Principio 1: Cada persona está arraigada en la cultura