COVID-19 y la comunidad de Head Start

Financiamiento y flexibilidades administrativas

La mayoría de los establecimientos y comunidades de Head Start han estado cerrados durante varias semanas y puede que permanezcan cerrados por algún tiempo más. La OHS espera que los programas tomen medidas que sean factibles, razonables y seguras en términos de continuar proporcionando servicios e implementando sistemas de administración y supervisión. La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica (CARES, sigla en inglés) incluyó $750 millones para los programas, de conformidad con la Ley Head Start, con el fin de apoyar actividades preventivas, de preparación y receptivas durante la pandemia. Durante la emergencia COVID-19 se encontrarán disponibles diversas flexibilidades administrativas para los concesionarios de Head Start. Los programas deben mantener la documentación pertinente para fundamentar cualquier variación en sus prácticas fiscales normales hechas para responder al brote del COVID-19. Esta sección se actualiza regularmente con las orientraciones y los recursos más relevantes. Todos los recursos publicados se encuentran en Actualizaciones recientes.

Financiamiento

La Ley CARES de 2020 (P.L. 116-136), puso $750 millones a disposición de los programas, de conformidad con la Ley Head Start, que incluyen hasta $500 millones con el propósito de operar programas de verano suplementarios. Todo el financiamiento de la Ley CARES, incluidos los fondos para programas de verano voluntarios, se distribuirán como financiamiento a título excepcional según una fórmula basada en las matrículas subvencionadas de cada concesionario. La OHS proporciona orientación actualizada para que todos los concesionarios puedan responder a las circunstancias únicas y en constante evolución dentro de sus comunidades durante la pandemia COVID-19 en la ACF-PI-HS-20-04 Actualización de Financiamiento de los fondos suplementarios para el año 2020 en respuesta a la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Flexibilidades administrativas

La OHS no considerará responsable a los programas de los requisitos tales como las pruebas diagnósticas, las evaluaciones, las recopilaciones de datos y las matrículas que no sean posibles de realizar durante los cierres actuales. Debido a los impactos del COVID-19, el Informe de Datos Actualizados del Programa (PIR, sigla en inglés) 2019-2020 no será solicitado este año. LA OHS tiene la intención eliminar la carga de la presentación de informes del PIR, así como eliminar cualquier confusión sobre cómo podrían ser recogidos e interpretados ciertos elementos del PIR cuando se cierran los programas.

La OHS espera que los programas mantengan registros de los servicios que proporcionaron y los que no se proporcionaron. A muchos concesionarios les ha resultado útil unirse a la comunidad de MyPeers para discutir situaciones particulares con sus colegas.

Tenga en cuenta que no se eximirá ningún requisito de Head Start o de las HSPPS cuando el incumplimiento resulte en un riesgo irrazonable para la salud y la seguridad de los niños, o constituya fraude o mal uso de los fondos federales. Los concesionarios deberán garantizar la seguridad de los niños bajo su cuidado y la responsabilidad financiera de los fondos y la propiedad.

EL ACF-IM-HS-20-03 Flexibilidades fiscales por la enfermedad por coronavirus 2019 proporciona orientación relacionada con las flexibilidades fiscales y las exenciones que afectan a las solicitudes de subvenciones, las extensiones sin costo, los costos permitidos, la extensión de ciertos plazos, la adquisición, las aprobaciones previas, los índices de costos indirectos y los envíos de auditoría única.

Además, la orientación de ACF-HS-IM-19-01 Flexibilidades generales para la recuperación ante desastres se aplica a los programas afectados por COVID-19. Aunque no hay exenciones formales para el número de días de servicio prestado a través de programas basados en el centro, o el número de visitas al hogar y socializaciones proporcionadas a través de programas basados en el hogar, no se espera que los programas compensen por los días perdidos debido al COVID-19.

Las siguientes exenciones están disponibles, según lo dispuesto en la Ley de Head Start:

  • Los programas pueden solicitar una exención de la totalidad o de parte de su participación no federal del 20 % en base a emergencias o desastres porque otras organizaciones podrían verse incapacitadas de proporcionar las contribuciones habituales a los concesionarios de Head Start durante este tiempo.
  • Los programas pueden solicitar una exención de la limitación de costos administrativos del 15 % si se necesita atención adicional de la administración del programa para responder al brote del COVID-19.
  • La contratación puede llevarse a cabo sin utilizar las prácticas competitivas habituales del concesionario si es necesario para responder al COVID-19.

Preguntas y respuestas

P: ¿Cómo se hará responsable a los programas de los requisitos tales como las pruebas diagnósticas, las evaluaciones, las recopilaciones de datos y las matrículas?
A: La mayoría de los establecimientos y comunidades de Head Start han estado cerrados durante varias semanas y puede que permanezcan cerrados durante algún tiempo. La OHS espera que los programas tomen medidas que sean factibles, razonables y seguras en términos de continuar proporcionando servicios e implementando sistemas de administración y supervisión. La OHS no considerará responsable a los programas de los requisitos que no sean posibles de cumplir durante los cierres actuales. La OHS espera que los programas mantengan registros de los servicios que proporcionaron y los que no se proporcionaron. A muchos concesionarios les ha resultado útil unirse a la comunidad de MyPeers para discutir situaciones particulares con sus colegas.

Tenga en cuenta que no se eximirá ningún requisito de Head Start o de las HSPPS cuando el incumplimiento resulte en un riesgo irrazonable para la salud y la seguridad de los niños, o constituya fraude o mal uso de los fondos federales. Los concesionarios deberán garantizar la seguridad de los niños bajo su cuidado y la responsabilidad financiera de los fondos y la propiedad.