Pruebas diagnósticas y evaluaciones funcionales de los niños

Conclusión

dos niños se abrazan mientras una mujer los miraLa observación es una de las herramientas más poderosas que tienen los maestros, los visitadores del hogar y los proveedores de cuidado infantil familiar para crear relaciones con los bebés, los niños pequeños y sus familias. Es la vía para ver a cada niño como un individuo único y como un estudiante capaz. Aprender el arte de la observación y cómo esta sirve de guía para el cuidado receptivo y la individualización implica tiempo, esfuerzo y práctica. Sin embargo, los beneficios que se obtienen en cuanto a resultados positivos para los niños y sus familias, así como en cuanto al aumento del profesionalismo del personal, justifican el esfuerzo.