeños a aprender a regular sus emociones comentando su estado emocional y ofreciendo estrategias para calmarse a sí mismos (por ejemplo, agarrando un objeto que les dé seguridad, mirando una foto de la familia o cantando su canción favorita).
    • Identifique los "desencadenantes" emocionales y conductuales de los niños (por ejemplo, objetos, personas, situaciones que pueden causar estrés y conducen a una reacción negativa) y trate de minimizarlos.
      • Por ejemplo, prevea situaciones que serán estresantes para los niños (por ejemplo, demasiado frustrantes) y trate de controlar el nivel de estrés o prepare a los niños para la situación. También puede ayudar a los niños a identificar y evitar situaciones excesivamente estresantes.
    • Tenga presente lo cansados o demasiado emocionados que puedan estar los niños y cambie el ritmo de la actividad o la interacción, según corresponda.
    • Reconozca que los estados de "alerta silenciosa" son indicios y pueden ser los momentos óptimos para que los bebés participen en una actividad.
  • En los programas basados en el hogar, considere la posibilidad de identificar e incluir prácticas más amplias para desarrollar relaciones como las descritas en Formación de asociaciones: Guía para desarrollar relaciones con las familias.
  • Cree un plan de acción con períodos de tiempo para ayudarlo a utilizar las prácticas de manera sistemática y eficaz.

Observación focalizada

  • Retome la práctica docente que usted delineó en sus metas de planificación y medidas concretas con su instructor/supervisor. Juntos, planeen y programen una observación en la que puedan enfocarse en cómo implementar las prácticas que han identificado.
    • Por ejemplo, si usted eligió enfocarse en la práctica Identifique los "desencadenantes" emocionales y conductuales de los niños (por ejemplo, objetos, personas, situaciones que pueden causar estrés y conducen a una reacción negativa) y trate de minimizarlos, usted podría pedirle a su instructor/supervisor que observe durante los períodos de transición que son difíciles para los niños. Pídale que le indique qué estrategias usted utilizó para preparar a los niños para la transición, cómo respondieron los niños a sus esfuerzos y qué oportunidades perdió de reducir el estrés de los niños.
  • En los programas basados en el hogar, las observaciones pueden centrarse en cómo el visitador domiciliario participa con los padres para identificar, adaptar y usar las prácticas docentes y de construcción de relaciones identificadas. También pueden centrarse en cómo modelar las prácticas.

Reflexiones y comentarios

  • ¿Qué salió bien? ¿Qué hizo? ¿Cómo reaccionaron o respondieron los niños?
    • En los entornos basados en el hogar, ¿cómo reaccionaron o respondieron los padres? ¿Cómo su reacción ayudó en la relación con su hijo? ¿Ayudó a su hijo a desarrollar la autorregulación emocional y conductual?
  • Cite evidencia específica de la observación.
  • ¿Qué parecía desafiante? ¿Qué hizo?
    • En los entornos basados en el hogar, ¿cómo reaccionaron o respondieron los padres? ¿Y el niño?
  • Cite evidencia específica de la observación.
  • ¿Su instructor o supervisor le ofreció alguna opinión de la observación que le sorprendió? ¿Qué apoyo necesita de su instructor para perfeccionar y fortalecer la práctica? ¿Qué otra cosa ayudaría a fortalecer la práctica?
  • ¿Qué haría diferente si volviera a usar esta práctica?
  • ¿Qué espera que ganen el niño o los padres usando esta práctica? ¿Cómo lo sabrá?

Preescolares

Reflexionar sobre sus habilidades y conocimientos y mejorarlos para apoyar la autorregulación emocional y conductual de los niños es un trabajo importante. Estas son algunas ideas que puede probar con su instructor o supervisor para conformar sus prácticas docentes en esta área:

Metas de planificación y pasos a seguir

  • Trabaje con su instructor o supervisor para identificar las prácticas docentes que desea conformar y fortalecer. A continuación se muestran algunas prácticas que apoyan la autorregulación emocional y conductual de los niños en edad preescolar.
    • Determine y describa expectativas culturalmente apropiadas y realistas según el desarrollo para la autorregulación y el autocontrol de los niños.
    • Etiquete los sentimientos de los niños.2
    • Ayude a los niños a entender el vínculo entre sus acciones (causas) y los efectos (consecuencias).
      • Por ejemplo, descríbale a un niño algo que haya dicho o hecho y que haya causado una respuesta o reacción emocional o conductual de otro niño (positiva o negativa).
      • También puede describir los efectos de un comportamiento con objetos (por ejemplo, un niño que lanza un juguete porque está enojado y lo quiebra, puede entender que ahora hay que arreglar o reemplazar el juguete).
    • Deje claramente establecidas sus reglas y expectativas. Haga cumplir estas reglas de manera sistemática y predecible.3
    • Comunique las expectativas de comportamiento antes de comenzar una actividad.
    • Use frases positivas que indiquen lo que los niños deben hacer en lugar de los comportamientos que no están permitidos.
    • Reoriente a los niños usando contacto visual (cuando sea culturalmente apropiado), tacto, gestos, con la proximidad física, haciendo preguntas sobre la actividad actual o diciendo el nombre del niño.
    • Para los niños que necesitan apoyo emocional adicional, recurra a la proximidad física y esté pendiente de ellos periódicamente para ayudarlos a autorregularse.4
    • El adulto tiene un plan claro para los niños en cada actividad o centro de aprendizaje.5
    • El adulto proporciona instrucciones claras para la limpieza y opciones claras para las actividades de transición.
  • En los programas basados en el hogar, considere la posibilidad de identificar e incluir prácticas más amplias para desarrollar relaciones como las descritas en Formación de asociaciones: Guía para desarrollar relaciones con las familias.
  • Cree un plan de acción con períodos de tiempo para ayudarlo a utilizar las prácticas de manera sistemática y eficaz.

