COVID-19 y la comunidad de Head Start

Vacunación para niños de Head Start

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, sigla en inglés) de Estados Unidos ahora recomiendan que los niños de 6 meses a 4 años se vacunen contra el COVID-19. Lograr que las vacunas estén disponibles para niños menores de 5 años es otro hito importante en las iniciativas de nuestro país para proteger a más niños, a sus familias y a nuestras comunidades durante la pandemia.

El hecho de que la vacuna esté disponible para niños menores de 5 años no afecta los requisitos de vacunas y mascarillas en la Disposición final provisional con período de comentarios (en inglés) (IFC, sigla en inglés). En este momento, los programas Head Start deben continuar cumpliendo con los requisitos establecidos en la IFC en todos los estados que no estén sujetos a medidas cautelares preliminares.

La Oficina Nacional de Head Start (OHS, sigla en inglés) desea asegurarse de que todas las familias tengan acceso a información confiable sobre la vacuna para niños y que todas las familias puedan ponerse la vacuna. Las investigaciones han demostrado que muchas veces las familias se sienten más cómodas hablando con proveedores de salud y de la primera infancia que están en sus comunidades y en los que confían, y que las familias sienten esa comodidad con los profesionales de su programa Head Start. Al ser uno de los mejores proveedores de servicios de salud, participación familiar y educación temprana en nuestro país, la comunidad de Head Start es un recurso esencial para fomentar el acceso de las familias a importantes recursos y apoyos de salud para los niños pequeños.

La comunicación regular, honesta y respetuosa con las familias es una piedra angular de la participación de la familia en Head Start. Sus estrategias de participación y los canales actuales de comunicación con las familias proporcionan excelentes vías para hablar sobre la vacunación. Los programas también pueden considerar nuevas ideas para promociones dirigidas que apoyen a las familias de Head Start para que se pongan la vacuna contra el COVID-19.

Vacunación para niños de 6 meses a 5 años

Los CDC ahora recomiendan que los niños de 6 meses a 5 años se vacunen contra el COVID-19 con las vacunas de Moderna o Pfizer-BioNTech para niños. Los niños reciben una dosis más pequeña de la vacuna contra el COVID-19 que los adolescentes y adultos, que es la cantidad adecuada para su grupo de edad.

  • En el caso de la vacuna para niños contra el COVID-19 de Moderna, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, sigla en inglés) enmendó la autorización de uso de emergencia (EUA, sigla en inglés) para incluir el uso de la vacuna en niños de 6 meses a 5 años. Anteriormente se había autorizado una versión de la vacuna solo para adultos de 18 años o más.
  • En el caso de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19, la FDA enmendó la EUA para incluir el uso de la vacuna en niños de 6 meses a 4 años. Anteriormente se había autorizado la vacuna solo para niños de 5 años o más.

Las familias que deciden vacunarse y vacunar a sus hijos son aliados cruciales a la hora de proteger a sus comunidades, incluida a la mayoría de nuestros niños de Head Start que ahora son elegibles para vacunarse. Se alienta al personal de Head Start a involucrar a las familias en conversaciones informativas y de apoyo en torno a la seguridad y los beneficios de vacunar a los niños de 6 meses o más.

Recurra a sus estrategias de participación familiar para abordar la vacunación de los niños de Head Start. Muchas familias están tratando de decidir qué es lo correcto para ellos. Anime a quienes deseen información adicional a que hablen con el proveedor de atención de la salud de su hijo para conocer más detalles.

Encuentre una vacuna contra el COVID-19 para niños de 6 meses a 5 años en vacunas.gov.

Acerca de las vacunas

El 17 de junio de 2022, la FDA autorizó el uso de emergencia de las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 para incluir a niños de 6 meses a 4 años. La evaluación y el análisis llevado a cabo por la FDA sobre la seguridad, la eficacia real y los datos de elaboración de estas vacunas fueron rigurosos y completos, lo que respalda las EUA. La agencia determinó que los beneficios demostrados y potenciales de las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 superan los riesgos demostrados y potenciales en las poblaciones pediátricas para las que se ha autorizado el uso de cada vacuna. Antes de tomar la decisión de autorizar estas vacunas para las respectivas poblaciones pediátricas, se consultó al Comité Asesor independiente sobre Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (en inglés) de la FDA, quien votó a favor de las autorizaciones.

La vacuna para niños contra el COVID-19 de Moderna se administra siguiendo un esquema principal de dos dosis, con un mes de por medio, a niños de 6 meses a 5 años. La vacuna también está autorizada para administrarse siguiendo un esquema principal con una tercera dosis al menos un mes después de recibir la segunda dosis, en aquellos niños que se encuentran en este grupo de edad y se les han diagnosticado ciertos tipos de inmunodeficiencia.

La vacuna para niños contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech se administra siguiendo un esquema principal de tres dosis, en el que las dos dosis iniciales se administran con tres semanas de por medio, seguidas de una tercera dosis al menos ocho semanas después de la segunda dosis en personas de 6 meses a 4 años. La misma vacuna se administra a niños de 5 años siguiendo un esquema principal de dos dosis administradas con tres semanas de por medio.

