¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Kelly Compton

–  Kelly Compton, coordinadora de educación de niños en edad preescolar/escolar, Consejo de servicios rurales, Logan County, OH

Kelly Compton with adult children

Cuando leí por primera vez acerca de Head Start en el periódico, tenía 23 años. Llevaba casada casi cuatro años y tenía dos niños: uno de 3 años y otro de 1 año. Era, y todavía soy, una apasionada del éxito de mis hijos.

Head Start sería precisamente eso: una ventaja en su aprendizaje. Cada niño tendría su propia experiencia en Head Start. La naturaleza extrovertida de mi hija la ayudó a adaptarse rápidamente al entorno de preescolar y los maestros aprovecharon su afán de querer aprender siempre. Esto fomentó en ella el impulso de ser una aprendiz permanente y le sirvió de apoyo para tener una experiencia exitosa en la escuela pública.

Mi hijo, por otra parte, hizo trabajar mucho a los maestros. Tuvo dificultades con la autorregulación, el interés y la atención. Aunque mi hijo era un desafío, pudieron ver más allá de sus comportamientos y descubrieron su gran sentido del humor y su enorme curiosidad sobre el mundo. Los maestros de Head Start ayudaron a determinar que mi hijo era un estudiante cinestésico y encontraron formas de hacerlo participar para que mantuviera el interés y la atención. Este apoyo positivo le haría mucho bien, a medida que avanzaba por el sistema de escuelas públicas. Aunque la idea original era ayudar a los niños, Head Start terminó por ayudarme mucho a mí.

Los maestros de Head Start vieron algo en mí que yo no había detectado todavía: una aptitud y una pasión por la educación en la primera infancia. Me animaron a que trabajara como voluntaria, a que participara en el grupo de padres y en el Consejo de Políticas y por último, a que solicitara una posición con Head Start en el condado de Hardin, en Ohio. Después de varios años de trabajar allí y en una guardería infantil local, solicité una posición de asistente de maestro en el Consejo de servicios rurales, la agencia de Head Start en el condado de Logan, Ohio, y otros ocho condados.

Literalmente "crecí" con Head Start y el Consejo de servicios rurales. La posición de asistente de maestro fue solo la punta del iceberg para mí. El Consejo de servicios rurales emplea a muchas personas dedicadas que encarnan la filosofía de Head Start sobre la educación en la primera infancia y que influyeron en mi carrera profesional, además de en mi vida en general. A lo largo de los últimos 15 años con el Consejo de servicios rurales y Head Start, me han alentado y apoyado para que complete mi título de asociado y después mi licenciatura, además de que me han dado puestos dentro de la agencia de cada vez mayor responsabilidad. Ha sido una experiencia de asistente a maestra principal, a coordinadora del área y finalmente, a la posición que tengo ahora como coordinadora de educación en edad preescolar/escolar de los nueve condados.

Por la experiencia que tuve como madre de Head Start, le puedo aportar empatía a mi papel dentro de la agencia. Honestamente puedo decirles: "Yo sé por lo que usted está pasando" o "Yo sé cómo se siente" a los padres de los niños a los que ofrecemos servicios. Sé de primera mano lo que es tener bajos recursos, ser una madre joven y tener un hijo que representa un desafío. Conozco las alegrías y los disgustos de ser padre. También he aprendido el valor de defender algo. No solo fui defensora de mis propios hijos, sino de otros niños también, porque todos los niños merecen igualdad de oportunidades para crecer, aprender y tener éxito y tener adultos motivados que se pongan de pie y hagan que se escuchen las voces de los niños.

De todas las personas que han enriquecido mi vida y mi carrera, he aprendido a predicar con el ejemplo y a compartir la experiencia y el conocimiento con los demás. Me esfuerzo cada día para apoyar y compartir mi experiencia con mis compañeros y con los nuevos miembros del personal, como otros han hecho conmigo con su ejemplo y a través de tutoría.

Por cierto, mis hijos también han crecido. Mi hija está casada y ya tuvo a nuestro primer nieto. Ha hecho un alto en su carrera en educación en la primera infancia para estar a tiempo completo con su hijo en estos años de formación. Mi hijo pronto se convertirá en supervisor de turnos en una planta de producción cercana. ¡Todos nos hemos beneficiado de las experiencias maravillosas que hemos tenido y seguimos teniendo con Head Start!