Principio 5: Cada persona tiene el derecho de mantener su propia identidad mientras adquiere las habilidades que se requieren para desenvolverse dentro de nuestra diversa sociedad