Posiciones para el cepillado dental para su niño con discapacidad

Algunos niños con discapacidades necesitan ayuda adicional para cuidar sus dientes. Hay muchas maneras de colocar a un niño para el cepillado, las cuales pueden cambiar con la edad del niño y dependerán de la condición física o médica del niño. Pruebe diferentes posiciones para cepillar los dientes de su niño para encontrar una que funcione para su niño y para usted.

Descargar el PDF

Mujer cepillando los dientes de su hijo discapacitado¡La preparación para la escuela comienza con la salud!

Sugerencias para diferentes posiciones para cepillar los dientes de su niño:

  • En el piso. Coloque a su niño sentado en el piso. Siéntese justo detrás de él o ella, en una silla o banco. Incline la cabeza del niño hacia su regazo. Si el niño no se sienta quieto, coloque suavemente sus piernas sobre los brazos del niño para mantenerlo quieto. También puede recostar al niño en el piso con la cabeza sobre una almohada o encima del regazo. Póngase de rodillas o siéntese detrás de la cabeza del niño. Si es necesario, use un brazo para mantenerlo quieto.
  • En una silla tipo bolsa llena de pelotitas. Si el niño no puede sentarse, colóquelo en una silla tipo bolsa llena de pelotitas. Use la misma posición descrita anteriormente para un niño sentado en el piso.
  • En una cama o sofá. Recueste al niño sobre una cama o sofá, con la cabeza en su regazo. Sostenga la cabeza y hombros del niño con su brazo. Si el niño no permanece quieto, otra persona puede sujetarlo con cuidado de las manos y pies. 
  • En una silla o silla de ruedas. Colóquese de pie detrás de la silla o silla de ruedas. Use su brazo para soportar la cabeza del niño contra la silla o silla de ruedas o contra el cuerpo de usted. Puede usar una almohada para poner al niño más cómodo. O siéntese detrás de la silla o silla de ruedas e inclínela hacia atrás sobre su regazo. Recuerde bloquear las ruedas de la silla de ruedas.
  • Atención: algunos niños producen saliva adicional cuando se cepillan los dientes. Para evitar que el niño se atragante con la saliva, asegúrese de que la cabeza del niño no esté muy inclinada hacia atrás. Cualquiera que sea la posición que escoja para cepillarle los dientes, mantenga la cabeza del niño erguida o virada hacia un lado. Eso ayudará a evitar que la saliva entre por la garganta del niño. Esta precaución es especialmente importante con los niños que no tienen un buen reflejo de tragar o no pueden controlar bien su lengua.

Crédito de la foto: © Thinkstock

Tema:Salud oral

Palabras clave:Higiene bucal

Resource Type: Publicación

National Centers: Salud y Bienestar en la Primera Infancia

Last Updated: September 11, 2018