Crystal Swinton

–  Crystal Swinton, madre y graduada de Head Start, Coral Springs, FL

Crystal Swinton with students

En 1984, mi hermano gemelo y yo asistimos a un programa de Head Start en Lynchburg, Virginia. Todavía recuerdo el aula, la maestra, su nombre y lo bien que la pasé aprendiendo. Desafortunadamente, después de ese momento, olvidé una parte de mi niñez para reducir el dolor. Crecimos con una madre soltera y luchamos con la pobreza toda nuestra infancia; incluso tuvimos falta de hogar, y durante unos meses, cuando tenía 7 años, estuvimos viviendo en un aula, en el sótano de una vieja iglesia.

En 1996, siendo adolescente, di a luz a mi primer hijo, pero continué estudiando para terminar la escuela secundaria en una escuela alternativa. En 1999, mi hijo asistió a Head Start y yo comencé a trabajar para Head Start como asistente de maestro mientras asistía al colegio comunitario local. Unos años más tarde, empecé a cuidar niños en mi casa como proveedora de cuidado infantil con licencia y, en el 2012, terminé mi licenciatura en ciencias y seguí estudiando hasta recibir mi maestría en enseñanza y aprendizaje. Durante este tiempo, mientras terminaba mi maestría, trabajé para una agencia llamada Family Central Inc., que apoya a las familias y a los niños. Mientras trabajaba allí, fui coach de mentoría para instalaciones de cuidado infantil y coach de STEAM para ayudar a los maestros a implementar las actividades de ciencia y arte en sus aulas. Cuando terminó la subvención, continué con la agencia como maestra principal, apoyando a programas educativos de la primera infancia con las evaluaciones y observaciones. En agosto de 2016, tuve el honor de participar en el Congreso de Head Start y Early Head Start de Miami-Dade como presentadora, hablando sobre la importancia de las interacciones maestro-niño. Cada cierto tiempo recuerdo lo agradecida que estoy con Head Start. La iniciativa de Head Start siempre estará en mi corazón porque es el lugar en el que comencé a interactuar con el mundo y marcó una diferencia en mi vida. Gracias por la oportunidad de compartir mi historia.