¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Pensamiento Matemático Emergente: Hacer

Prácticas

Pruebe las siguientes prácticas con bebés y niños pequeños. Descubra cómo los visitadores domiciliarios pueden implementar estas prácticas con las familias.

Bebés y niños pequeños1

  • Jugar juegos, cantar canciones, recitar canciones de cuna y leer libros que utilizan números y contar.
    • Sujete a su bebé para que dé saltitos suaves en su regazo o rodilla e invite a los niños pequeños o dar palmas o golpear un tambor a un ritmo constante. El ritmo constante se relaciona a conceptos como contar y la correspondencia uno a uno (p. ej., un rebote o una palmada con el ritmo).
  • Proporcione una variedad de materiales apropiados a la edad para apoyar las exploraciones de los niños con la correspondencia uno a uno, p. ej., recipientes con tapas, marcadores con tapas. Invite a los niños mayores a ayudar a poner la mesa para las comidas y meriendas. Explique que cada lugar en la mesa recibe un plato, taza, servilleta y utensilio.
  • Juegue a juegos sencillos, como "Este pequeño cerdito [This Little Piggy]", "Ábrelos, ciérralos [Open, Shut them]" y "Pat-a-Cake". Juegos como estos ayudan a los bebés y niños pequeños a desarrollar un sentido físico de dónde están en el espacio.
  • Proporcione estructuras móviles u otros objetos móviles simples y seguros para niños muy pequeños. Esto los ayuda a aprender acerca de los objetos y cómo estos se mueven en el espacio.
  • Proporcione materiales y equipo como rompecabezas sencillos, cajas de diversos tamaños, túneles y estructuras para trepar que son adecuadas a la edad de los niños. Estos materiales y equipos para que los niños pequeños físicamente exploren las relaciones espaciales como en, fuera, sobre, debajo, adentro y afuera.
  • Señale cómo los objetos son iguales y diferentes. Dirija la atención de los niños a características tales como color, forma, textura, tamaño y función (cómo se utiliza el objeto).
  • Organice el entorno para ayudar a los niños pequeños a saber dónde están los juguetes y los materiales.
    • Por ejemplo, ponga etiquetas con imágenes y palabras en estantes y recipientes, o ponga las fotos y los nombres de los niños en sus casilleros. Esto ayuda a los niños a practicar ordenar y clasificar.
  • Proporcione grupos de pequeños juguetes y de otros objetos seguros, como conchas y tapas plásticas, que los niños de más edad pueden clasificar y organizar de diversas maneras. Preste atención a cualquier preocupación sobre la seguridad de los juguetes y objetos, cuando los niños pequeños están en grupos de edad mixta con niños más pequeños.
  • Use la charla matemática mientras describe lo que los niños ven y hacen. Por ejemplo:
    • Tienes dos ojos y tu oso, también. Vamos a contar: Uno, dos.
    • Tengo más galletas que tú. Mira, yo tengo tres y tú tienes dos. Voy a comerme una de las mías. ¡Ahora tengo la misma cantidad que tú!
    • Mira, ¡Jason pasó por debajo de la escalera y Aliyah está en la cima!
    • Algunas de las galletas que tenemos para merendar hoy son cuadradas y algunas son redondas.
    • Se pone la tapa grande en la olla grande y la tapa pequeña en la olla pequeña.
    • Vamos a poner las muñecas en la canasta y las bolas en la caja.

Visitadores del hogar

Los visitadores del hogar pueden ayudar a los padres a identificar, adaptar y probar las prácticas anteriores durante las visitas domiciliarias y las socializaciones grupales. Aquí encontrará más ideas.

  • Haga una lluvia de ideas con los padres sobre las muchas maneras en que ya usan las matemáticas y la charla matemática con su hijo y en sus propias vidas. Anime a los padres a usar el(los) idioma(s) que mejor sepan cuando tengan la charla matemática con su hijo.
  • Trabaje con los padres para encontrar juguetes seguros y otros objetos que su hijo pueda usar para hacer juegos de matemáticas; las cocinas y aparadores son a menudo buenos lugares para encontrar estas cosas.
  • Hable con los padres sobre oportunidades durante las rutinas diarias de la casa para que tengan una charla matemática con su hijo. Por ejemplo, la hora de cambiar los pañales, de las comidas y del baño, los paseos por el vecindario y los viajes de compras son tiempos ideales para contar, usar palabras que describen objetos y atraer la atención de los niños a los conceptos espaciales, y describir cómo los objetos son iguales y diferentes.

 


1Centro Nacional de Recursos de Early Head Start (EHS NRC), Hablemos de: Apoyo al aprendizaje temprano de las matemáticas para los bebés y niños pequeños (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, 2012, https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/es/preparacion-escolar/articulo/hablemos-de-apoyo-al-aprendizaje-temprano-de-las-matematicas-para-los.

Tema:Preparación escolar

Resource Type: Artículo

Last Updated: June 5, 2018