¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Funcionamiento Emocional: Hacer

Prácticas

Pruebe las siguientes prácticas con bebés y con niños pequeños y en edad preescolar. Descubra cómo los visitadores domiciliarios pueden implementar estas prácticas con las familias.

Bebés y niños pequeños

  • Incorpore los sentimientos a la conversación diaria con un bebé o un niño muy pequeño. "Oye el sonido que hace tu sonajero. ¿Te gusta? ¡Sí!" o "Sé que no te gusta sentir frío ni que estás orinado. Vamos a ponerte un pañal fresco y limpio".
  • Valide tanto las emociones positivas como las negativas. "Lisette, ¡hiciste una torre alta! La sonrisa en tu cara me dice que estás orgullosa". "Josh, sé que estás molesto porque es hora de entrar. ¡Te encanta estar afuera! ¿Puedes ayudarme a guardar tu abrigo y tus mitones para que estén listos para la próxima vez?".
  • Describa lo que está viendo y haciendo cuando un niño está molesto para que los niños puedan aprender a reconocer estas señales y ofrecer confort de forma similar. "Tarik se golpeó la rodilla y está llorando. Vamos a darle un poco de hielo para que se ponga en la llalla".
  • Ofrezca opciones cuando un niño esté molesto, como una cobija, un abrazo o un lugar tranquilo para reagruparse. Describa lo que está sucediendo, diciendo cosas como: "Un lugar tranquilo hace que sea más fácil calmarse", para que los niños puedan empezar a entender las estrategias que les funcionan.

Preescolares

  • Haga una pausa antes de reaccionar ante un incidente en el entorno; por ejemplo, un desacuerdo sobre a quién le toca usar el tobogán. Pregúnteles a los niños que estaban involucrados cómo se sienten acerca de lo que ha sucedido. Esto reconoce los sentimientos de los niños y también le da un momento a usted para determinar cómo va a responder.
  • Anime a los niños a darse cuenta de los sentimientos de cada uno y sugiera maneras de ayudar. "Jared, ¿puedes correrte un poco hacia acá? Samantha está construyendo algo con cubos y parece preocupada de que se lo puedan derribar".
  • Prevea lo que podría suceder en una nueva situación y ofrezca garantías de que ayudará a los niños a manejar sus emociones. Por ejemplo, "Tenemos materiales nuevos en el centro de arte, y sé que todos ustedes querrán probarlos. No se preocupen. Todos podrán probarlos en algún momento durante el tiempo del centro".

Visitadores del hogar

Los visitadores del hogar pueden ayudar a los padres a identificar, adaptar y probar las prácticas anteriores durante las visitas domiciliarias y las socializaciones grupales. Aquí encontrará más ideas:

  • Comparta con los padres lo útil que es cuando responden con tacto a las necesidades y emociones de sus hijos y calman a su hijo cuando está enojado. Cuando otras personas satisfacen las necesidades de los niños pequeños, estos empiezan a aprender cómo serenarse y calmarse solos cuando se ven abrumados por la emoción. Los niños que pueden manejar sus emociones son más capaces de concentrarse en explorar, descubrir y aprender nuevas habilidades.1
  • Invite a los padres a compartir sus opiniones y expectativas sobre cómo sus hijos deben expresar y manejar sus emociones y reaccionar ante las emociones de los demás. Por ejemplo, algunas familias y culturas alientan a los niños a ser extrovertidos y expresivos; otros alientan a los niños a ser más reservados.

1Centro Nacional de Recursos de Early Head Start (EHS NRC), Manual de OpenDoors para el visitador del hogar (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, EHS NRC, 2014), capítulo 10,5, Desarrollo social y emocional, Consejos prácticos (en inglés).

Tema:Preparación escolar

Resource Type: Artículo

Last Updated: June 5, 2018