¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Salud, Seguridad y Nutrición: Hacer

Pruebe estas prácticas con bebés y con niños pequeños y en edad preescolar. Descubra cómo los visitadores del hogar pueden implementar estas prácticas con las familias.

Bebés y niños pequeños 1, 2, 3

  • Hable con los niños durante el cuidado rutinario, como en el cambio de pañales/higiene, el vestirse, las comidas y la siesta. Describa lo que usted y los niños están haciendo y cómo estas rutinas los mantienen sanos y seguros.
  • A medida que los niños son capaces, anímelos a participar y completar partes de la rutina por su cuenta (p. ej., el bebé levanta los brazos para que pueda quitarse la camisa; el niño busca su "mantita" antes de acostarse en la colchoneta para la siesta).
  • Establezca prácticas para el cuidado de ellos mismos, como lavarse las manos, cepillarse los dientes, manejar los estornudos y la seguridad (p. ej., las reglas para un comportamiento seguro del juego, como no estar de pie sobre las mesas o sillas y no poner objetos pequeños en la boca; el uso de equipos de juego para el interior y el exterior que sean seguros; y que sostengan la mano de un adulto o una soga al cruzar la calle). Use recordatorios verbales, gestos, indicaciones físicas y visuales que sean amables (p. ej., fotos o ilustraciones) para ayudar a los niños a aprender y recordar qué, por qué y cómo hacerlo y cuándo se hace.
    • Asegúrese de seguir las políticas y procedimientos de su programa para promover una buena salud bucal para bebés y niños pequeños. Por ejemplo, limpie los dientes y las encías de un bebé regularmente con un paño limpio, húmedo o un cepillo de dientes con cerdas blandas y una cabeza pequeña hecha para bebés. Ponga un poco de pasta dental fluorada en el cepillo de dientes. Cepille los dientes del niño o ayude al niño a cepillarse. Los niños necesitan ayuda para cepillarse hasta que la coordinación de la mano mejore.
  • Equilibre la seguridad de los niños pequeños al permitirles tomar y manejar los riesgos apropiados de acuerdo con la edad a medida que exploran sus entornos interiores y exteriores. Permita que los niños tomen riesgos seguros en el juego que les ayuda a probar sus límites físicos, desarrollar habilidades motoras perceptivas y a aprender a evitar y adaptarse a entornos y actividades que pueden ser peligrosas.
    • Por ejemplo, si un niño está intentando subir un montículo que es resbaladiza, diga, "Esta colina es resbaladiza. Vamos a subir tranquilamente caminando", en lugar de decir,"ten cuidado, ten cuidado". La primera sugerencia ofrece una orientación concreta sobre cómo manejar un desafío físico; el segundo no lo hace y puede impedir que el niño explore el montículo y su capacidad para subirla.
  • Hable con los padres de los bebés sobre la comida que sus hijos pueden comer. Ofrezca alimentos nuevos a los bebés cuando los padres lo permitan.
  • Sirva todos los alimentos, incluyendo la fruta que se considera a menudo postre, al mismo tiempo. Permita que los niños coman alimentos en el orden o la combinación que prefieran.
  • Durante las comidas, anime a los niños a que le avisen cuando estén satisfechos. Con los bebés, observe sus señales (p. ej., cuando voltean la cara de la botella o la cuchara). El objetivo es que los niños coman lo que necesitan, y que no dejen "el plato limpio".
  • Proporcione utensilios de tamaño pequeño para estimular la autoalimentación. Provea jarras pequeñas y ayude a los niños pequeños a verter el líquido en tazas, según sea necesario.

