COVID-19 y la comunidad de Head Start

Vacunación para las familias de Head Start

La comunicación regular, honesta y respetuosa con las familias es una piedra angular de la participación de la familia en Head Start. Sus estrategias de participación y los canales actuales de comunicación con las familias proporcionan excelentes vías para hablar sobre la vacunación. Los programas también pueden considerar nuevas ideas para promociones dirigidas que apoyen a las familias de Head Start para que se pongan la vacuna contra el COVID-19.

Vacunación para niños de 5 a 11 años

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, sigla en inglés) de Estados Unidos ahora recomiendan que los niños de 5 a 11 años de edad se vacunen contra el COVID-19 con la vacuna pediátrica pfizer-BioNTech.Las familias que eligen la vacunación para ellos y sus hijos son socios fundamentales que protegen sus comunidades, incluida la mayoría de nuestros niños de Head Start que aún no son elegibles para ser vacunados. Se alienta al personal de Head Start a involucrar a las familias en conversaciones de apoyo e informativas sobre la seguridad y los beneficios de vacunar a los niños de 5 a 11 años.

Confíe en sus estrategias de compromiso familiar para abordar la vacunación de los niños de Head Start que cumplen 5 años, así como de los hermanos mayores. Muchas familias están tratando de decidir qué es lo correcto para ellos. Anime a las personas para que busquen información adicional y hablen con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener información.

Encuentre una vacuna pediátrica contra el COVID-19 para niños de 5 a 11 años en https://www.vacunas.gov/.

Acerca de la vacuna

El 29 de octubre del 2021, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), sigla en inglés autorizó el uso de emergencia de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 que incluyen a los niños de 5 a 11 años. La autorización se basó en la evaluación exhaustiva y transparente de los datos por parte de la FDA, que incluyó aportes de expertos independientes del comité asesor que votaron masivamente a favor de que la vacuna esté disponible para los niños de este grupo de edad.

La vacunación fue casi 91 % efectiva en la prevención del COVID-19 entre los niños de 5 a 11 años.En los ensayos clínicos, los efectos secundarios de la vacuna fueron leves y similares a los observados en adultos y con otras vacunas recomendadas para niños. El efecto secundario más común fue dolor en el brazo.

Las vacunas contra el COVID-19 se han sometido, y continuarán sometiéndose, al monitoreo de seguridad más intensivo en la historia de Estados Unidos.Vacunar a los niños ayudará a protegerlos de contraer COVID-19 y reducir el riesgo de tener enfermedades graves, hospitalizaciones o desarrollar complicaciones a largo plazo por COVID-19.

Recursos federales

Divulgación de la vacunación contra el COVID-19 entre las familias y la comunidad

La Oficina Nacional de Head Start(OHS, sigla en inglés) anima a los programas Head Start a trabajar dentro de sus comunidades para vacunar a las personas. Vacunarse es la forma más segura de protegerse y de proteger a las personas con las que viven y trabajan para evitar que contraigan el COVID-19. También es una parte clave para promover Adelante, Head Start y volver a ofrecer unos servicios en persona seguros e integrales.

Explore los siguientes ejemplos de actividades de divulgación y apoyo a las vacunas que los programas Head Start pueden considerar.

Convertirse en un vacunatorio adonde puedan ir las familias. Algunos programas han abierto sus puertas para convertirse en vacunatorios y han coordinado con sus departamentos de salud local, farmacias y centros de salud para administrar la vacuna. Siga este enlace para explorar relatos exitosos de vacunas desde el terreno.

Considere estrategias para apoyar a los padres y cuidadores que tienen efectos secundarios temporales de las vacunas. Entre estas estrategias y apoyos están:

  • Que los socios comunitarios proporcionen comidas a la familia.
  • Programar las campañas de vacunación a principios de la semana para que los niños estén bajo el cuidado de Head Start mientras el miembro de la familia se recupera de cualquier efecto secundario.
  • Ofrecer otros recursos y materiales disponibles para fomentar la vacunación.

Adaptar y divulgar los mensajes de la vacuna contra el COVID-19 (en inglés y español) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, sigla en inglés) que se ajusten a su programa. Usted sabe lo que mejor funciona con las familias de su programa. Considere:

Ampliar o crear nuevos canales de comunicación sobre la vacunación con las familias. Cree espacios y lugares para que las familias hagan preguntas sobre la vacunación contra el COVID-19. Considere:

  • Crear encuestas anónimas para comprender mejor el número de personas que se han vacunado, piensan vacunarse, están indecisas o han optado por no vacunarse. Uno de los programas supo que las familias estaban preocupadas por la seguridad de las vacunas y la forma en que se crearon. Entonces utilizaron esa información para centrar su estrategia en la formulación de mensajes clave y determinar qué miembros confiables de la comunidad podrían hablar sobre la seguridad de las vacunas con las familias y el personal.
  • Organizar reuniones virtuales públicas para compartir información y escuchar a las familias. Durante una de estas reuniones públicas, el director de un programa descubrió las dificultades que sus familias estaban teniendo cuando trataban de inscribirse para vacunarse. Como resultado de esa reunión, crearon un equipo que se encargaría de inscribir a las familias y programar sus citas.

Comunicarse con los departamentos de salud y clínicas locales. Para informar a las familias de manera eficaz, los programas Head Start pueden compartir artículos, publicaciones de blogs y mensajes de redes sociales de los socios de salud comunitarios. Incluya actualizaciones sobre las iniciativas locales de vacunación contra el COVID-19 durante las reuniones virtuales públicas, reuniones del Consejo de políticas y reuniones de padres, y a través de los boletines informativos, redes sociales o correos electrónicos que envíe a las familias.

Unirse a MyPeers para conectarse e interactuar con colegas en la comunidad de la primera infancia. Trabajen juntos para generar y compartir estrategias para involucrar a las familias. ¡Su historia de éxito puede servir como formato para ayudar a los demás!