¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Comprensión y Estructura de los Textos: Saber

Metas para los niños en edad preescolar

  • P-LIT 4. El niño demuestra una comprensión de la estructura narrativa a través de la narración y volviendo a contar cuentos.
  • P-LIT 5. El niño hace y contesta preguntas sobre un libro que se leyó en voz alta.

Prácticas docentes

Cuando hable o use el lenguaje de señas con los niños, use el idioma tribal o del hogar de los niños si puede. Use libros en el idioma del hogar y en las lenguas tribales de los niños, según corresponda.

Interacciones

Lea los libros en voz alta de principio a fin la primera vez que se los muestre a los niños.
"Este es un libro nuevo para nosotros. ¿De qué creen que trata?", pregunta el Sr. Vance mientras sostiene la cubierta para que la vean los niños. Varios niños dicen: "De ratones". Dina los cuenta: "¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete!". Después de hablar de lo que podría tratar el libro, el Sr. Vance comienza: "Este libro se llama Siete ratoncitos van a la escuela y el autor es Haruo Yamashita. El ilustrador es Kazuo Iwamura". El Sr. Vance continúa sosteniendo el libro para que los niños puedan ver las ilustraciones y comiencen a leer.

Lea los mismos libros una y otra vez para que los niños puedan recordar la trama, los personajes y los sucesos.
La cuarta vez que el Sr. Vance lee Siete ratoncitos van a la escuela, los niños le dicen el título del libro, el autor y el ilustrador. Varias veces durante la lectura, se detiene y pregunta: "¿Qué va a pasar después?". A veces hace una pregunta sobre uno de los personajes. Los niños responden con entusiasmo a sus preguntas y se suman con palabras y frases que recuerdan. Pronto, el libro es uno de sus favoritos.

Entorno

Proporcione diferentes títeres y elementos didácticos relacionados con los libros para que los niños puedan volver a contar una historia de un libro o crear una nueva.
Después de muchas lecturas de Sopa de piedras, los niños que asisten a la casa de cuidado infantil familiar de la Sra. Eaton disfrutan volver a contar la historia mientras hacen su propia sopa. La Sra. Eaton ha traído dos ollas de sopa de tamaño normal, varias cucharones, delantales, verduras de juguete, y por supuesto, una piedra. Hay suficientes elementos didácticos para que todos los niños pequeños y en edad preescolar puedan jugar un papel cuando simulan hacer la sopa. Los preescolares "cuentan" la historia mientras hacen la sopa, pero Andrew, de casi 3 años, está callado. Para ayudarlo a participar, la Sra. Eaton le pregunta a Andrew: "¿Me puedes decir qué pasó después de que hiciste tu deliciosa sopa?". 

Tenga cuadernos para que los niños puedan volver a contar historias a través de ilustraciones y escribiendo, según su nivel de desarrollo.
La Sra. Zane sonríe cuando Theo coge un cuaderno en forma de acordeón del centro de escritura y pregunta: "¿Qué es esto? ¿Puedo escribir en él? La Sra. Zane le explica: "La Sra. Harris y yo hicimos algunos libros en forma de acordeón y los pusimos en diferentes áreas de la habitación. Puedes dibujar y escribir historias en ellos. "Quiero escribir una historia para mi yaya", dice Theo. "¡Me parece muy bien!", responde la Sra. Zane. "Puedes escribirle dos historias si quieres: una en este lado de los pliegues y otra en el otro lado. ¿Qué historia te gustaría contarle?".

Individualización

Tenga conversaciones individuales con los niños que se centren en libros leídos en voz alta.
Stephen, de 4 años, se encuentra en el rincón acogedor leyendo Las jirafas no pueden bailar, uno de sus libros favoritos. La Sra. Nuñes se le acerca y le pregunta: "¿Qué es lo que más te gusta de la jirafa?". Stephen responde: "Es tan graciosa". Ella le pregunta: "¿Graciosa cómo?". Stephen se ríe y dice: "¡Baila gracioso!". La Sra. Nuñes dice: "Ya veo. Baila raro". Hace una pausa y agrega: "¿Cómo te gusta bailar a ti? ¿Cómo te sientes cuando bailas?".

Busque materiales hechos o comprados por adultos que les permitan a los niños practicar la secuenciación.
Jesse, de tres años, está aprendiendo sobre la secuenciación. A veces se confunde y vuelve a contar las historias con los sucesos en el orden equivocado. Durante la visita domiciliaria de hoy, su madre, la Sra. Benitez, y su visitadora domiciliaria, la Sra. Velásquez, hacen una serie de tarjetas con imágenes basadas en una de las historias favoritas de Jesse, El camioncito azul. Usando las tarjetas con imágenes, Jesse y su madre tratan de contar la historia en orden de principio a fin. Cuando algunas de las tarjetas están en el orden equivocado, la historia es graciosa, pero no tiene sentido. La Sra. Velásquez asiente y sonríe mientras la Sra. Benitez se ríe y dice: "Oh, Jesse. Creo que cometimos un error. Una de estas fotos está en el lugar equivocado. ¿Puedes arreglarlo?".

Tema:Preparación escolar

Resource Type: Artículo

Last Updated: June 3, 2018