Principio 7: La programación culturalmente pertinente requiere de personal que sea receptivo y refleje a la comunidad y a las familias a quienes entrega servicios