Preescolares 4, 5

  • Enseñe a los niños una canción para recordarles cómo lavarse las manos. Cante dos veces, "Lávate, Lávate las manos para que estén agradables y limpias. Froten la parte inferior y superior Y los dedos del medio", con la melodía de "Row, Row, Row Your Boat".
  • Presente la idea de los gérmenes invisibles. Ponga un pequeño punto en un trozo de papel y exhíbalo en la pared. Haga que los niños se paren en el lado opuesto de la sala y le digan si pueden ver el punto. Que se acerquen hasta que puedan ver el punto; explique que el punto está allí, pero es tan pequeño que no se podía ver desde el otro lado de la sala. Explique que algunos gérmenes pueden enfermar a la gente y es por eso que las cosas como lavarse las manos, especialmente durante la temporada de gripe, son importantes para mantenerse saludables.
  • Pasee por el barrio y busque las señales de seguridad. Hable con los niños sobre lo que significan las señales y por qué es importante seguirlas.
  • Hable con los niños acerca de las prácticas de juego seguras en los espacios interiores y exteriores. Pídales que creen reglas sencillas (p. ej., tomar turnos en los resbalines; usar casco al montar un triciclo; pararse en el piso y en las mesas). Mantenga un número pequeño de reglas. Proporcione recordatorios amables según sea necesario. Reconozca cuando vea a los niños seguir las reglas y usar prácticas seguras.
  • Equilibre la seguridad de los niños al permitirles tomar y manejar los riesgos apropiados de acuerdo con la edad a medida que exploran sus entornos interiores y exteriores. Permita que los niños tomen riesgos seguros en el juego que les ayuda a probar sus límites físicos, desarrollar habilidades motoras perceptivas y a aprender a evitar y adaptarse a entornos y actividades que pueden ser peligrosas.
    • Por ejemplo, si un niño está intentando colgarse al revés en una barra del patio de juegos, dígale, "Yo voy a estar cerca y mirándote para que puedas colgarte al revés con seguridad," en lugar de, "No hagas eso. Te vas a caer y te lastimarás si lo haces". La primera sugerencia ofrece una orientación concreta sobre cómo manejar un desafío físico; el segundo no lo hace y puede impedir que el niño explore sus habilidades físicas y perceptivas.
  • Promueva el desarrollo del lenguaje ayudando a los niños a aprender qué decir en una emergencia y a quién contarle (p. ej., un oficial de policía o un guardia). Cada niño debe recitar, cantar o firmar su nombre completo y dirección, tanto en inglés como en el idioma de la familia en el hogar.
  • Invite a huéspedes a su clase o proponga salidas para que los niños puedan conocer a los bomberos, los oficiales de policía, los guardias de tránsito, los paramédicos, las patrullas de tránsito y otros auxiliares de seguridad.
  • Utilice actividades para cocinar con el fin de combinar la nutrición con otras áreas de aprendizaje. Por ejemplo, presente vocabulario nuevo usando tarjetas de recetas grandes. Incorpore las matemáticas para la medición de los ingredientes y para contar el producto final. Incorpore la ciencia al notar cómo los ingredientes cambian cuando se agregan líquidos o cuando se cocinan.
  • Programe viajes de campo a jardines, granjas, huertos o árboles frutales cercanos, mercados de productos locales, cocinas, restaurantes, tiendas de comestibles u otros lugares donde se cultiva, se vende o se prepara la comida.
  • Ayude a los niños a experimentar la jardinería cultivando hierbas, frutas o vegetales en macetas (interiores o exteriores).
  • Presénteles diversos alimentos, teniendo en cuenta las alergias relacionadas con los alimentos, las prácticas culturales y las discapacidades físicas. Hable de los alimentos saludables y de tomar buenas decisiones alimentarias.

Visitadores del hogar

Los visitadores del hogar pueden ayudar a los padres a identificar, adaptar y probar las prácticas anteriores durante las visitas domiciliarias y las socializaciones grupales. Aquí hay más ideas. 6, 7

