COVID-19 y la comunidad de Head Start

La importancia de los horarios y las rutinas

Un horario publicado en una pared dentro de una guarderíaLas actividades familiares pueden proporcionar tranquilidad tanto para los adultos como para los niños durante momentos difíciles e inciertos. Al igual que los adultos, los niños se sienten más seguros cuando sus actividades diarias son predecibles y familiares. Un horario diario que es constante con rutinas detalladas proporcionan a los niños un día predecible. Los horarios y rutinas en el entorno de cuidado grupal y en el hogar ayudan a los niños a:

  • sentirse en control de su entorno;
  • sentirse seguros y cómodo;
  • saber lo que está sucediendo ahora y lo que viene después;
  • saber cómo realizar una actividad o tarea;
  • participar en el aprendizaje.

¿Por qué son importantes las rutinas y los horarios?

Cuando los bebés y los niños pequeños son parte de actividades y rutinas familiares, desarrollan relaciones con las personas con las que interactúan y ganan un sentido de pertenencia y confianza en sí mismos.

A medida que los niños mayores y los niños pequeños crecen, pueden seguir rutinas, demostrar una independencia emergente y adaptarse para cambiar más fácilmente.

Los entornos motivadores y predecibles y las interacciones positivas entre adultos y niños son necesarios para promover el desarrollo social y emocional de los niños y prevenir los comportamientos desafiantes. Usted puede ayudar siguiendo horarios y rutinas claras y simples. (Hemmeter, Ostrosky y Fox 2006).

Asociarse con las familias para establecer horarios y rutinas

  • Manténgalo simple. Pregúnteles a las familias acerca de las cosas que hacen todos los días. ¡No tienen que hacer nada nuevo!
  • Para empezar, ayude a los miembros de la familia a dividir una de sus tareas programadas en pasos para crear la rutina.
  • Anime a las familias a que dejen que sus hijos ayuden. Por ejemplo, pregunteles a los padres si hay partes de la rutina que el niño puede hacer por sí mismo o con un poco de ayuda, y déjelo hacerlo.
  • Hágales saber a los padres que revisar el horario cada mañana y durante el día con sus hijos les ayuda a estar preparados para lo que va a suceder a continuación.
  • Recuerdeles a las familias que mantengan la rutina y el horario lo más similar posible todos los días.
  • Hágales saber a los padres que también deben ser flexibles. Usted puede decir algo como, "Los planes cambian porque suceden cosas", pero dé a su hijo una advertencia con anticipación si las cosas van a ser diferentes. Hágales saber lo que va a pasar.
  • Anime a los padres a ofrecer una opción en las actividades o en los pasos de una rutina siempre que sea posible. 

¿Cuál es la diferencia entre un horario y una rutina?

Un horario representa el panorama general e incluye las principales actividades que ocurren a lo largo del día.

Las rutinas son los pasos necesarios a seguir para completar las diferentes partes del horario.

Restablecimiento de horarios y rutinas cuando los programas se reinicien

  • Vuelva a enseñar y recuerdeles a los niños lo siguiente:
    • Los horarios y las rutinas con el uso de objetos visuales.
    • Los pasos en las rutinas comunes de cuidado grupal, como sentarse en el círculo y lavarse las manos.
  • Tenga en cuenta los cambios en los horarios por no haber estado en el programa.
  • Revise el horario al comienzo de cada día.
  • Consulte el horario antes y después de las actividades durante el día. 
  • Modele los pasos y permita que los niños practiquen.
  • Proporcione comentarios positivos y descriptivos cuando los niños intenten seguir o tener éxito en seguir la rutina.

Hemmeter, Mary Louise; Michaelene Ostrosky y Lise Fox. "Fundamentos sociales y emocionales para el aprendizaje temprano: Un modelo conceptual de intervención" (en inglés) .Revisión de Psicología Escolar 35(4) (2006): 583–601.