¿De qué manera apoyan los cuidadores y maestros el lenguaje hablado y el vocabulario?