¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Consejos sobre la universidad para el personal de Head Start

El desarrollo profesional es importante para el personal de Head Start, especialmente porque constantemente existen nuevos avances para prestar servicios de atención y educación de calidad para los niños. El personal de Head Start puede utilizar esta hoja de consejos mientras hacen planes para continuar su educación. Esta ofrece información sobre cómo prepararse para la universidad y las cosas a considerar al implementar los objetivos de desarrollo profesional.

Consejo núm. 1 Tómese su tiempo para tomar su decisión.

La universidad es una gran inversión en tiempo, energía y dólares. Reconozca que usted está haciendo una inversión personal. Vaya a la universidad para "usted mismo," no para mantener un trabajo, cumplir con la expectativa de alguna para usted o para hacer que alguien se sienta orgulloso de usted. Es importante ser sincero con uno mismo – usted quiere asistir a la universidad para usted y cree que va a obtener algo de la experiencia y la educación que le beneficiará el resto de su vida.

Consejo núm. 2 Tómese el tiempo para mirar hacia el futuro en su vida.

¿Qué clase de trabajo quiere tener en cinco años? ¿Se ve a sí mismo como "persona con carrera"? ¿Planea permanecer en el campo de la atención y educación temprana? ¿Piensa quedarse en su comunidad actual durante los próximos años? Entonces haga la gran pregunta: "¿Qué hará una educación universitaria para aumentar la calidad de mi vida laboral y la calidad de mi vida personal en los años venideros?" Una vez que tenga la respuesta, estará listo para decidir acerca de ir a la universidad.

Consejo núm. 3 Pregúntese, "¿Qué tan preparado estoy para ir a la universidad?"

Examine su actitud y sentimientos. ¿Tiene dudas acerca de ir a la universidad? ¿Tiene reacciones basadas en experiencias que tuvo hace cinco años? ¿O hace veinte años? ¿Alguien le dijo que no "tiene madera de universitario"? Recuerde que usted es una persona diferente hoy y tendrá diferentes experiencias como estudiante. La mayoría de los adultos que regresan a los estudios encuentran que les cuesta menos estudiar.

Consejo núm. 4 Sea sincero consigo mismo acerca de sus habilidades para estudiar.

Esto puede parecer sencillo, pero realmente, las habilidades del estudio son destrezas. Si no las utilizamos por un tiempo, desvanecen. Si no hemos tenido buen coaching, nuestras habilidades pueden permanecer sin explotar.

Para hacer frente a los cursos universitarios, es necesario poder hacer varias cosas – leer libros y artículos complejos, presentar ideas de manera clara y lógica, escribir trabajos que tengan sentido y sean gramaticalmente correctos, y usar las matemáticas. No deje que esto le asuste. Hay ayuda de varias fuentes. Tome una serie de pruebas de evaluación para determinar qué habilidades necesita fortalecer. Averigüe si la universidad tiene cursos sobre las habilidades de estudio. Pregúntele a la universidad los tutores. Encuentre maneras en el trabajo y en el hogar de aumentar la cantidad de lectura que usted hace. Ofrezca hacer presentaciones cortas para su equipo de trabajo o para su iglesia. Escriba sus ideas antes de presentarlas.

Consejo núm. 5 Aprenda tanto como pueda sobre los diferentes tipos de opciones de la universidad.

En el mundo actual de la educación superior, los estudiantes tienen más opciones que nunca. Y la elección que haga dependerá de su propio estilo de aprendizaje y las exigencias de su vida personal. Algunas de las opciones incluyen:

  • Facultades técnicas del área
  • Colegios comunitarios
  • Universidades estatales
  • Colegios privados y universidades
  • Clases por correspondencia

Consejo núm. 6 Haga una gira por las universidades que le interesa.

Planee caminar alrededor del campus, almorzar en el centro estudiantil, recoger catálogos y folletos que describen los servicios estudiantiles, y pasar a la oficina de gestión de carreras o la oficina de inscripciones para hacer preguntas.

Consejo núm. 7 Aproveche todo el apoyo que le ofrece la universidad antes de matricularse.

Cada Universidad tiene asesores y consejeros que pueden responder a sus preguntas e incluso le dan información que usted no sabía que necesitaba, tal como:

  • Orientación profesional
  • Ayuda para encontrar becas y ayuda financiera
  • Formas de planificar el calendario de sus cursos para satisfacer sus necesidades personales
  • Información sobre diferentes cursos y los requisitos para los títulos
  • Maneras de potenciar habilidades (como matemáticas) antes de tomar cursos a nivel universitario

Consejo núm. 8 Haga un plan de carrera para usted.

Enumere sus metas de la carrera y del trabajo. ¿Qué tipo de trabajos desea? ¿Dónde quiere trabajar? ¿Qué tipo de compensación quiere: salario, beneficios, calidad de vida laboral? Lleve este plan al consejero de la universidad y pida ayuda para poner su plan universitario dentro de un plan de su vida más grande.

Consejo núm. 9 Manténgase enfocado.

Cada vez que se oiga decir: "¡Esto es demasiado trabajo! ¿Por qué? voy a tener 30 (40, 50, 60, o 70) años antes de terminar la universidad", recuerde que usted va a ser mayor de todos modos. ¿Por qué no tener la educación universitaria con la que has soñado cuando llegue a esa edad avanzada?

Consejo núm. 10 Reúna un equipo de apoyo fuerte a su alrededor – un escuadrón de animadores universitarios.

La mayoría de nosotros necesitamos "compañeros de estudio", y algunas universidades incluso hacen que sea parte del programa. Encuentre un modelo a seguir o mentor, alguien que establecerá el estándar y le aconsejará. ¡Todas estas maravillosas personas harán que logre sus metas fácilmente!

Tema:Recursos humanos

Resource Type: Artículo

Last Updated: February 6, 2018