Principio 6: Los programas eficaces para niños que hablan un idioma que no es el inglés necesitan fomentar el desarrollo continuo del primer idioma del niño, mientras se facilita su adquisición del inglés