Las vacunas contra el COVID-19 se han sometido, y continuarán sometiéndose, al seguimiento por seguridad más intensivo de la historia de Estados Unidos. Vacunar a los niños ayudará a protegerlos para que no contraigan el COVID-19 y a reducir el riesgo de presentar un cuadro grave de la enfermedad, hospitalizaciones o de sufrir complicaciones a largo plazo por COVID-19.

Recursos federales

Divulgación de la vacunación contra el COVID-19 entre las familias y la comunidad

La presencia del COVID-19 está animando a los programas Head Start a trabajar dentro de sus comunidades para vacunar a las personas. Vacunarse es la forma más segura de protegerse y de proteger a las personas con las que viven y trabajan para evitar que contraigan el COVID-19. También es una parte clave para promover Adelante, Head Start y volver a ofrecer unos servicios en persona seguros e integrales.

Explore los siguientes ejemplos de actividades de divulgación y apoyo a las vacunas que los programas Head Start pueden considerar.

Promover y apoyar las conexiones entre las familias y los profesionales de la salud de confianza que los atienden. La confianza entre los padres y los profesionales de la salud siempre es fundamental para las familias con niños pequeños, y es particularmente importante cuando los padres tienen que sopesar y considerar la seguridad y los beneficios que la vacuna para niños les traerá a sus hijos. Continúe conectando a las familias con el proveedor de atención de la salud de su hijo para que tengan acceso a más detalles sobre la vacunación contra el COVID-19. Determine las preferencias de atención médica de las familias y deles prioridad a aquellos apoyos que fortalezcan las conexiones de estas con los proveedores de atención médica de confianza que las atienden.

Divulgar la iniciativa de vacunación entre las familias. Cree espacios y lugares para que las familias aprendan y hagan preguntas y para que los programas compartan información sobre la vacuna contra el COVID-19. Recurra a sus estrategias y actividades demostradas para forjar relaciones de compromiso familiar. Cuando lleve a cabo las actividades de divulgación, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Hable con las familias, de forma individual y en grupos, sobre la seguridad y los beneficios de vacunar a los niños de 5 años o menos. Considere la posibilidad de incorporar esta información en los procesos de admisión y evaluación familiar o de organizar reuniones virtuales públicas para escuchar a las familias y compartir información.
  • Recurra a su Comité Asesor de los Servicios de Salud, gerentes de servicios de salud, consultores de salud de cuidado infantil o enfermeras tituladas para compartir información y promover el acceso a las vacunas.
  • Involucre a los miembros interesados del Consejo de políticas para diseñar estrategias con el fin de transmitir la información de boca en boca para compartir datos sobre la vacuna con otros padres y familias.
  • Invite a profesionales de salud de confianza a las orientaciones del programa, reuniones de padres y eventos del programa para hablar sobre la vacuna.
  • Forme equipos para asistir a las familias que planean vacunar a sus hijos, ayudándolas a hacer citas con proveedores de confianza.

Convertirse en un vacunatorio adonde puedan ir las familias. Algunos programas han abierto sus puertas para convertirse en vacunatorios Han coordinado con sus departamentos de salud local, clínicas, farmacias, centros de salud que reciben fondos federales y otros proveedores de atención médica con sede en la comunidad para administrar la vacuna. Siga este enlace para explorar relatos exitosos de vacunas desde el terreno.

Ampliar o crear nuevos canales de comunicación sobre la vacunación con las familias. Para muchos programas Head Start ha sido útil incluir preguntas relacionadas con la vacuna en sus encuestas anónimas para los padres, encuestas de autoevaluaciones y recopilación de datos relacionados con la evaluación de la comunidad. Los programas pueden usar esta información para asegurarse de que en realidad entienden los intereses, preocupaciones y preguntas de las familias sobre la vacuna para niños y planificar en consecuencia. A medida que formule sus mensajes, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Recurra a su Comité Asesor de los Servicios de Salud, gerentes de servicios de salud, consultores de salud de cuidado infantil o enfermeras tituladas para adaptar los mensajes pertinentes de los CDC. Consulte Vacunación para niños contra el COVID-19 (en inglés).
  • Cree sus propias publicaciones en las redes sociales o adapte el Kit de herramientas para las redes sociales de #AdelanteHeadStart con la información pertinente sobre la vacuna, incluida la información sobre dónde ponérsela.
  • Cree pósteres, botones y pegatinas para que el personal y las familias los usen en actividades y los lleven en la ropa para crear conciencia en la comunidad.

Comunicarse con los departamentos de salud y clínicas locales. Para informar a las familias de manera eficaz, los programas Head Start pueden compartir artículos, publicaciones de blogs y mensajes de redes sociales de los socios de salud comunitarios. Incluya actualizaciones sobre las iniciativas locales de vacunación contra el COVID-19 durante las reuniones virtuales públicas, reuniones del Consejo de políticas y reuniones de padres, y a través de los boletines informativos, redes sociales o correos electrónicos que envíe a las familias.

Únase a MyPeers para conectarse e interactuar con colegas en la comunidad de la primera infancia. Trabajen juntos para generar y compartir estrategias para involucrar a las familias. ¡Su historia de éxito puede servir como formato para ayudar a los demás!