Observación focalizada

  • Retome la práctica docente que usted delineó en sus metas de planificación y medidas concretas con su instructor/supervisor. Juntos, planeen y programen una observación en la que puedan enfocarse en cómo implementar las prácticas que han identificado.
    • Por ejemplo, si usted eligió enfocarse en la práctica Use frases positivas que indiquen lo que los niños deben hacer en lugar de los comportamientos que no están permitidos, usted y su instructor/supervisor podrían planear que este observe durante el tiempo de juego libre o de actividades opcionales. Pídale que le indique cuántas veces usted reorientó a los niños diciéndoles lo que quería que hicieran y por qué, y cuántas veces reforzó el comportamiento enfocado en la tarea (por ejemplo, "Jared, gracias por colgar tu camisa de pintar. Es de gran ayuda porque cuando las camisas de pintar se dejan en el suelo, uno puede resbalar sobre ellas".), en comparación con la cantidad de veces que usted simplemente les dijo a los niños que dejaran de hacer lo que estaban haciendo (por ejemplo, "Susan, no dejes tu camisa de pintar en el piso").
  • En los programas basados en el hogar, las observaciones pueden centrarse en cómo el visitador domiciliario participa con los padres para identificar, adaptar y usar las prácticas docentes y de construcción de relaciones identificadas. También pueden centrarse en cómo modelar las prácticas.

Reflexiones y comentarios

  • ¿Qué salió bien? ¿Qué hizo? ¿Cómo reaccionaron o respondieron los niños?
    • En los entornos basados en el hogar, ¿cómo reaccionaron o respondieron los padres? ¿Cómo su reacción ayudó en la relación con su hijo? ¿Ayudó a su hijo a desarrollar la autorregulación emocional y conductual?
  • Cite evidencia específica de la observación.
  • ¿Qué le pareció desafiante? ¿Qué hizo? ¿Cómo reaccionaron o respondieron los niños?
    • En los entornos basados en el hogar, ¿cómo reaccionaron o respondieron los padres? ¿Y el niño?
  • Cite evidencia específica de la observación.
  • ¿Su instructor o supervisor le ofreció alguna opinión de la observación que le sorprendió?
    ¿Qué apoyo necesita de su instructor para perfeccionar y fortalecer la práctica? ¿Qué otra cosa ayudaría a fortalecer la práctica?
  • ¿Qué haría diferente si volviera a usar esta práctica?
  • ¿Qué espera que ganen el niño o los padres usando esta práctica? ¿Cómo lo sabrá?

1Sally Atkins-Burnett, et.al., Medir la calidad de las interacciones entre el cuidador y el niño en bebés y niños pequeños: La guía de capacitación del usuario para la certificación de observadores Q-CCIIT(Washington, DC: Mathematica Policy Research, 2016), 19, A. 2. (en inglés)

2Departamento de Educación de California, Marco del currículo de preescolar de California Volumen 1 (Sacramento, CA: Departamento de Educación de California, 2010), 55-56, Desarrollo socio-emocional, http://www.cde.ca.gov/sp/cd/re/documents/psframeworkkvol1.pdf (en inglés).

3Robert C. Pianta, Karen M. La Paro, y Bridget K. Hamre, Manual del sistema de puntuación de evaluación en el aula, pre-K (Baltimore, MD: Paul H. Brookes, 2008), 26, High Positive (en inglés)

4Carolee Howes, y Sharon Ritchie, Una cuestión de confianza: Conectar a los maestros y estudiantes en el aula de la primera infancia (Nueva York, NY: Teachers College Press, 2002) (en inglés).

5Robert C. Pianta, Karen M. La Paro, y Bridget K. Hamre, Manual del sistema de puntuación de evaluación en el aula, pre-K (Baltimore, MD: Paul H. Brookes, 2008), 52 – 54, High Productivity (en inglés).

Tema:Preparación escolar

Resource Type: Artículo

Last Updated: June 5, 2018