Servicios para niños que no califican para IDEA

Maestra de Head Start cargando a un niño mientras habla con otroLas Normas de Desempeño del Programa Head Start (HSPPS, sigla en inglés) requieren que todos los niños tengan acceso a toda la gama de actividades y servicios de Head Start. La HSPPS 45 CFR §1302.60 afirma que los programas deben satisfacer las necesidades de los niños con discapacidades, incluidos aquellos que pueden ser elegibles para los servicios de conformidad con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, sigla en inglés). Los programas también deben apoyar a los niños que podrían estar en riesgo de tener retrasos en el desarrollo o discapacidades, pero no califican para los servicios de conformidad con IDEA. Infórmese sobre cómo apoyar a los niños que no califican para los servicios de IDEA con esta viñeta Normas en la práctica (PDF en inglés).

Descargar el PDF

La Norma de Desempeño del Programa Head Start, 45 CFR §1302.61 (a) y (b) requiere que los programas satisfagan las necesidades de los niños con discapacidades, incluidos, entre otros, aquellos elegibles para servicios de conformidad con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, sigla en inglés). También requiere que todos los niños tengan acceso a toda la gama de actividades y servicios. Los programas deberán proveer las modificaciones necesarias al entorno, muchos formatos diferentes para la instrucción y modificaciones individualizadas para apoyar a los niños con y sin discapacidades. De hecho, mientras un niño está pasando por el proceso para determinar la elegibilidad para IDEA, los programas deben proporcionar servicios y apoyos individualizados para satisfacer las necesidades del niño. Además, los programas también deben apoyar a los niños que pueden tener retrasos en el desarrollo o correr riesgo de sufrir discapacidades, pero no califican para los servicios de conformidad con IDEA. Este conjunto de informes trata sobre las responsabilidades que los programas Head Start y Early Head Start tienen en relación con la prestación de servicios adicionales para niños que no son elegibles de conformidad con IDEA, y cómo apoyar los programas para que lo hagan. Comparte diferentes opciones de planes que apoyan a los niños en las aulas, durante las socializaciones en grupo o durante las visitas al hogar. Este resumen describe la experiencia de un coordinador de servicios para discapacitados que decide cómo proporcionar servicios adicionales a un niño que no calificó para los servicios de conformidad con IDEA. Es una pieza complementaria a la Hoja informativa: Servicios para niños que no califican para IDEA, que describe las leyes y enfoques pertinentes al decidir cómo proporcionar apoyo adicional a los niños que lo necesitan.

¿Qué es IDEA?

  • Los niños que califican para los servicios de conformidad con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, sigla en día) son elegibles para recibir esos servicios como se indica en el Programa de Educación Individualizada (IEP, sigla en inglés) o un Plan de Servicios Familiares Individualizados (IFSP, sigla en inglés).
  • Los niños a partir de 3 años están cubiertos por la Parte B de IDEA (en inglés). Un niño se considera elegible si requiere educación especial y servicios relacionados. De conformidad con la Parte B, los niños con alguna discapacidad reciben una Educación Pública Apropiada Gratuita (FAPE, sigla en inglés) que se adapta a sus necesidades individuales. Las agencias de educación locales deben ofrecerles educación especial y servicios relacionados a los niños que califican.
  • Los niños menores de 3 años están cubiertos por la Parte C de IDEA (en inglés), la cual proporciona pautas para determinar la elegibilidad para los servicios de intervención temprana. La Parte C solo proporciona servicios de intervención temprana y no garantiza un FAPE, pero sí indica que los servicios deben prestarse en el "entorno natural" del niño; es decir, en el lugar donde el niño pasa la mayor parte del tiempo.

Niño pequeño haciendo un proyecto de arte con pegamento y papel para manualidades rojoLa situación actual

Tameka es coordinadora de servicios para discapacitados en Spruce Mountain Head Start, donde se ofrecen Early Head Start y Head Start. A principios de este año, Sarah, una maestra principal en un aula de Head Start, tuvo una conversación con Tameka. Le preocupaba Ethan, de 4 años, un estudiante de su aula. Ethan era un niño brillante al que le costaba prestar atención durante la hora del círculo. Con frecuencia pinchaba y molestaba a otros niños que se sentaban a su lado en círculo. Durante las transiciones, vagaba por el aula o jugaba con los bloques, ignorando a sus maestros. Se emocionaba mucho cuando llegaba el momento de pasar a la siguiente actividad, y llegaba a tirarse al suelo llorando, gritando y pateando. Sarah considera que este comportamiento es muy perturbador para el salón de clases. Tameka también supo que los padres de Ethan habían visto reacciones emocionalmente intensas similares en él durante las transiciones en casa. Y le describieron la forma en que Ethan reaccionó durante una transición reciente de la cena a la hora del baño. Tameka sabía que había diferentes maneras de proporcionarle apoyo adicional a Ethan. Sabía que tendría que trabajar en estrecha colaboración con los maestros y los padres de Ethan para recopilar información y decidir qué enfoque lo apoyaría mejor.

