¡Usted es el mejor maestro! Interacciones receptivas con los niños pequeños

En este resumen, infórmese sobre cómo la interacción social receptiva de los adultos es clave para el aprendizaje temprano de los niños. Encuentre la información más actualizada para responder a: "¿Qué dicen las investigaciones?", "¿En qué consiste?" y "¡Pruebe con esto!". Explore Conexión en casa, un recurso complementario que ofrece consejos fáciles de seguir para que las familias creen relaciones con los niños y apoyen su aprendizaje temprano (PDF en inglés).

Descargar el PDF

Una mujer y un niño juegan con un bebéLos niños aprenden mejor de las interacciones sociales ricas y receptivas con otras personas. Estas interacciones permiten que los niños y adultos compartan la atención y creen lazos. En esas interacciones, los adultos pueden usar andamios cognitivos para el aprendizaje de los niños.

Lo que debe recordar

  1. Los niños pequeños aprenden mejor de adultos confiables y receptivos.
  2. El aprendizaje tiene lugar durante las interacciones en tiempo real.
  3. Los niños aprenden mejor cuando usted responde de manera regular a sus necesidades.

¿Qué dicen las investigaciones?

  • El cuidado receptivo se basa en las interacciones sociales con los niños. Estas interacciones fomentan la confianza y la seguridad emocional. También apoyan la participación, el aprendizaje y otros resultados positivos de un niño que persisten en la adultez.
  • Crear una relación sólida con al menos un cuidador receptivo y consistente es esencial para que los niños adquieran habilidades emocionales y sociales, así como para sus habilidades cognitivas y de resolución de problemas.
  • Las relaciones tempranas sólidas también ayudan a los niños a volverse resilientes cuando se enfrentan al estrés en la vida.
  • Los niños pequeños aprenden mejor de los seres humanos reales. ¡La televisión y otros tipos de pantallas no pueden sustituirlos! Las investigaciones destacan la importancia de las interacciones con los adultos para el aprendizaje de idiomas, las habilidades de imitación y el desarrollo de la memoria.
  • Responder de forma regular a los niños de una manera interactiva también ayuda a los niños a aprender. Cuando los adultos responden a los gorgoritos y balbuceos de un bebé, los bebés responden con sonidos del lenguaje aun más avanzados. El poder de las interacciones no se limita al primer año de vida. Todos los niños pequeños aprenden mejor de las interacciones.

¿En qué consiste?

  • Los niños crean relaciones con los adultos a través de las actividades cotidianas. Cada vez que los cuidadores juegan con los niños, hablan con ellos y prestan atención a lo que les interesa, la relación entre el niño y el adulto se fortalece.
  • Desde una edad muy temprana, los niños miran a los ojos de los adultos para ver lo que les interesa a estos y lo que es importante. Cuando los adultos y los niños comparten la atención, están aprendiendo y creando la relación.
  • Los niños muchas veces imitan el comportamiento de los adultos. Lo hacen para aprender sobre el mundo y para comportarse como los adultos que admiran.
  • A los niños les emociona interactuar con personas con las que están familiarizados y que son importantes para ellos. Observe cómo los niños miran cómo un cuidador se mueve alrededor de una habitación. Mantenga la relación desde cualquier parte de la habitación, diciéndole al niño lo que está haciendo.
  • Las interacciones son más poderosas cuando la respuesta del adulto es inmediata y depende del comportamiento del niño. Esto significa que las respuestas regulares son importantes y deben hacer avanzar la conversación.
  • Un adulto no tiene que responderle inmediatamente a un niño siempre. Pero es importante darle respuestas regulares a lo largo del tiempo.

¡Pruebe con esto!

  • Responda cuando los niños traten de llamar su atención. Usted puede confirmar que los escucha, incluso si no puede cumplir con su solicitud de inmediato.
  • Ayude a los padres a estar presentes con sus hijos. Durante las visitas al hogar, elimine las distracciones que podrían dividir la atención de los padres.
  • Reflexione sobre cómo integrar la cultura de la familia a las conversaciones sobre el cuidado receptivo con ellos.
  • Anime a los padres a buscar los momentos cotidianos que se pueden usar para las interacciones cara a cara. Como por ejemplo, los momentos en que se cambia el pañal o cuando van en el auto o en el autobús.
  • Si un padre parece dudar de si hablar o no con su bebé antes de que use palabras, dígale que incluso responder a los balbuceos de un bebé es importante. Todas estas interacciones contribuyen a la relación entre el cuidador y el niño.
  • Reflexione sobre cómo usted ya casualmente responde a los niños y cómo podría mejorar su receptividad.

Más información:

Conexión en casa

Los niños aprenden mejor de las interacciones sociales ricas y receptivas. Pasar tiempo juntos en casa proporciona muchas oportunidades para los momentos de aprendizaje y creación de lazos. Estos son algunos consejos que puede seguir.

Reaccione y reflexione

Los niños se sienten apoyados cuando usted escucha y responde. Responda cuando su hijo solicite su atención. Reconozca que lo escucha, incluso si no puede cumplir con su solicitud de inmediato.

Conviértase en un imitador

Practique la imitación con juegos como "Simón dice". Incluso puede hacer rodar una pelota hacia adelante y hacia atrás. Las interacciones ayudan a crear relaciones saludables y lazos sólidos.

Mírenlo juntos

Use un libro de ilustraciones para crear una nueva historia. ¿Qué está sucediendo en las ilustraciones? Pídale a su hijo que contribuya a la historia. Use el libro para comenzar una conversación. Hable de temas como sobre los sentimientos o hacer nuevos amigos.

Preparen una merienda juntos

Preparar alimentos juntos puede ser una experiencia divertida y nueva. Hable de lo que observa. ¿Qué colores ve? ¿Cuáles son los olores, las texturas y los sabores de los alimentos que está usando?

Last Updated: February 22, 2019