Pruebas diagnósticas y evaluaciones funcionales

Revisar y reflexionar sobre la información de la observación

dos mujeres consultan papeles y archivos mientras una niña juega cercaUna vez que los maestros, los visitadores del hogar y los proveedores de cuidado infantil familiar obtienen datos sobre cada niño, tienen que hacer algo con esos datos. Como parte de la etapa del ciclo de evaluación continua del niño, Agregar y Analyzar,1 el personal docente revisa los datos y reflexiona sobre lo que significan. El personal se hace preguntas sobre lo que dice la información sobre el desarrollo, los intereses y las necesidades de los niños. Las respuestas a estas preguntas conducen a individualizar la atención y el currículo.

Hay muchas preguntas que el personal se puede hacer. Por ejemplo:2

  • ¿En qué habilidad o actividad del desarrollo parece estar trabajando el niño?
  • ¿Qué estrategias usa el niño para jugar con diferentes juguetes?
  • ¿El niño se involucra con objetos o personas de manera diferente a como lo hizo hace un mes? ¿Qué ha cambiado? ¿Qué no ha cambiado?
  • ¿Mis acciones y las acciones de otros adultos que interactúan con el niño afectan los resultados de la experiencia del niño? ¿De qué forma?
  • ¿Cómo se relaciona la información con las metas del niño, con las metas de la familia y con las metas de preparación escolar del programa?
  • ¿Qué otra información necesito?
  • ¿Qué preguntas tengo para la familia del niño?

El personal que se toma el tiempo para reflexionar puede determinar los gustos y aversiones de los niños, lo que hace que el niño se sienta cómodo o incómodo, cómo el niño aborda tareas y situaciones familiares y desconocidas, etc. También comienza a ver y seguir las tendencias en el crecimiento y desarrollo de los niños.

Aunque [el personal] no puede saber con certeza lo que un niño está aprendiendo de una experiencia dada, la calidad de la participación del niño se puede observar y es un indicador de si una experiencia en particular está captando o no la atención y el interés del niño... Reflexionar sobre los detalles de la experiencia de un niño contribuye a una comprensión más profunda del proceso de desarrollo [del niño], lo que conduce a un currículo más personalizado e individualizado. 3

Durante el proceso de reflexión, la interpretación del significado del comportamiento y las interacciones de los niños se vuelve más relevante. Estas interpretaciones e ideas generan la historia de cada niño. La historia de cada niño sirve de guía para la práctica receptiva.

Jennifer, de 4 meses de edad y nueva en el programa, lloraba siempre en el mismo tono agudo. Nos costaba saber lo que quería. ¿Dormir? ¿Comida? ¿Consuelo? Un chupón no ayudaría; Jennifer no usaba chupón. Los padres de Jennifer comentaron que les estaba costando establecer un horario regular de siesta o alimentación. También les resultaba difícil entender lo que su bebé estaba tratando de comunicarles.

Francamente, estábamos perdidos. Empezamos a ver a Jennifer como una "niña difícil", pero sabíamos que tenía que haber una explicación. Así que hicimos un plan con los padres de Jennifer. Empezamos a observarla con detenimiento y a llevar notas de observación detalladas. Incluso la grabamos en video. Los padres de Jennifer también la observaron de cerca y compartieron sus observaciones durante los horarios de llegada y recogida.

Después de unas dos semanas de observación, de probar varias estrategias y de intercambiar información, comenzamos a notar diferencias sutiles en su llanto y sus movimientos corporales. Junto con los padres de Jennifer, comenzamos a descubrir lo que significaban los llantos y los movimientos de Jennifer y a responder en consecuencia. Los episodios de llanto de Jennifer comenzaron a disminuir a medida que sabíamos lo que necesitaba y cuándo lo necesitaba. ¡Esta experiencia de veras nos hizo creer en la observación!

Las familias siguen siendo una importante fuente de información durante el proceso de reflexión. Estas pueden responder preguntas y ayudar al personal a interpretar también lo que podrían significar los comportamientos y las interacciones de los niños. También pueden seguir compartiendo lo que han observado en casa y, en muchos casos, las estrategias que les funcionan.

1 Oficina Nacional de Head Start, Evaluación continua de los niños: Una guía para los líderes del programa (en inglés).

2 Iniciativa Nacional de Cuidado Infantil para Bebés y Niños Pequeños, Currículo para bebés/niños pequeños, 21 (en inglés).

3Ibid.