Tameka sabía que necesitaba obtener más información sobre el comportamiento de Ethan en el hogar y la escuela para entender mejor las preocupaciones de sus maestros y familiares. Primero, les pidió a los maestros de Ethan descripciones más detalladas sobre su comportamiento. Ella ya sabía que las transiciones eran difíciles para él, pero se enteró de que esto era especialmente difícil cuando Ethan tenía que dejar de jugar en los centros y recoger. Además, podía prestar atención a la hora del círculo durante unos cinco minutos, y luego comenzaba a pinchar a sus compañeros, lo que creaba conflictos que interrumpían la hora del círculo. Esta información ayudó a Tameka a reducir la hora del día en que debía observarlo en el salón de clases. Hizo una Evaluación del Comportamiento Funcional (FBA, sigla en inglés) durante la transición a la hora del círculo desde los centros, durante la hora del círculo y luego durante la transición de la hora del círculo al desayuno. Hacer una FBA ayudaría a Tameka a entender lo que estaba sucediendo en el aula justo antes de que comenzaran las dificultades de Ethan (los antecedentes del comportamiento), cómo era exactamente el comportamiento (cuánto tiempo duró, cuán intenso fue) y qué sucedió después (las consecuencias del comportamiento). También recibiría información del consultor de salud mental (MHC, sigla en inglés) que observa el salón de clases con regularidad. Revisó la evaluación de la prueba de comportamiento realizada a principios de año, y les pidió a los maestros y familiares de Ethan que completaran una escala de calificación más profunda, centrándose en el comportamiento de Ethan. Esto ayudaría a Tameka a entender las preocupaciones de los maestros y familiares de Ethan en comparación con otros niños de su edad.

Maestras sentadas en el suelo con niños pequeñosLa situación: Los próximos pasos

Después de probar varias estrategias para apoyar a Ethan, Sarah y la familia de Ethan seguían preocupadas. Juntos, acordaron que el siguiente paso sería crear un Plan de Acción Infantil basado en la FBA, y luego remitir a Ethan para una evaluación por el sistema escolar para ver si calificaba para los servicios de IDEA. Si se considera elegible, el sistema escolar trabajaría con la familia de Ethan y crearía un Programa de Educación Individualizada (IEP, sigla en inglés) que detalle los servicios especializados que el sistema escolar ofrece a los niños con discapacidades. El Plan de Acción infantil sirvió de guía para las estrategias que los maestros y la familia de Ethan utilizaron durante el período intermedio mientras se llevó a cabo la evaluación. En última instancia, los resultados de la evaluación mostraron que Ethan no cumplía con los criterios de discapacidad de conformidad con IDEA y, por lo tanto, no calificaba para los servicios de IDEA. Sin embargo, dado que Ethan todavía lo estaba pasando mal en el aula, Tameka sabía que ella y el MHC tendrían que monitorear la situación de cerca y actualizar el Plan de Acción Infantil según fuera necesario.

La solución: La historia continúa

Tameka programó una reunión con los maestros y los padres de Ethan, el gerente de educación del programa y el MHC para revisar los resultados de la evaluación e identificar de dos a tres comportamientos objetivo y metas para Ethan. Estas metas se incorporarían al Plan de Acción Infantil y lo prepararían para las transiciones y la participación satisfactorias durante la hora del círculo. Tameka planeó trabajar con el MHC para proporcionar la mayor parte del apoyo a Sarah y su equipo. El gerente de educación ofrecería a los maestros apoyo adicional, y la familia de Ethan también proporcionaría ideas y comentarios valiosos para garantizar un uso constante de las estrategias en el hogar y la escuela. El equipo recopiló sus ideas para las metas de comportamiento de Ethan en casa y en el aula, así como estrategias para apoyar estas metas. Algunas estrategias que el equipo discutió incluían el uso de un cronograma de imágenes y advertencias de transición con señales visuales, el modelado de los maestros para respirar profundo cuando Ethan comenzara a frustrarse y sentarlo junto al maestro durante la hora del círculo. El equipo también decide usar los elogios específicos según el comportamiento y el acceso a la actividad favorita de Ethan como refuerzo cuando el niño demuestra los comportamientos obejtivo recogidos en el plan. Tameka y el MHC actualizaron el Plan de Acción Infantil con las metas y estrategias e incluyeron una matriz de actividades que el equipo docente podría utilizar para organizar estrategias y recopilar datos continuos a lo largo del día. A continuación, el equipo firmó el plan y se propuso implementar estos apoyos estructurados para Ethan. Tameka les recordó a todos que toma tiempo cambiar el comportamiento, por lo que tendrían que reunirse con frecuencia para discutir cómo estaba funcionando el plan y si necesitaban hacer algún cambio. Tameka también marcó su calendario para reunirse con Sarah, así como con la familia de Ethan, dentro de unas tres semanas para ver cómo iban las cosas en casa. Por último, Tameka escribió una breve nota en el sistema de seguimiento del programa sobre las metas y estrategias en el plan de Ethan y el cronograma para comprobar su progreso.

Recursos seleccionados

Last Updated: August 13, 2019