  • Aprenda de los padres sobre sus valores y creencias relacionados con la salud, seguridad y prácticas nutricionales de los niños. Además, pregunte sobre las expectativas que tienen para la independencia de su hijo en torno al cuidado de ellos mismos Por ejemplo, algunos padres pueden alimentar y vestir a su hijo en edad preescolar, mientras que otros animan a su hijo a alimentarse y a hacer algunas tareas de vestir independientemente. Esto le ayudará a ser sensible y proporcionar información y orientación apropiadas cuando hable sobre estos temas.
  • Pregúnteles a los padres acerca de sus reglas de seguridad y lo que hacen para mantener un entorno seguro para sus hijos (p. ej., con los productos de limpieza y las medicina para que se encuentren fuera del alcance, enchufes eléctricos cubiertos, uso apropiado y consistente de asientos de automóvil y cinturones de asiento, sostener la mano al cruzar el calle, seguridad con las armas, etc.). Proporcione recomendaciones y recursos según sea necesario. Sepa qué recursos comunitarios promueven la seguridad, qué puedan ofrecer a los padres y las familias para compartir tal información.
  • Describa la importancia de la supervisión de los adultos. Los niños pequeños pueden aprender guiones (p. ej., "Parar, mirar y escuchar" al cruzar la calle) pero no tienen control de sus impulsos (p. ej., cuando una pelota rueda por la calle, no pueden juzgar con exactitud qué tan lejos están los coches o a qué velocidad van).
  • Hable con los padres sobre la nutrición saludable y comparta estrategias para estimular los hábitos alimenticios saludables de sus hijos.

1 Asociación de Massachusetts para la educación de niños pequeños, Pautas de Massachusetts para el aprendizaje de bebés y niños pequeños en la primera infancia (en inglés) (Boston, MA: Departamento de Massachusetts para la educación y el cuidado en la primera infancia, 2010), 70-72, 149-152, Salud física y bienestar, http://www.eec.state.ma.us/docs1/Workforce_Dev/Layout.pdf (en inglés).

2 Centro Nacional de Salud y Bienestar en la Primera Infancia (NCECHW, sigla en inglés), Salud oral/¿Cómo puede promover una buena salud oral? (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, ECHW, n.d.), https://eclkc.ohs.acf.hhs.gov/sites/default/files/pdf/oral-health-staff-tips-esp.pdf.

3 Brussoni, Mariana, Lise L. Olsen, Ian Pike y David A Sleet, "Juegos arriesgados y seguridad de los niños: Equilibrar las prioridades para un desarrollo óptimo del niño", International Journal of Environmental Research and Public Health 9, núm. 9 ( Septiembre 2012): 3134 – 3148, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/PMC/articles/PMC3499858/ (en inglés).; Chicot, Rebecca, "Cómo desarrollar la habilidad de tomar riesgos para su niño pequeño", Essential Parent (n.d.), https://www.essentialparent.com/lesson/how-to-develop-good-risk-taking-skills-in-your-toddler-2210/ (en inglés).

4 Departamento de Educación de California, Marco del currículo de preescolar de California Volumen 2 (Sacramento, CA: autor, 2011), 234–237, Hábitos para la salud, 253-275, Seguridad y nutrición, http://www.cde.ca.gov/sp/cd/re/documents/psframeworkvol2.pdf (en inglés).

5 Brussoni, Mariana, Lise L. Olsen, Ian Pike y David A Sleet, "Juegos arriesgados y seguridad de los niños: Equilibrar las prioridades para un desarrollo óptimo del niño", nternational Journal of Environmental Research and Public Health 9, núm. 9 ( Septiembre 2012): 3134–3148, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/PMC/articles/PMC3499858/ (en inglés).; Wilkinson, Rachel, "Juego arriesgados al aire libre para todos", Outdoor Learning in the Early Years (blog), n.d., https://earlyyearsoutdooreducation.wordpress.com/outdoor-risky-play-for-all/ (en inglés).

6Centro Nacional de Recursos de Early Head Start (EHS NRC), Manual de OpenDoors para el visitador del hogar (Washington, DC: HHS, ACF, OHS, EHS NRC, 2014), Capítulo 10.3, Salud y desarrollo físico, Consejos prácticos (Physical Development and Health, How To) (en inglés).

7 Departamento de Educación de California, Marco del currículo de preescolar de California Volumen 2 (Sacramento, CA: autor, 2011), 225–256, Desarrollo físico, http://www.cde.ca.gov/sp/cd/re/documents/psframeworkvol2.pdf (en inglés).

Last Updated: August 3, 2018